El Paso

Testifican contra ‘asesinos de la boda’

Durante el juicio se narran secuestros que involucran a los detenidos Arturo Shows Urquidi y Mario Iglesias-Villegas

Staff / El Diario de El Paso

miércoles, 13 octubre 2021 | 06:00

Cortesía | Marrufo fue detenido en México y extraditado a EU Cortesía | ‘El Chapo’ aparece en el mismo proceso

Miembros del Cártel de Sinaloa y agentes del cumplimiento de la ley testificaron el martes en la segunda semana del juicio de los “asesinos de la boda”, luego de un descanso el pasado lunes, en un tribunal federal de El Paso.

En el juicio de los presuntos miembros del Cártel de Sinaloa, Arturo Shows Urquidi alias ‘Chous’ y Mario Iglesias-Villegas alias ‘El dos’, un testigo protegido anónimo que fue sentenciado a 35 años de prisión por cargos de drogas, afirmó pertenecer a organizaciones criminales de Ismael ‘Mayo’ Zambada y de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, que fue recapturado en 2016 y extraditado en 2017.

Durante sus testimonios, dijo haber sido secuestrado y amenazado por miembros del cártel en 2009 después de perder un cargamento de cocaína.

Según el testimonio, la cocaína presuntamente pertenecía a José Antonio “El Jaguar” Torres Marrufo, quien era un líder regional del Cártel de Sinaloa en Juárez y afirmó que Iglesias-Villegas y Torres Marrufo estuvieron involucrados en el secuestro.

Varios agentes federales también testificaron sobre las incautaciones de drogas realizadas entre 2007 y 2009 que estaban vinculadas a Torres Marrufo.

Un agente especial de Seguridad Nacional testificó que más de 5 kilos de cocaína fueron incautados por la Policía en 2007 en el puesto de control de la Patrulla Fronteriza entre EP y Alamogordo.

La cocaína incautada tenía calcomanías de Memín Pinguín que, según la información del Gobierno de EU, Sergio Garduño Escobedo, alias ‘Coma’ utilizaba exclusivamente este logo del personaje de caricatura para especificar su propiedad. 

Otro agente de Seguridad Nacional testificó sobre una incautación de cocaína en 2009 en el puerto de entrada de Ysleta. La cocaína estaba en paquetes con calcomanías de un jaguar negro perteneciente a Torres Marrufo.

Un testigo más fue un narcotraficante convicto que cumple sentencia de 50 años de prisión por cargos de drogas y armas.

El hombre de 54 años testificó que compraba drogas al Cártel de Sinaloa para cruzarlas de contrabando a EU para luego llevarlas a Chicago, St. Louis y otras ciudades. 

Asimismo, el hombre afirmó que le compraba las drogas a Jesús Rodrigo Fierro Ramírez alias ‘Huichi’ (ex policía estatal, asesinado en 2013 en Juárez) y transportaba alrededor de 20 a 25 kilos en un solo un viaje entre los años 2000 y 2006. 

Agregó que Fierro-Ramírez estaba a cargo de pagar la “nómina” a la Policía Municipal de Ciudad Juárez. 

Más tarde en el juicio, el testigo dijo que también transportó armas a México, incluidos rifles calibre .50 y AK-47. Afirmó que fueron entre 3 y 4 calibre .50 y 7 armas AK-47.

En una pregunta al testigo para conocer su relación cercana con Fierro-Ramírez, el hombre testificó que éste se había criado con sus tíos, por lo que se decía que eran “primos”. 

Asimismo, reconoció haber visto a Shows Urquidi en varios eventos nocturnos y fiestas familiares. 

Shows Urquidi e Iglesias-Villegas son dos de los 24 miembros del Cártel de Sinaloa acusados en relación con el tráfico de drogas, secuestro y asesinatos, incluidos los “asesinatos de la boda” de 2010 en Juárez.

Shows fue uno de los principales integrantes de la célula de Garduño y que participaba en la carga y descarga de paquetes de cocaína, así como de las armas en las bodegas de Juárez; mientras que Iglesias era “sicario” a cargo de otro de los enlistados en el mismo grupo criminal, también detenido en 2012.

La acusación también atribuye a Torres Marrufo la autoría del plagio y posterior homicidio de un ciudadano de la comunidad paseña de Horizon City que, en septiembre de 2009, apareció en Juárez mutilado y con las manos sobre el pecho en señal “de advertencia para aquellos que trataran de robarle al cártel”.

Otro hecho en el que se implica a Torres Marrufo es el plagio y homicidio de un residente de Columbus, Nuevo México, y de otras personas –incluyendo a un novio– que, en mayo de 2010, fueron privadas de su libertad durante una boda que se celebraba en la iglesia del Señor de la Misericordia, ubicada entre las calles Simona Barba y Valentín Fuentes, en Ciudad Juárez. 

“En mayo 7 de 2010, Torres Marrufo hizo que un individuo en El Paso, Texas, apoyara en la identificación de R. M. V., un residente de Columbus, Nuevo México, y del novio en una boda en Ciudad Juárez, y de más personas, por su asociación con el Cártel de Juárez”, dice el texto oficial del caso.

“Bajo la dirección de Torres Marrufo, el individuo viajó a Juárez y fue llevado a la locación de la boda para identificar a R. M. V. y a su hermano J. M. V. Bajo órdenes de Marrufo, R. M. V, su hermano J. M. V. y su tío, G. M. A. fueron secuestrados durante la ceremonia de la boda de R. M.V. Los tres fueron encontrados días después en una camioneta abandonada”, agrega.

“Al ver arribar al comando, un joven salió corriendo en el interior del estacionamiento, y uno de los sicarios le hizo varios disparos que lo dejaron muerto, tendido sobre el asfalto (…) Luego de este ataque, los agresores ingresaron a las instalaciones donde causaron terror entre los asistentes a la misa”, agrega.

Iglesias y Shows Urquidi están siendo actualmente juzgados por esta privación de la libertad, por lo que se les conoce como “los asesinos de la boda”.

El testimonio en el juicio comenzó el 5 de octubre, con la selección del jurado el día anterior y se espera que el juicio dure varias semanas.

close
search