Escaparate

¿Cómo funciona el jabón contra el coronavirus?

Desde la perspectiva de los microorganismos, es extremadamente destructivo y puede matar muchos tipos de bacterias y virus

The New York Times

viernes, 13 marzo 2020 | 11:43

Probablemente comenzó con un accidente hace miles de años. Según una leyenda, la lluvia lavó la grasa y las cenizas de los frecuentes sacrificios en un río cercano, donde formaron una espuma con una notable capacidad para limpiar la piel y la ropa. Aunque nuestros antepasados no pudieron haberlo previsto, el jabón finalmente se convertiría en una de nuestras defensas más efectivas contra los patógenos invisibles.

La gente generalmente piensa que el jabón es suave y relajante, pero desde la perspectiva de los microorganismos, es extremadamente destructivo. Una gota de jabón diluido en agua es suficiente para romper y matar muchos tipos de bacterias y virus, incluido el nuevo coronavirus. El secreto del impresionante poder del jabón es su estructura híbrida.

El jabón está hecho de moléculas en forma de alfiler, cada una tiene una cabeza hidrofílica (se une fácilmente con el agua) y una cola hidrofóbica (que evita el agua y prefiere unirse con aceites y grasas). Estas moléculas, cuando se suspenden en agua, flotan alternativamente como unidades solitarias, interactúan con otras moléculas en la solución y se ensamblan en pequeñas burbujas llamadas micelas, con las cabezas apuntando hacia afuera y las colas hacia adentro.

Cuando te lavas las manos con agua y jabón, rodeas los microorganismos de tu piel con moléculas de jabón. Las colas hidrofóbicas de las moléculas de jabón que flotan libremente intentan evadir el agua; en el proceso, se acuñan a las envolturas lipídicas de ciertos microbios y virus, separándolos. Actúan como palancas y desestabilizan todo el sistema. Las proteínas esenciales se derraman desde las membranas rotas hacia el agua circundante, matando a las bacterias y haciendo que los virus sean inútiles.