El Paso

‘Vacúnense, para volver pronto a la normalidad’

Director ejecutivo de Hospitales de Providence destaca logros de El Paso

Cortesía

Armando Velez / El Diario de El Paso

domingo, 18 abril 2021 | 06:00

Experto en manejo de centros hospitalarios –con preparación académica y práctica– Nicholas Tejeda, director ejecutivo de los Hospitales de Providence, debió aprender sobre la marcha cómo manejar la pandemia durante la crisis que desató el Covid-19.

Un año después, con la llegada de las vacunas, que han traído esperanza a Estados Unidos, su reto ha cambiado, pero no deja de ser complejo: convencer a los paseños para que se inmunicen.

“Extraño los juegos de los Chihuahuas con el estadio lleno y creo que todos también. Así que si usted quiere ir a un juego de los Locomotives o a una quinceañera a su máxima capacidad, por favor vacúnese”, expresó en entrevista con El Diario de El Paso.

Agregó que entre más rápido la comunidad se vacune, con el 70 por ciento o más de la población, “más pronto volveremos a realizar las cosas que disfrutamos”.

“Nuestro éxito como región, y estoy hablando de Juárez y El Paso, depende de qué tan bien logremos la vacunación”, dijo.

Desde su oficina, situada en el Campus Memorial del Providence, sobre la calle Oregon, Tejeda hizo un recuento de cómo su organización, con una fuerte presencia en esta región, ha logrado mantenerse en un ambiente complejo.

“Nunca te educan sobre cómo prepararte para una pandemia. Te indican cómo resolver una emergencia en un hospital, pero no te dicen cómo tratar con una comunidad entera. Ha sido un gran un reto”, dijo.

Al principio, en marzo de 2020, faltaban insumos básicos como los cubrebocas o el gel antibacterial que se han convertido ahora en estándares para enfrentar a la nueva normalidad. Los médicos y enfermeros tampoco sabían mucho sobre cómo tratar una enfermedad nueva.

“No sabíamos cómo hacer, así que los médicos comenzaron a ver nuevas maneras de dar tratamiento: si hacían esto, tenían otro resultado”, dijo.

Entre los hallazgos realizados por el equipo médico se encuentra la terapia de anticuerpos, de la cual los Hospitales de Providence son los únicos proveedores a nivel local, la cual se desconocía hace unos meses.

“A diferencia de la vacuna, el tratamiento de infusión le otorga a las personas los anticuerpos de manera inmediata. Es muy probable que la gente venza el Covid sin necesidad de enfermarse”, explicó Tejeda.

Los tratamientos de anticuerpos vía infusión comenzaron a ser ofrecidos tanto por su institución como por la Ciudad de El Paso en una clínica que se improvisó en el Centro de Convenciones, durante el pico de la pandemia.

Conforme fueron bajando los contagios, el Gobierno municipal dejó de ofrecer este servicio, para enfocarse en otras prioridades.

Retomar la confianza

Una de las lecciones que le dejó la pandemia a Nicholas Tejeda fue lo pequeño que resulta el mundo y cómo lo que pasa hoy en China puede afectarnos mañana aquí.

“La pandemia afectó el negocio de los hospitales de manera dramática, ya que las personas que requerían una cirugía electiva no podían recibirla debido a las restricciones sanitarias que se establecieron”, dijo.

Durante un espacio de seis a nueve meses, los recursos hospitalarios se dedicaron a conservar insumos limitados –como mascarillas y antibacterial– y enfrentar la escasez de camas.

“En EU el Gobierno federal emitió una serie de apoyos económicos para los hospitales que incurrieron en este tipo de gastos. Sin la Ley CARES, muchos de los hospitales del país habrían sucumbido”, expresó Tejeda.

Y aunque en 2021 los ingresos de la industria a nivel nacional ascienden a 53 mil millones de dólares, la gente tiene reservas para ir al hospital. En 2020 la gente no asistía a los hospitales por miedo de contagiarse. 

“Ahora enfrentamos el reto de convencer a la gente de boca a boca de regresar. Este es el lugar más seguro en la ciudad. Aquí todos usan mascarillas y se lavan las manos”, señaló el director ejecutivo de una organización que atiende al 50 por ciento de los paseños. 

Respuesta comunitaria

 A finales de 2020, en noviembre y diciembre, El Paso fue considerado como el epicentro –‘ground zero’– de la pandemia a nivel nacional por su alto número de contagios y muertes.

Para Tejeda, esta situación tiene que ver con problemas crónicos que padece la comunidad de El Paso, como el contar con la mitad del número de médicos con que debería contar, lo cual equivale a menos cuidado preventivo. 

“Los hispanos tienen problemas crónicos sin tratar: diabetes, obesidad, hipertensión, que son las condiciones que el Covid ataca más. Es por ello que atacó en zonas como el Valle del Río Grande, como Harlingen, que son similares a El Paso”, dijo.

No obstante, destacó que los paseños en todo momento fueron fenomenales al seguir las reglas de higiene y en apoyar al personal de Salud.

“El Paso puso el ejemplo y pronto se revirtieron las cifras”, concluyó.