¿Cansado todo el tiempo? Podrías padecer este síndrome

Afecta a la persona no sólo en lo físico, también en lo social pues puede provocar desde ausentismo laboral hasta depresión

Excélsior
miércoles, 13 marzo 2019 | 13:13

Ciudad de México.- Sentirse cansada de vez en cuando es perfectamente normal. Ya sea por dormir poco, por el estrés, por saltarse o una comida o deshidratación, todos nos hemos sentimos cansados a veces.

Pero cuando ya no es "de vez en cuando" y remedios naturales ya no te ayudan a combatir el cansancio, puede deberse a un problema de salud.


Síndrome de Fatiga Crónica 

En el mejor de los casos puede tratarse de una anemia leve, pero si no, lo más probable es que padezcas del Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).

 

¿QUÉ ES EL SÍNDROME DE FATIGA CRÓNICA? 

El Síndrome de Fatiga Crónica es un trastorno en el que la persona siente una fatiga extrema que no está relacionada con ninguna enfermedad.

Según el estudio "Síndrome de Fatiga Crónica y Su Diagnóstico en Medicina Interna" de la Universidad Autónoma de Madrid, se estima que el SFC afecta a entre 2 y 5 millones de personas mayores de 40 años, la mayoría mujeres. 

A pesar de ser una enfermedad frecuente y reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde hace más de 30 años, todavía se sabe poco del SFC, por lo tanto se vuelve más difícil de diagnosticar.

 

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL SFC?

No hay una causa única para la aparición del Síndrome de Fatiga Crónica. Puede deberse a alguna enfermedad viral como el Epstein-Barr, herpes o incluso de algunos tipos de cáncer, como la leucemia, pero no hay estudios concluyentes al respecto.

 

 

¿Cuáles son los síntomas del Síndrome de Fatiga Crónica?

Los principales síntomas de alguien padece SFC son fatiga y agotamiento extremo sin haber realizado alguna actividad física, desorientación, pérdida de memoria a corto plazo, dolor de garganta, muscular y de cabeza, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos e insomnio.  

Como puedes ver, estos síntomas son comunes  a muchas enfermedades. De ahí que usualmente se confunda al SFC con algún otro padecimiento y su diagnóstico sea más complicado.

Los síntomas asociados al SFC afectan a la persona no sólo en lo físico, sino también en lo social pues puede provocar desde ausentismo laboral hasta depresión.  

 

Si presentas varios de los síntomas mencionados, lo mejor es que vayas a un médico para descartar que puedas sufrir Síndrome de Fatiga Crónica.