El Paso

Vence Covid a héroe de la medicina paseño

Será enterrado con honores militares en Fort Bliss

Cortesía / El doctor Juan Fitz nació en esta ciudad

Roberto Carrillo / El Diario de El Paso

lunes, 09 noviembre 2020 | 06:00

El médico paseño Juan Fitz falleció el pasado 3 de noviembre en la ciudad de Lubbock, Texas, a causa de complicaciones relacionadas con Covid-19, informa el Centro Médico Covenant.

El doctor Fitz fue reconocido como “Héroe de la Medicina” en el 2008 por el Colegio Americano de Médicos de Emergencias (ACEP), gracias a su contribución que logró extender por más de 34 años de práctica, al salvar y beneficiar las vidas de miles de pacientes, sobre todo durante la actual pandemia que ayudó a combatir.

Juan Fitz falleció a los 67 años de edad, pero desde sus primeros años de vida destacó por su entrega al estudio y ayuda la prójimo.

“Juan era muy estudioso, se destacó en Biología, a pesar de que en ese entonces el español era su primer idioma, y el inglés el secundario”, recordó Rick Meléndrez, comunicador y político, quien ingresó junto a Fitz a Cathedral High School de El Paso en 1968.

“El doctor Juan Fitz es un orgullo para Cathedral High School”, expresó.

“Como compañero de clase era una persona muy amable con todos, de vez en cuando compartía su almuerzo conmigo cuando yo olvidaba el mío. Yo diría que fue un ser humano simplemente amable y cálido”, afirmó sobre el compañero de generación y amigo del médico.

Fitz graduó de la Facultad de Medicina del Centro de Ciencias de la Salud de Texas Tech University en 1986, y desde entonces destacó al promover y aportar sus conocimientos al campo de la medicina de emergencia. 

El médico paseño se desempeñó como miembro de la Junta del Colegio de Médicos de Emergencia de Texas (TCEP) y en el Comité de Asuntos Legislativos y de Sección de la TCEP, además de ser portavoz del Comité de Relaciones Públicas de ACEP.

Entre sus varios cargos también formó parte de la facultad clínica de Texas Tech, fue director médico y presidente del Programa de Paramédicos de EMT en El Paso Community College, además de ser miembro del Comité Directivo de la Asociación Médica de Estados Unidos (AMA) para la Iniciativa de Médicos Hispanos.

“Los médicos de emergencia están en la vanguardia del sistema de atención médica de Estados Unidos y brindan el servicio comunitario esencial de atención de emergencia”, dijo la doctora Linda L. Lawrence, presidenta de ACEP, al reconocer la labor de Fitz en el campo médico.

“La dedicación, pasión y compromiso que ha demostrado el doctor Fitz encarnan la visión de los fundadores de ACEP y los ideales de nuestra especialidad”, agregó Lawrence.

Por más de 20 años el doctor Fitz trabajó en la sala de emergencia del Centro Médico Covenant de Lubbock, Texas, lugar donde pasó sus últimos días ahora como paciente de Covid-19, mismo padecimiento del cual había sanado a una larga lista de pacientes.

El pasado mes de junio el doctor Fitz relató en la página web EmergencyPhysicians.Org, dependiente de AMA, el impacto que el Covid-19 había tenido en lo personal y en su familia.

“(El Covid-19) Ha causado estrés adicional. A mi modo de ver, todos los pacientes se consideran positivos de Covid, por lo que me acerco a cada paciente con precaución adicional. Además, hay estrés debido a mi edad y al hecho de que tengo dos hijos en casa, de 5 años y 10 meses”, sostuvo el médico paseño.

“Me despierto todas las noches alrededor de las 3 de la mañana con la preocupación de haberme infectado y de haberlo llevado a casa con mi familia inmediata”, reflexionó el médico sobre la forma en que tuvo que encarar la pandemia en el seno familiar. 

“Tengo la suerte de tener una fe fuerte. Mi experiencia militar previa hace que me prepare para cada paciente como si fuera a patrullar, tomando todas las precauciones posibles”, sostuvo el veterano del Army.

Sobre el impacto emocional que la enfermedad llevó a su vida personal, Fitz reflexionó sobre su temor de llevar el padecimeinto a su hogar.

“Ha sido duro. Mi pareja es mucho más joven que yo y no tiene antecedentes médicos, por lo que el estrés ha sido mucho mayor… cambié mi forma de practicar, no por sus preocupaciones, sino por las mías. Definitivamente no quiero llevarlo a casa, así que tuve que adaptarme y comenzar a usar uniformes médicos y cambiarme de ropa antes de saludar a mis hijos”, sostuvo. 

El médico nativo de El Paso sostuvo que sus raíces hispanas y alemanas hicieron más difícil sobrellevar la pandemia.

“Siendo hispanos / alemanes, estamos acostumbrados a los abrazos y apretones de manos, y ahora tenemos que ajustarnos. Tenemos que permanecer en cuarentena y no visitar al resto de mi familia”, afirmó Fitz.

Sobre la motivación que obtiene para seguir adelante, el destacado médico de emergencias fue conciso.

“Somos médicos de emergencia. Somos mavericks, somos pioneros. Como les digo a mis estudiantes y residentes, ‘soy paracaidista, soy de Caballería, entro en el centro de los problemas y desafío cada situación, encuentro formas de mejorar y arreglar las cosas”, sostuvo.

“Siempre quise ser médico y me encanta ser médico de urgencias” subrayó.

El doctor Juan Fitz será velado mañana martes 10 de noviembre en Lake Ridge Chapel y Memorial Designers de Lubbock, Texas. El servicio se transmitirá en vivo en www.memorialdesigners.net,

Un día después, el miércoles 11, el Día de los Veteranos, se celebrará el funeral en la Iglesia Bautista Southcrest de Lubbock, posteriormente Fitz será sepultado en el Fort Bliss Military Cemetery de su natal de El Paso, en ceremonia donde recibirá todos los honores militares.

rcarrillo@diariousa.com