El Paso

Yo lo maté: hombre que apuñaló a su sobrino

La víctima sobrevivió al ataque y el agresor fue detenido por las autoridades

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

miércoles, 31 marzo 2021 | 06:00

José Luis Murillo, de 67 años de edad, fue acusado de agresión agravada con arma mortal al apuñalar a su sobrino, y posteriormente confesar a elementos policiacos “yo lo maté”, de acuerdo a documentos legales sobre el caso. 

De acuerdo al afidávit de la investigación, el servicio de emergencia recibió una llamada de alerta sobre un disputa doméstica que derivó en un ataque por apuñalamiento entre miembros de una familia.

Los hechos tuvieron lugar a las 6:30 de la mañana del jueves 25 de marzo, en el 9029 de Padilla Drive, a cuadra y media de Zaragoza Road, en el Valle Bajo de El Paso.

Cuando los oficiales del Departamento de Policía de El Paso llegaron al lugar, 10 minutos después de la agresión, encontraron en el exterior del domicilio al sospechoso y un testigo de la agresión.

Murillo dijo a los oficiales “yo lo maté”, y posteriormente sacó de uno de sus bolsillos una arma blanca.

“Esto es lo que utilicé para apuñalarlo”, sostiene el archivo del caso.

En el lugar los cuerpos de emergencia encontraron postrado el cuerpo de Adán Armando García Murillo, de 33 años de edad, quien presentaba diversas lesiones causadas por arma blanca, además de que se encontraba inconsciente y sin respuesta.

Tras ser transportado de emergencia a un centro hospitalario de la zona, el personal médico pudo estabilizar a la víctima que presentó heridas en la parte izquierda de su cuello (en la arteria carótida), así como en su brazo izquierdo a la altura del tríceps, y en el lado izquierdo de su pecho.

José Luis Murillo fue detenido inmediatamente tras su confesión y la presentación del arma blanca con la que supuestamente perpetró el ataque.

Se informó que el testigo de la agresión es la abuela de la víctima, y que ambas personas dormían cuando el detenido llegó a tocar la puerta repetidamente.

Se estableció en la investigación que José Luis Murillo había estado ingiriendo bebidas alcohólicas los dos días anteriores a la agresión, y que al presentarse en el domicilio referido exigía que se le abriera la puerta inmediatamente.

Desde el interior del domicilio la víctima dijo a su tío: “Detente, estamos dormidos”, pero como los toques a la puerta continuaron fue que García Murillo decidió abrir la puerta.

José Luis Murillo no medió mayor diálogo con su sobrino y le asestó múltiples puñaladas con una navaja retráctil, causándole lesiones que pusieron en riesgo la vida de la víctima.

Tras los hechos Murillo fue acusado de agresión agravada con arma mortal, para posteriormente ser procesado e ingresado al Centro de Detención del Condado de El Paso con una fianza de 500 mil dólares.

La investigación del caso permanece abierta y en curso.

rcarrillo@diariousa.com