Veta Trump resolución anti-muro del Congreso

Es el primer veto en su mandato

The Washington Post
sábado, 16 marzo 2019 | 06:00
The Washington Post

Washington— El presidente Donald Trump emitió el primer veto de su mandato el viernes, con el fin de asegurar el dinero federal para un muro fronterizo que prometió como candidato y considera una prioridad crucial para su reelección. El veto coronó una semana de enfrentamientos con ambos partidos políticos, incluyendo el suyo, el republicano.

“Hoy estoy vetando esta resolución. El Congreso tiene la libertad de aprobar esta resolución, y tengo el deber de vetarla”, dijo Trump durante un evento de la Oficina Oval: un montaje hecho para las cámaras, con el apoyo de sheriffs y familias de estadounidenses asesinados por inmigrantes indocumentados.

Rechazado por el Congreso en sus exigencias de miles de millones para el muro, Trump declaró una emergencia nacional en la frontera con México el mes pasado, una medida que permitiría al presidente eludir la voluntad de los legisladores y gastar billones en barreras fronterizas.

El Congreso respaldó una resolución de desaprobación, con el Senado votando 59 a 41 el jueves. Doce republicanos desafiaron a Trump y se unieron a los demócratas en el rechazo a la declaración de emergencia.

El raro reproche de los miembros de su propio partido era simbólicamente importante, pero el Congreso no tiene los votos para anular el veto de Trump. Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, programó de inmediato una votación para intentar alcanzar las dos terceras partes de los votos el 26 de marzo, diciendo que “los republicanos de la Cámara tendrán que elegir entre su hipocresía partidista y su juramento sagrado para apoyar y defender la Constitución”.

Pelosi dijo que la maniobra de dinero del presidente era una “toma de poder ilícita”. El líder de la minoría en el Senado Charles Schumer, demócrata por Nueva York, dijo que no había ninguna emergencia.

“El Congreso se ha negado a financiar su muro varias veces; México no lo pagará, y una mayoría bipartidista en ambas cámaras acaba de votar para terminar su falsa emergencia”, dijo Schumer en un comunicado.

La mayoría de los republicanos en el Congreso que desertaron lo hicieron como una protesta hacia los métodos del presidente y el posible precedente de una exageración ejecutiva, en lugar de una postura sobre la cuestión subyacente de si un muro fronterizo es necesario. Demócratas y algunos republicanos desafiaron la declaración como un golpe a la separación de poderes.

El viernes, Trump dijo que entiende la objeción y sostuvo que no torció los brazos de ninguno, aunque había advertido a los potenciales desertores republicanos sobre su “gran riesgo” y envió al vicepresidente Mike Pence y otros funcionarios del Gobierno al Capitolio para defender su caso.

“Están haciendo lo que tienen que hacer, y no presiono a nadie”, dijo Trump. 

“Definitivamente es una emergencia nacional. Rara vez tuvimos tal emergencia”, añadió el mandatario. Señaló que los presidentes han declarado casi 60 emergencias nacionales anteriores sin la reacción violenta provocada por su acción.

“Me gustaría agradecer a todos los Grandes Senadores Republicanos que votaron valientemente por una frontera fuerte y segura y el MURO”, escribió Trump en Twitter antes de su veto. “Esto ayudará a evitar que el crimen, la trata de personas y las drogas ingresen a nuestro país. Miren, cuando regrese a su estado, ¡lo AMARÁN más que nunca!”.

Trump también ha sostenido que tiene la autoridad legal para actuar. Junto a él en la Oficina Oval estaba el fiscal general William Barr, quien dijo que la declaración de emergencia estaba “claramente autorizada por la ley”.

Una carta del Departamento de Justicia a los líderes del Congreso detallaba los argumentos que defendían la acción de Trump y decía que estaba autorizado por la Ley Nacional de Emergencias de 1976.