Escaparate

EU extenderá embargo pesquero a México por nula protección a vaquita marina

Las organizaciones defensoras del medio ambiente tratan de forzar a la administración de Trump a tomar una decisión sobre su demanda interpuesta desde 2014, para prohibir la compra de todos los pescados y mariscos capturados en México

Agencias

Excélsior

jueves, 11 junio 2020 | 12:34

Ciudad de México.- La tormenta perfecta cae sobre los pescadores de México, que viven una severa crisis por la emergencia sanitaria del Covid-19, y que en breve podrían enfrentar nuevas restricciones comerciales por parte de Estados Unidos, para la exportación de sus productos, debido a la nula actuación del gobierno de nuestro país para salvar a la vaquita marina de la extinción.

Las organizaciones defensoras del medio ambiente, Centro para la Diversidad Biológica y el Instituto de Bienestar Animal tratan de forzar a la administración de Donald Trump a tomar una decisión sobre su demanda interpuesta desde 2014, para prohibir la compra de todos los pescados y mariscos capturados en México, con base en la llamada Enmienda Pelly.

De esta forma, el actual embargo pesquero contra nuestro país que pesa sobre la región del Golfo de California, hábitat de la vaquita marina, se extendería a los 17 estados costeros de la República Mexicana.

Lo anterior tendría impactos económicos demoledores, ya que el 44.2 por ciento de la pesca de exportación de México va para el mercado de Estados Unidos, que es nuestro principal comprador.

Los productos del mar que se venden a Estados Unidos son, entre otros, camarón, túnidos, langosta, pulpo, jaiba y almeja, con un peso de 97 mil 131 toneladas y valor superior a 633 millones de dólares anuales, de acuerdo con Boletín de Comercio Exterior de Acuacultura y Pesca 2018.

A decir de Sarah Uhlemann, directora del programa internacional del Centro para la Diversidad Biológica, el Gobierno de México está sentado de brazos cruzados mientras la vaquita marina muere ahogada en las redes de pesca ilegales para capturar Totoaba.

“Hemos intentado el apoyo, hemos intentado la diplomacia, pero estamos cerca del final de la vaquita. La presión económica es necesaria para obligar al Gobierno de México a que finalmente reaccione y así detener la extinción de la vaquita", señaló.

Por su parte, DJ Schubert, biólogo de vida silvestre del Instituto de Bienestar Animal subrayó que la demora del Departamento del Interior de Estados Unidos para responder a su petición fue excesiva y permitió que la vaquita se encuentre al borde de la extinción, especie de la que sólo quedan entre 6 y 19 ejemplares.

“La Enmienda Pelly proporciona una herramienta para obligar a México a detener la pesca ilegal y el comercio de productos pesqueros para salvar al mamífero marino más pequeño y en mayor peligro del mundo. Es hora de que la administración Trump ejerza su autoridad y aplique esta ley”, sentenció.

La llamada Enmienda Pelly a la Ley Moratoria de Protección a la Pesca con Redes de Deriva en Altamar, modificada en 1978, establece que el presidente de Estados Unidos es el encargado de definir las sanciones económicas aplicables a los países que incurren en pesca ilegal, no declarada y no reglamentada; así como pesca incidental de recursos marinos protegidos.