PUBLICIDAD

El Paso

Triángulo amoroso culminó en homicidio en aeropuerto

Empleado de aerolínea fue atacado por el aún esposo de su pareja

El Diario de El Paso

martes, 07 diciembre 2021 | 08:21

Cortesía | El presunto asesino

PUBLICIDAD

El hombre acusado del asesinato de otro individuo el pasado 19 de noviembre en el Aeropuerto Internacional de El Paso (EPIA), habría rastreado a su víctima tras descubrir que sostenía una relación con su todavía esposa, según una declaración jurada del Departamento de Policía de El Paso (EPPD).

Se trata de Bernard Walter Christmann, de 50 años, presuntamente responsable del asesinato de Juan Anzaldo, de 49 años, según los informes.

PUBLICIDAD

De acuerdo con autoridades, los hechos sucedieron el jueves 19 de noviembre cuando los oficiales del Centro de Comando Regional de Pebble Hills recibieron una llamada para servicio en el Aeropuerto Internacional de El Paso por un robo agravado que acababa de ocurrir.

Los agentes localizaron a un hombre de 49 años fallecido en el estacionamiento del aeropuerto, que luego fue identificado como Anzaldo.

Según la Policía, Anzaldo fue asesinado cuando estaba de pie junto a su automóvil en el estacionamiento del aeropuerto después de su turno de trabajo.

La causa de la muerte fue un traumatismo contundente en la cabeza, informaron.

Además, la investigación reveló que Anzaldo estaba en una relación amorosa con la esposa de Christmann.

Pide ayuda por teléfono

De acuerdo con una declaración jurada, los investigadores descubrieron que la víctima era un empleado de Southwest Airlines y había dejado el trabajo aproximadamente a las 21:26 horas.

Cuando la víctima llegó a su vehículo (Toyota Tacoma blanca), que estaba en el estacionamiento de empleados, observó que la llanta delantera del lado del conductor de su vehículo estaba cortada.

La víctima llamó al supervisor de Southwest Airlines de apellido Solís, a través de su teléfono celular, para informarle que alguien le había cortado la llanta.

Según el documento, el testigo le preguntó si necesitaba ayuda y la víctima dijo que sospechaba del ex marido (el acusado) de su novia actual, Elaine Christmann, también empleada de la aerolínea.

La víctima dijo que mientras hablaba por teléfono con Solís, pudo escuchar una voz masculina que se acercó y le preguntó si todo estaba bien.

“El testigo (Solís) pudo escuchar una breve conversación y luego escuchó una pelea”, dice la declaración. 

Solís dijo que la víctima estaba gritando por teléfono pidiendo ayuda y que luego él salió corriendo de la sala de descanso (ubicada en el aeropuerto) hacia el estacionamiento de empleados.

Mientras el testigo corría, le dijo a otro testigo que Anzaldo estaba siendo atacado en el estacionamiento de empleados, informaron. 

Sospechoso huye de la escena

“El testigo también corrió al estacionamiento de empleados para ayudar. Cuando ambos testigos se acercaron al estacionamiento de empleados, observaron a un hombre vestido con una sudadera con capucha y pantalones oscuros, dejando la escena de manera inmediata”, se lee en el informe.

Los testigos declararon que el hombre se alejaba apresuradamente.

El segundo testigo, Díaz, dijo a los investigadores que siguió al hombre desde el estacionamiento de empleados donde se encontraba la víctima, a través de toda la propiedad del aeropuerto, hacia el hotel Wyndham, ubicado en 2027 Airway, lo cual fue capturado en videovigilancia.

El testigo Díaz les contó a los investigadores que el hombre correría una distancia corta, luego caminaría, ya que le costaba mantener el ritmo, pero no se atrevió a detenerlo porque no sabía si el hombre tenía un arma.

Díaz siguió al hombre hasta el estacionamiento Sur del Wyndham, donde el hombre ingresó a una F-150 modelo más viejo, de color gris y huyó de la escena (capturado en videovigilancia).

Más tarde, los investigadores descubrieron que la víctima estaba en una relación de noviazgo con Elaine Christmann, y que posiblemente todavía estaba casada con Bernard Walter Christmann.

Según varios empleados que fueron entrevistados en el lugar, los investigadores se enteraron de que Elaine Christmann había estado saliendo con la víctima durante más de un año. Algunos testigos creían que ella estaba divorciada, y algunos dijeron que todavía estaba casada con el acusado.

La investigación reveló que el acusado no estaba empleado en el momento del asesinato y no trabajaba en el aeropuerto de ninguna manera.

La esposa del acusado trabaja en el aeropuerto, pero en el momento del asesinato ya había salido de su turno, lo cual fue verificado por ella y testigos que trabajan en el lugar.

Elaine Christmann confirmó la relación con la víctima y dijo a los investigadores que no estaba segura de si el acusado estaba presente en su residencia en el momento del asesinato.

Elaine Christmann dijo que había trabajado un largo día y que había tomado somníferos para ayudarla a dormir. También les dijo a los investigadores que el acusado no estaba en casa. 

 Registros telefónicos

Según la declaración, los registros de teléfonos celulares indican que Elaine Christmann envió un mensaje de texto al acusado a las 22:00 horas del 19 de noviembre en el que decía “es interesante cómo aún estás inconsciente”.

La llamada al 911 por el ataque se realizó a las 21:57 horas.

Los registros celulares muestran además que el acusado no respondió al mensaje enviado por su esposa. A través del registro en la residencia del presunto homicida y de Elaine Christmann, los investigadores localizaron los recibos del día del incidente y un día antes.

También se ubicó un registro de “Búsqueda de personas verdaderas” (sitio web) con notas que documentan el nombre, el número de teléfono y la dirección de la casa de la víctima.

Además, el acusado tenía sus propias notas transcritas, anotando días y horas indicando que lo estaba rastreando.

Los investigadores comenzaron a crear una línea de tiempo del paradero del acusado el día del incidente a partir de los recibos ubicados en la residencia.

Según la declaración, la investigación, las imágenes de vigilancia, la dinámica de la relación entre la víctima y la esposa del acusado junto con la descripción del vehículo, que el detenido negó estuviera cerca del aeropuerto internacional de El Paso, llevó a la creencia razonable de que Christmann cometió el asesinato.

La totalidad de la circunstancia y los datos del teléfono celular del acusado implican además al acusado como el agresor. La muerte fue declarada homicidio por el doctor Mario Rascón, titular de la Oficina del Médico Forense del Condado de El Paso.

Christmann fue ubicado en su residencia el pasado viernes por la noche, arrestado y registrado en el Centro de Detención del Condado de El Paso con una fianza de un millón 250 mil dólares.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search