El Paso

Usará UTEP subvención de 1.1 mdd para educación especial

Se financiará la educación de 48 profesores y el desarrollo de planes de estudio mejorados

De la Redacción / El Diario de El Paso

martes, 23 noviembre 2021 | 06:00

Cortesía | Investigadores de la universidad

Varios traumas experimentados por estudiantes K-12 en la región de Paso del Norte durante los últimos 10 años impulsaron a la doctora Beverley Argus-Calvo, Ph.D., profesora asociada y administradora de la Universidad de Texas en El Paso, a considerar soluciones académicas.

Argus-Calvo, presidenta del Departamento de Psicología Educativa y Servicios Especiales de la Facultad de Educación, dijo que fue testigo de cómo algunos educadores no siempre tenían el tiempo, las herramientas o la capacitación necesarias para ayudar a sus estudiantes que tenían necesidades de salud mental.

La educadora de UTEP inició una discusión con varios colegas del departamento con respecto a posibles programas de estudio interdisciplinarios. El Departamento de Educación de los Estados Unidos otorgó al equipo una subvención de $1.1 millones por cinco años para financiar la educación de 48 profesores, así como para desarrollar planes de estudio mejorados por tecnología para incluir experiencias de campo.

Los cuatro miembros del Proyecto BLESSED (Puente de Liderazgo Educativo: Consejero Escolar y Desarrollo de Educador Especial), que en español significa “bendecido”, se reunieron recientemente para discutir cómo planeaban alcanzar sus metas, lo que también incluye la construcción de mayores colaboraciones entre consejeros y educadores especiales en las escuelas públicas.

“Los sistemas de apoyo disponibles para los estudiantes en las escuelas a menudo están fragmentados”, dijo Argus-Calvo. “Queremos darles a nuestros estudiantes las herramientas para analizar situaciones en equipo para beneficiar a los alumnos de K-12. Nuestros estudiantes no han tenido acceso a esas perspectivas interdisciplinarias”.

Los compañeros de equipo de Calvo en esta beca de investigación son los doctores Carleton Brown, profesor asociado, así como Kristopher Yeager, y Anjanette Todd, profesores asistentes. Yeager y Brown, los co-investigadores principales de la subvención, desarrollaron el concepto específicamente para los campos de educación especial y consejeros escolares.

Explicaron que el primer año se centraría en la planificación y el reclutamiento para incluir grupos de enfoque para recopilar información de educadores especiales, consejeros escolares y administradores, así como de padres de estudiantes con discapacidades para determinar qué necesitan las escuelas. El equipo utilizará esa información para desarrollar un modelo de capacitación mejorado para futuros consejeros y educadores especiales para satisfacer las necesidades distintivas de los niños en sus escuelas.

Los conceptos y metas del Proyecto BLESSED son una gran oportunidad para colaboraciones en muchos niveles, dijo Crystal Leggett, una estudiante graduada en consejería escolar que espera obtener su maestría en diciembre de 2021. Ha estado involucrada en la educación de kínder al grado 12 (K-12) desde 2005 y pasó muchos años como maestra de educación especial.

“Creo que los objetivos del Proyecto BLESSED permitirán a los profesionales de la consejería abordar verdaderamente las necesidades de esta población (de educación especial) a través de la colaboración con otros”, dijo Leggett, una nativa de El Paso que obtuvo su licenciatura en Estudios Interdisciplinarios con una especialización en Educación Especial de UTEP en 2009. “Históricamente hablando, los estudiantes con necesidades diversas han sido desatendidos en todos los aspectos de la educación. La pandemia sólo ha iluminado esta dura realidad. Es hora de mejorar y apoyar verdaderamente a todos los estudiantes”, afirmó.

El Centro de Servicios Educativos de la Región 19, que atiende a los condados de El Paso y Hudspeth, ha reconocido la necesidad de preparar educadores especiales y consejeros escolares que puedan colaborar para implementar sistemas de apoyo de múltiples niveles culturalmente receptivos para respaldar el aprendizaje socioemocional y la salud mental de alumnos K-12. Según la solicitud de subvención, la Región 19 atiende a aproximadamente 174 mil niños. Ha identificado más del 84% como hispanos, alrededor del 50% como estudiantes del idioma inglés y más del 50% como en riesgo. El Informe de rendimiento académico de Texas 2019-20 de la Agencia de Educación de Texas indica que 20 mil 443 estudiantes, o aproximadamente el 11.7% de los alumnos registrados de la Región 19, tenían una discapacidad.

Albert Villa, gerente de proyectos y entrenador de comportamiento de la Región 19, dijo que es importante que la Universidad brinde una capacitación mejorada en estos campos porque menos de la mitad de los estudiantes etiquetados educativamente con un trastorno emocional o conductual se graduarán. Villa se graduó en dos ocasiones en UTEP y obtuvo su licenciatura en Psicología en 1992 y su maestría en Educación Especial en 2008.

“Existe una necesidad crítica de este tipo de preparación de maestros y consejeros para comprender mejor los problemas de salud mental, los obstáculos que enfrentan los estudiantes con problemas emocionales o de comportamiento dentro y fuera del aula, y la importancia de la conexión estudiante-educador como un componente crítico para éxito de los estudiantes”, dijo Villa.

La solicitud de subvención se refería a un informe de 2020 que indicaba que 6.3 millones de estudiantes de 6 a 22 años a nivel nacional entran en la categoría de educación especial, para incluir a muchos con necesidades crónicas de salud mental. A pesar de los números, pocos educadores especiales reciben la capacitación adecuada para atender a esos estudiantes.

close
search