PUBLICIDAD

El Paso

Urgen voluntarios ante avalancha migratoria

Autoridades federales dan ‘tregua’; dejarán de soltar extranjeros en las calles por unos días

Jaime Torres/El Diario de El Paso

sábado, 10 septiembre 2022 | 06:00

The New York Times | La llegada de miles de solicitantes de asilo se ha convertido en un reto de logística para las autoridades

PUBLICIDAD

La falta de personal voluntario en los albergues destinados para la atención de migrantes, que llegan al país en busca de libertad y seguridad, ha creado una crisis a los gobiernos locales, que se han visto imposibilitados para atender sus necesidades de techo y comida.

Ante esta situación, el juez del condado Ricardo Samaniego urge el apoyo de los tres niveles de Gobierno para juntos enfrentar la problemática por tratarse de una crisis humanitaria. 

PUBLICIDAD

“No podemos dejarlos en la calle, tenemos que atenderlos y por lo pronto mantengo contacto con la Ciudad, la Patrulla Fronteriza y FEMA, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, para que nos apoye con los recursos necesarios”, dijo el funcionario.

“Afortunadamente, luego de pláticas con otros niveles de Gobierno, se nos informó que al menos en los próximos cuatro días no iban a liberar a migrantes, por lo que eso les da tiempo a tomar providencias”, dijo Samaniego.

Y agregó: “no resuelve el problema del todo pero sí nos da oportunidad de exponerlo ante los comisionados del condado para luego tomar una decisión que contribuya a implementar una estrategia”, expresó Samaniego.

Señaló que la crisis ha tomado una nueva vertiente con la llegada de miles de refugiados de Venezuela, quienes comenzaron a correr la voz a sus compatriotas de que al cruzar la frontera se les transportaba en camiones a Washington o Nueva York, lo cual desató una avalancha migratoria.

“Contrario a como sucede con otros países en donde se les puede apoyar a regresar a su país, con Venezuela no se tiene ese acuerdo debido a que no entran dentro del paquete del Título 42” para ser expulsados de EU.

Estos factores dieron como consecuencia una sobrepoblación en los albergues, a los cuales primero se envió en camiones a ciudades “refugio”, y posteriormente se dejaron en libertad en las calles, como ocurrió el jueves.

Las autoridades del Condado esperan que con la serie de compromisos adoptados por las diversas instancias de Gobierno se logre controlar el flujo, siempre y cuando no ingresen más refugiados, porque de acumularse provocaría un efecto dominó que puede meterlos en serios problemas.

Durante la “tregua”, de cuatro días, se trabaja en la habilitación del centro de proceso del Condado.

Al mismo tiempo se espera la respuesta del alcalde Oscar Leeser y la jefa de la Patrulla Fronteriza, Gloria I. Chávez, quienes se comprometieron a buscar un espacio que permita a las familias migrantes tener posada mientras encuentran un patrocinador.

“Antes teníamos mucha ayuda de personas de la tercera edad que acudían a los refugios, sin embargo ahora tienen miedo de contagiarse de Covid porque muchos sufrieron la enfermedad o tuvieron a algún amigo o familiar que falleció”, expresó.

“Hablé con el obispo Mark Seitz, y está en la mejor disposición de ayudarnos, pero el problema es que no tienen gente que pueda atender esta necesidad”, dijo Samaniego.

Y es que la ayuda religiosa que se ha dado durante siglos había estado funcionando con normalidad, pero con la llegada de la pandemia esta caridad mermó debido a lo expuesto, dijo Samaniego.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search