Tras masacre aumenta Walmart seguridad

Guardias y policías ya se observan en tiendas de la cadena

Roberto Carrillo Arteaga
El Diario de El Paso
viernes, 09 agosto 2019 | 12:26
El Diario de El Paso |

El Paso— Tras la serie de atentados mortales que han ocurrido en sus instalaciones a nivel nacional, la cadena Walmart –el mayor minorista de Estados Unidos y uno de los más grandes del mundo– ha vuelto sus ojos al asunto de la seguridad en sus tiendas y comienza a contratar guardias de vigilancia.

Esta medida se toma luego de que se diera a conocer que durante la masacre del sábado, ocurrida en la sucursal de Cielo Vista, no había guardia de seguridad o policía resguardando el establecimiento.

Sin embargo no hay un estándar para la forma como se manejará la seguridad en cada una de las tiendas del corporativo, incluidas las sucursales de El Paso, Texas.

“Se tomarán las decisiones de seguridad en cada una de las tiendas de acuerdo a las preocupaciones específicas que se puedan identificar en ellas”, dijo Randy Hargrove, vocero del corporativo.

Entre las medidas se sopesa la posibilidad de apostar guardias de seguridad vestidos de civil en las entradas de las tiendas y estacionamientos, o mantener la presencia de oficiales uniformados en los accesos, disposición adicional a los sistemas de cámaras de vigilancia de circuito cerrado que existen en cada tienda.

Agentes del Departamento de Policía de El Paso montaron guardia en los accesos de la tienda Walmart en la calle Dyer, en el noreste de la ciudad, de forma adicional a la presencia de un par de guardias privados armados.

“Es algo que nos sorprende, pero que también nos da tranquilidad y nos ayuda a vencer el temor de salir de nuevo”, dijo Gonzalo Covarrubias, cliente asiduo de dicha sucursal, quien saludó y agradeció de mano al agente por su presencia en la tienda.

“Para mí fue difícil tomar la decisión de salir de nuevo, pero tenía que ir a trabajar y retomar las actividades del día”, dijo Odalys Álvarez, empleada de la empresa bancaria que brinda su servicio en el interior de las tiendas Walmart.

“Sí me tranquilizó ver una patrulla de la Policía, algo que no había visto antes, ya es cosa de ver cuánto tiempo estarán ahí”, se refirió Álvarez a las medidas de seguridad que se tomaron en la sucursal de Walmart de la avenida Montana, en el este de la ciudad.

Doug McMillon, CEO de la empresa Walmart, respondió a las críticas sobre la venta de municiones y armas al interior de las tiendas y se dijo decidido a adoptar las medidas necesarias para traer la seguridad de nuevo en las sucursales de la cadena de tiendas.

“Es claro que el tiroteo en El Paso fue motivado por odio, pero nosotros estamos resueltos en adoptar un ambiente más inclusivo en donde se valore a la gente y ellos se sientan bienvenidos”, dijo McMillon en un comunicado.

“Nuestra tienda en El Paso es bien conocida por la unión de su comunidad, integrada por gente de la región, ya que servimos a clientes de ambos lados de la frontera”, sostuvo.

Mientras tanto no hay una fecha precisa para la reapertura de la tienda Walmart 2201, la del lugar del atentado, lo mismo que la tienda Sams Club que está a unos metros de distancia, pero trascendió que algunos de los 400 empleados de dicha sucursal de Walmart serían recolocados y que todos recibirán una compensación no especificada ante los días no laborados por la tragedia.

“Estamos trabajando muy duro, no solamente cooperando con las agencias de la ley, sino también con nuestros empleados para que todo vuelva a la normalidad lo más pronto posible”, dijo Robert Evans, gerente de la sucursal 2201 de Walmart.

[email protected]