Consumir cafeína en exceso puede provocar convulsiones

El riesgo de una sobredosis de cafeína aumenta a medida que se eleva la concentración de ésta en el producto

El Diario de Juárez
miércoles, 13 marzo 2019 | 14:56
Tomada de Internet | Imagen ilustrativa

Ciudad de México.- Un reporte realizado por investigadores y científicos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dieron a conocer que el consumo de cafeína en la dieta regular puede ser saludable, por otro lado si se consume en exceso podría llegar a presentar un riesgo alto para la salud, pues puede ocasionar desde convulsiones hasta la muerte, publicó El Universal. 

Esto depende de factores como peso corporal, medicamentos que se toman, sensibilidad del individuo a la cafeína, todo puede variar y hacer que la reacción sea diferente dependiendo de la persona.

Por lo que la FDA recomienda 400 miligramos de cafeína, aproximadamente cuatro o cinco tazas de café para un adulto sano al día, pues esta cantidad no se asocia con efectos peligrosos.

Por otro lado, la Academia Americana de Pediatría no recomienda su consumo ni otros estimulantes a niños y adolescentes.

La cafeína puede causar efectos nocivos como convulsiones, por un consumo rápido de aproximadamente mil 200 miligramos de cafeína o 0.15 cucharadas de cafeína pura.

El riesgo de una sobredosis de cafeína aumenta a medida que se eleva la concentración de ésta en el producto, lo que quiere decir que incluso las pequeñas dosis de un producto altamente concentrado podrían provocar efectos peligrosos.

Esto ha desprendido, por lo menos, a dos muertes en Estados Unidos en los últimos años, por lo que se debe tener cuidado con productos de cafeína pura y altamente concentrada, generalmente son vendidos como suplementos dietéticos.

Sólo una cucharadita de cafeína en polvo puro puede contener la misma cantidad de cafeína que 28 tazas de café, y media taza de un producto líquido de cafeína altamente concentrada contiene el equivalente a más de 20 tazas de café. Estas son cantidades tóxicas que pueden tener consecuencias graves para la salud, incluida la muerte.