El Paso

Walmart de Cielo Vista abre sus puertas para inspección

Demandantes tendrán acceso al lugar durante dos horas este fin de semana

Sabrina Zuniga / El Diario de El Paso

viernes, 27 septiembre 2019 | 06:00

Archivo | La tienda no tomó las medidas necesarias y razonables para proteger a sus clientes el día del tiroteo, declaran

Un juez concedió el ingreso a la tienda Walmart donde ocurrió el tiroteo del pasado 3 de agosto para inspeccionar las instalaciones, esto como parte de una demanda en proceso.

En la declaración, se lee que “a pesar de años de crímenes desenfrenados en sus tiendas, Walmart no tomó las medidas necesarias y razonables para proteger a sus clientes el día del tiroteo”.

Sergio Enríquez, juez de la Corte de Distrito 448 del Condado de El Paso, firmó una ‘orden de ingreso a la propiedad’ que permitirá que dos investigadores contratados por los abogados defensores que representan legalmente a Jessica y Guillermo García -quienes resultaron heridos en el tiroteo-, ingresen al Walmart cerca del centro comercial Cielo Vista durante dos horas este fin de semana, de acuerdo con documentos oficiales en poder de El Diario de El Paso.

Este próximo domingo fue el día seleccionado por el bufete de abogados para tener acceso a la escena del crimen, sin embargo, la cadena de almacenes interpuso una contraparte este jueves por la tarde para extender el acceso.

“Al darse cuenta Walmart de nuestras intenciones, de inmediato interpuso una contraparte para pedir un ‘retraso’ a nuestra solicitud, por lo que este viernes estaremos en una audiencia para ver si nos permiten definitivamente el acceso a la tienda o no”, declaró Patrick Luff a El Diario de El Paso, defensor de la familia García.

El abogado expresó que Walmart falló en proporcionar instalaciones de seguridad a sus clientes durante el atentado del sábado 3 de agosto en El Paso. “Es lo que necesitamos establecer, la tienda no falló en brindar un ambiente seguro a sus clientes, en marcar con claridad las salidas y pasillos de emergencia en caso de situaciones como estas, entonces buscamos tener estas evidencias antes de que la tienda busque ‘renovarse’”, dijo.

Y es que el juez Enríquez también aprobó y firmó una orden de restricción temporal, la cual, establece que, si la inspección no se emite, ‘los demandantes podrían sufrir daños irreparables, ya que las pruebas serán descartadas, alteradas o destruidas’, se lee en el documento.

“Lo que Walmart busca evitar es que se ponga un alto a la remodelación de la tienda y nosotros queremos clarificar que no estamos buscando eso. Solo pedimos que nos den dos horas para escanear y recopilar las evidencias o pruebas que determinen nuestro punto”, dijo Luff.

La familia García está representada por Robert Ammons, Patrick Luff y Miriah Soliz de la forma de abogados The Ammons. Esta no es la primera vez que este bufete jurídico representa a las víctimas de un tiroteo masivo.

El bufete de abogados también representó a varias familias afectadas por el tiroteo en la Primera Iglesia Bautista del 2017 en Sutherland Springs, Texas.

 

De los primeros lesionados en el tiroteo

 

Jessica y Guillermo García estuvieron entre las primeras víctimas heridas cuando comenzó el tiroteo. Los dos estaban fuera de la tienda para recaudar fondos para el equipo de fútbol de sus hijos.

A principios de septiembre, el matrimonio hizo pública su decisión de entablar una demanda contra el corporativo Walmart al señalar fallas a la responsabilidad de proteger a sus clientes.

La demanda, primera en su tipo tras los trágicos eventos, establece que ‘Walmart no cumplió con el deber de brindar protección adecuada ya que no empleó guardias de seguridad para patrullar la tienda’.

Los García estaban cerca de la entrada de la tienda con sus hijos cuando Patrick Crusius, principal sospechoso de perpetrar el ataque en donde con un rifle de asalto AK-47 disparó a 48 personas, dejando 22 sin vida.

Crusius disparó a los García varias veces mientras sus hijos observaban la escena. Al menos una bala alcanzó la columna vertebral de Guillermo García, y desde entonces ha sido sometido a múltiples cirugías.

A un mes después del tiroteo, Guillermo García todavía permanecía en el hospital en estado crítico. Jessica García también fue hospitalizada por heridas en sus piernas, y sigue en proceso de recuperación.

Según los documentos, otras víctimas figuran como interventores en la demanda. 

Tal es el caso de Maribel Hernández Loya, quien se enlista como fallecida, Anrés Loya, Raúl Roberto Loya, Yvette Shibley, Yvonne Loya, Donna Rae Sifford y Ernest Christopher Grant.

close
search