Espectáculos

Acusa Ratajkowski al cantante Robin Thicke de haberla ‘manoseado’

La actriz y modelo hizo la revelación en un extracto de su próximo libro autobiográfico

Agencia Reforma

domingo, 03 octubre 2021 | 20:22

Tomada del video | Emily Ratajkowski y Robin Thicke

Ciudad de México— Emily Ratajkowski acusó al cantante Robin Thicke de haberla "manoseado" durante el rodaje del video musical del sencillo "Blurred Lines", de 2013, en el que ella apareció junto a dos modelos más.

La modelo, de 30 años, quien apareció en topless en el videoclip sin censura, hizo la revelación en un extracto de su próximo libro autobiográfico, que tituló "My Body", publicado por The Sunday Times.

En el texto, Ratajkowski escribe que inicialmente disfrutó trabajar en el video musical, que contó con un equipo de mujeres, hasta que ella y Thicke, de 44 años, estuvieron solos en el set.

"De repente, de la nada, sentí la frialdad y la extrañeza de las manos de un extraño ahuecando mis pechos desnudos desde atrás", escribió. "Instintivamente me alejé y volví a mirar a Robin Thicke".

"Él sonrió con una sonrisa tonta y se tambaleó hacia atrás, con los ojos ocultos detrás de las gafas de sol. Mi cabeza se volvió hacia la oscuridad más allá del set. La voz de la directora, Diane Martel, se quebró cuando me gritó: '¿Estás bien?'".

Según los informes, Martel confirmó el relato a The Sunday Times.

"Grité con mi voz muy agresiva de Brooklyn: '¿Qué diablos estás haciendo, eso es todo? ¡Se acabó el rodaje!'", recordó la realizadora. "Robin se disculpó tímidamente. Como si supiera que estaba mal sin entenderlo. ¿Cómo se habría sentido por Emily".

La cineasta agregó que "todo había sido muy dulce y agradable" hasta entonces, y amenazó con cerrar la producción, pero cuando habló con Ratajkowski, la modelo "fue muy profesional y dijo que podíamos continuar".

Emily agregó que Thicke estaba "un poco borracho" y "no parecía estar disfrutando de la misma manera" durante la filmación.

La también actriz escribió que el incidente la hizo sentir "desnuda por primera vez ese día" y que estaba "desesperada por minimizar" el peso de la situación.

"Empujé mi barbilla hacia adelante y me encogí de hombros, evitando el contacto visual, sintiendo el calor de la humillación bombear a través de mi cuerpo", señaló. "No reaccioné, no realmente, no como debería haberlo hecho".

"Con ese único gesto, Robin Thicke les había recordado a todos en el set que las mujeres no estábamos a cargo. Yo no tenía ningún poder real como la chica desnuda bailando en su video musical. No era más que el maniquí contratado".

Aunque Martel pretendía subvertir la dinámica de poder con el video, con las modelos semidesnudas "burlándose de él y de la mirada masculina", el sencillo ha sido analizado durante mucho tiempo por supuestamente promover la cultura de la violación.

La canción le valió a Thicke dos nominaciones a los premios Grammy y pasó 12 semanas consecutivas en la cima del Billboard Hot 100.

close
search