Escaparate

Hornear, una terapia para reducir el estrés

requiere que pongamos nuestra atención en el aquí y el ahora

Excélsior

martes, 14 abril 2020 | 16:22

Ciudad de México— Hornear es una de las actividades más recreativas y relajantes que incluso podría servir como una forma de meditación debido a la precisión que requiere preparar galletas, pastel o algún biscocho. 

En la panadería y la pastelería no se puede improvisar, el más mínimo cambio en alguna receta podría poner los bollos en riesgo o terminar con un pastel quemado, mal amasado, demasiado dulce o incluso muy duro.

Hornear, requiere que pongamos nuestra atención en el aquí y el ahora, en enfocarse en los ingredientes y en la forma como se van mezclando y colocando, en este caso, el orden de los factores si podría afectar el producto.

Los simples movimientos repetitivos de amasar son de gran ayuda para relajar a las personas y si agregamos que el pastel o panque horneado será compartido con personas importantes para la vida de quien se dio a la tarea de hornear, se convierte en una tarea gratificante.

Hornear proporciona una sensación de logro, además de que permite crear, controlar y disfrutar algo concreto una vez que hayamos terminado de preparar el producto para después degustarlo como una recompensa, de ahí que esta actividad ayude a reducir la ansiedad.

Una vez que pruebas tu creación,  experimentarás los sabores, texturas y la decoración, de ahí que hornear, sea además un potencializador de la creatividad.

Y por último, una de las grandes satisfacciones de hornear es que regalas tus creaciones a otras personas y también a ellas las harás felices.

Así que ya lo sabes, pon en práctica esta divertida terapia durante estos días de confinamiento y disfruta de la atención plena que hornear te permitirá.