Trump podría quedarse solo

Necesita aliados para restar fuerza a los nuevos aranceles chinos sobre mercancías estadounidenses pero no parece que pueda ser fácil encontrarlos

Associated Press
domingo, 25 agosto 2019 | 06:00
Associated Press | El presidente Donald Trump durante el almuerzo con el mandatario francés

Biarritz— El presidente Donald Trump arribó ayer a la cumbre internacional de las potencias económicas, donde podría enfrentar las consecuencias de su preferencia por seguir su propio camino, tanto en un Estados Unidos fuertemente polarizado como en un mundo interconectado.

El presidente francés y anfitrión, Emmanuel Macron, quien puso como prioridad de la agenda los incendios de la Amazonía, acorraló a Donald Trump en el hotel del líder estadounidense con una espontánea invitación a almorzar.

Fue una especie de demostración de poder de Macron en la cumbre, que Trump esperaba utilizar para persuadir a sus aliados a apegarse a su mantra de pocos impuestos y poca regulación. Casi todos tenían a la mano una amenaza comercial.

La reunión del Grupo de los Siete –Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón– en la ciudad costera de Biarritz se realiza en uno de los momentos más inciertos de la presidencia de Trump, cuando sus declaraciones públicas y decisiones se vuelven cada vez más erráticas e hirientes.

Además de su aislamiento creciente en Washington, el presidente enfrenta una recepción fría en el escenario mundial.  

La cooperación y una respuesta colectiva son esenciales para enfrentar la desaceleración, pero Trump no parece estar dispuesto a hacer amigos.

Donald Trump se ha mofado de Alemania por sus problemas económicos justamente cuando podría requerir la ayuda de la canciller Angela Merkel y otros para restar fuerza a los nuevos aranceles chinos sobre mercancías estadounidenses. Esas represalias comerciales, combinadas con la desaceleración económica, hacen sonar las alarmas en la campaña de reelección del presidente.