El Paso

Tiroteo en supermercado de Colorado deja 10 muertos

Tirador rompe la calma en Boulder, ciudad universitaria a 25 millas de Denver

Associated Press / Se desconocen los motivos

Associated Press

martes, 23 marzo 2021 | 06:00

Boulder, Colorado— Un tiroteo en un supermercado de Colorado mató a diez personas el lunes, incluido un oficial de Policía. Un sospechoso estaba bajo custodia, dijeron las autoridades.

El comandante de la Policía de Boulder, Kerry Yamaguchi, dijo en una conferencia de prensa que el sospechoso estaba recibiendo tratamiento médico y que no había más amenazas para el público, pero no dio más detalles sobre el tiroteo y tardó varias horas en revelar el número de víctimas. Los oficiales habían escoltado a un hombre sin camisa con sangre corriendo por su pierna fuera de la tienda esposado, pero las autoridades no dijeron si él era el sospechoso.

Los investigadores esperaron notificar a las familias para dar a conocer el número de víctimas, dijo el fiscal de Distrito del Condado de Boulder, Michael Dougherty.

"Esta es una tragedia y una pesadilla para el condado de Boulder y, en respuesta, contamos con la cooperación y la asistencia de las autoridades locales, estatales y federales", dijo Dougherty.

“Esta es una tragedia y una pesadilla para el Condado de Boulder y, en respuesta, contamos con la cooperación y la asistencia de las autoridades locales, estatales y federales”, dijo Dougherty.

Yamaguchi dijo que la Policía aún estaba investigando y no tenía detalles sobre el motivo del tiroteo en la tienda King Soopers en Boulder, que se encuentra a unas 25 millas (40 kilómetros) al Noroeste de Denver y es sede de la Universidad de Colorado.

Dean Schiller le dijo a The Associated Press que acababa de salir del supermercado cuando escuchó disparos y vio a tres personas boca abajo, dos en el estacionamiento y una cerca de la puerta. Dijo que “no podía saber si estaban respirando”.

El video publicado en YouTube mostró a una persona en el piso dentro de la tienda y dos más afuera en el suelo. Lo que suena como dos disparos también se escuchan al comienzo del video.

Los vehículos policiales y los oficiales se congregaron fuera de la tienda, incluidos los equipos SWAT, y al menos tres helicópteros aterrizaron en el techo. Algunas ventanas en el frente de la tienda estaban rotas.

En un momento, las autoridades dijeron por un altavoz que el edificio estaba rodeado y que “hay que rendirse”.

Sarah Moonshadow le dijo al Denver Post que sonaron dos disparos justo después de que ella y su hijo, Nicolas Edwards, terminaran de comprar fresas. Agregó que le dijo a su hijo que se bajara y luego “simplemente corrimos”.

Una vez que salieron, ella dijo que vieron un cuerpo en el estacionamiento. Edwards dijo que la Policía estaba entrando a toda velocidad al estacionamiento y se detuvo junto al cuerpo.

“Sabía que no podíamos hacer nada por él”, dijo. “Teníamos que irnos”.

James Bentz le dijo al Post que estaba en la sección de carnes cuando escuchó lo que pensó que era un fallo de encendido, luego una serie de estallidos.

“Entonces estaba al frente de una estampida”, dijo.

Bentz dijo que saltó de un muelle de carga para escapar y que los jóvenes estaban ayudando a las personas mayores a salir de él.

Una persona fue llevada del lugar del tiroteo al Hospital Foothills en Boulder, dijo Rich Sheehan, portavoz de Boulder Community Health, que opera el hospital.

El gobernador de Colorado, Jared Polis, tuiteó una declaración de que “su corazón se rompe mientras vemos este evento indescriptible desarrollarse en nuestra comunidad de Boulder”.

La Policía le había dicho a la gente que se refugiara en el lugar en medio de un informe de un “individuo armado y peligroso” a unas 3 millas (5 kilómetros) de la tienda de comestibles, pero dijo en la conferencia de prensa posterior que no estaba relacionado con el tiroteo.

El FBI dijo que está ayudando en la investigación a petición de la Policía.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, tuiteó que el presidente Joe Biden había sido informado sobre el tiroteo.

En un comunicado, la cadena King Soopers ofreció “pensamientos, oraciones y apoyo a nuestros asociados, clientes y los socorristas que respondieron con tanta valentía a esta trágica situación. Continuaremos cooperando con las fuerzas del orden locales y nuestra tienda permanecerá cerrada durante la investigación policial”.

Kevin Daly, propietario de Under the Sun Eatery and Pizzeria Restaurant a una cuadra del supermercado, dijo que estaba en su tienda cuando vio que llegaban los vehículos de la Policía y que los compradores salían corriendo de la tienda. Dijo que acogió a varias personas para mantenerlas calientes, y otras subieron a un autobús proporcionado por la Policía de Boulder y se las llevaron.