Ellas

La edad de la supervivencia

La adolescencia es una etapa de cambios complicados tanto para los hijos como para los padres lo importante es que impere un ambiente sano

De la Redacción

lunes, 17 febrero 2020 | 17:28

Sin lugar a dudas la adolescencia es uno de los periodos de la vida en el que más cambios físicos y emocionales se experimentan, todo en un lapso de cinco o seis años.

Atravesar esta etapa trae consigo crisis ideológicas que, sin un debido acompañamiento, pueden desencadenar conflictos graves, como desordenes alimenticios, caer en la drogadicción o en una depresión profunda.

“Los adolescentes están en búsqueda de una respuesta intelectual que sea lógica para ellos. Regularmente no quieren la que los padres les dan. Ellos buscan la grupalidad, sus pares, personas de su misma edad y de su mismo circulo social para construir una respuesta y formar sus propios ideales”, explica Xóchitl Vázquez, coordinadora docente del departamento de Psicología, Educación y Salud del ITESO.

Añade que para los padres también es una etapa difícil, ya que se enfrentan a su vejez. Por ello, en algunas ocasiones suelen imponer límites y complicar la comunicación con el adolescente.

No obstante, Xóchitl Vázquez considera que el mejor consejo para sobrellevar la convivencia con un joven en casa es respetar su integridad y permitir que se desarrollen en un ambiente sano, con bromas y risas.

“El buen humor es una muy buena herramienta para desenvolverse con ellos. Aprender a respetar su inteligencia, porque lo son. También disfrutar sus bromas, aprender a reírse de sí mismos. Es muy importante que los padres tomen en cuenta que las crisis son pasajeras y que sí ellos no la complican los chicos pueden salir adelante”, puntualiza la académica del ITESO.

MANTENER Y MEJORAR LA CONFIANZA

La adolescencia es una etapa en la que tanto padres como hijos pueden enmendar su comunicación. El psicoterapeuta Andrés Sánchez Sarmiento recomienda dejar el papel de padres y convertirse en su tutor, para generar un mayor ambiente de confianza.

¿CÓMO ERA YO A SU EDAD?

Ponerse en sus zapatos y recordar las emociones y actitudes que los padres tenían cuando eran adolescentes es el primer paso para mejorar la confianza.

LOS PRIMEROS “NO”

Es normal que un adolescente se niegue a muchas cosas como a mantener los gustos de la infancia. Para los padres identificar qué no le gusta puede ser una herramienta para conocerlo mejor.

ESCUELA PARA PADRES.

Acudir a estos espacios puede ser tedioso, pero muchas veces algunos padres enfrentan los mismos problemas que otros, por lo que escuchar soluciones de casos similares puede ser benéfico.

RECONOCER MÉRITOS Y CAMBIOS.

En la adolescencia no todo es rebeldía, en muchas ocasiones los jóvenes están en búsqueda de su lugar en el mundo, por lo que la aceptación de la familia como su primer núcleo de desarrollo es fundamental.

PADRES Y REDES SOCIALES

En la actualidad un celular o dispositivo móvil es parte de uno mismo. En el caso de los adolescentes es una herramienta de contacto social importante, por lo que restringirlo puede ser contraproducente.

El psicólogo Andrés Sánchez sugiere que los padres primero se familiaricen con el lenguaje de redes sociales para entender los contextos de sus hijos.

“Es aquí en donde los papás deben de alfabetizarse y conocer este nuevo lenguaje. Por ejemplo, conocer los filtros de seguridad de algunos dispositivos para no exponer contenidos no apropiados. Se trata de generar destreza en este tema y convertirlo en una actividad en conjunto, para que naveguen juntos en la red”, explica.

Crisis más comunes

El primer fracaso suele ocurrir en la escuela o en el amor.

La soledad. Recuerda respetar su espacio, pero no dejar de acompañarlo.

Cambios físicos acelerados. Para un joven es difícil aceptar que ahora es muy alto o que la actividad hormonal lo ha hecho adelgazar o engordar, explícale cada cambio y cuéntale tu experiencia.

Te Puede Interesar