Escaparate

¿Por qué nos sentimos cansados y tristes cuando llueve?

El mundo está dividido entre los que aman y los que odian la lluvia

Agencias

domingo, 04 julio 2021 | 16:39

No estás deprimido ni enfermo, esta es la explicación de por qué te sientes somnoliento y triste cuando llueve.

El mundo está dividido entre los que aman y los que odian la lluvia; posiblemente estos últimos sean propensos a odiarla porque la lluvia les hace sentirse agotados, tristes y somnolientos. Si eres uno de esos, relájate, no estás enfermo; es algo completamente normal con una explicación científica.

El sonido que hace la lluvia al golpear el suelo puede ser muy relajante para muchas personas, pero lidiar con él afuera puede ser un verdadero dolor de cabeza. Primero que nada, tenemos que usar ropa especial; ya sabes, botas de lluvia, impermeables, bufandas, chaquetas, etc. La lluvia se interpone en el camino de todos, y hay muchos más accidentes de los habituales, tanto caídas como accidentes automovilísticos. ¡La lluvia crea caos! Pero, ¿por qué sucede esto?

La lluvia ejerce una extraña energía sobre nosotros. Algunos pueden pensar, ¡qué bueno que está lloviendo! Recargará los ríos y lagos, y regará nuestros cultivos y plantas, pero para muchos, la lluvia nos hace sentir deprimidos. Muchos de nosotros odiamos ver el cielo gris y somos demasiado perezosos para levantarnos de la cama. Trabajar desde casa suena como el mejor plan del mundo; mantener el calor, no tener que ducharse, tomar algo caliente para comer y escuchar el sonido de la lluvia a través de la ventana, pero la mayoría de las veces no tenemos esa posibilidad y salir a la lluvia fría se convierte en un infierno.

Debemos aclarar que no existe una investigación definitiva que demuestre que la lluvia y el cansancio estén relacionados, pero hay una clara evidencia de que el clima afecta a casi todos nuestros sentidos. Sin embargo, existe algo llamado trastorno afectivo estacional, que es un trastorno del estado de ánimo que presenta síntomas generalmente durante las épocas frías y oscuras del año.

La luz solar estimula el nervio óptico, disminuye la producción de melatonina y aumenta la serotonina, una hormona que nos mantiene de buen humor; como resultado, somos más activos. Pero en los días en que no hay luz solar, y en cambio, el cielo está gris, la estimulación disminuye, provocando que nos sintamos somnolientos e incluso tristes.

Todos conocemos el olor de la tierra húmeda, ¿no es así? Ese olor característico es relajante e incluso adictivo. Nos hace sentir menos estresados. Cuando deja de llover huele a ozono, una molécula de tres átomos de oxígeno que nos recuerda a nuestras sábanas recién lavadas, lo que significa que nuestro cerebro lanza las señales para descansar.

El sonido de la lluvia también es bastante agradable. Cierra los ojos y escúchalo; probablemente te quedarás dormido en unos minutos. El ritmo de la lluvia se llama 'ruido rosa' y, dado que está en el rango de baja frecuencia, puede ayudarlo a conciliar el sueño y mantenerse relajado.

¿Qué dices, amas la lluvia o la odias porque te sientes cansado e incluso triste?  

close
search