El Paso

Temporada de influenza comienza antes de lo esperado

La situación ha alarmado a centros médicos del país

Archivo / Los síntomas son fiebre, vómitos y diarrea

Associated Press

domingo, 08 diciembre 2019 | 06:00

Nueva York– La temporada de influenza –‘flu’– invernal de los Estados Unidos comenzado por primera vez en más de 15 años.

Un temprano aluvión de enfermedades en el sur ha comenzado a extenderse más ampliamente, y existe una buena probabilidad de que la temporada de influenza llegue a su punto máximo mucho antes de lo normal, dicen los funcionarios de salud.

La última temporada de influenza que se aceleró tan temprano fue en 2003-2004, una mala. Algunos expertos piensan que el comienzo temprano puede significar mucho sufrimiento, pero otros dicen que es demasiado pronto para saberlo.

“Realmente depende de qué virus estén circulando. No hay una tendencia predecible en cuanto a que sea temprano, será más grave o más tarde, menos grave”, dijo Scott Epperson, quien rastrea enfermedades similares a la influenza para los Centros Control y Prevención de Enfermedades de EU (CDC).

Existen diferentes tipos de virus de la influenza, y el que causa enfermedades en la mayor parte del país es una sorpresa. Es una versión que normalmente no abunda hasta marzo o abril.

Ese virus generalmente no es tan peligroso para las personas mayores, buenas noticias, ya que la mayoría de las hospitalizaciones y muertes por influenza ocurren cada invierno en los ancianos. Sin embargo, estos virus pueden ser difíciles para los niños y las personas menores de 50 años.

Luisiana fue el primer estado en ser realmente afectado, y los médicos dijeron que comenzaron a ver grandes cantidades de enfermedades similares a la influenza en octubre.

El Hospital Infantil de Nueva Orleans ya ha visto más casos de influenza este otoño de lo que vio todo el invierno pasado, dijo el doctor Toni Gross, jefe de medicina de emergencia del hospital. El mes pasado fue el más ocupado en el departamento de emergencias del hospital. Los funcionarios tuvieron que establecer un sistema de clasificación y agregar turnos adicionales, dijo Gross.

“Definitivamente está causando síntomas que lo llevarán a la cama por una semana”, incluyendo fiebre, vómitos y diarrea. Pero el hospital no ha tenido ninguna muerte y no está viendo muchas complicaciones graves, dijo.

Los funcionarios de salud tienden a considerar que la temporada de influenza está oficialmente en marcha cuando, durante al menos tres semanas seguidas, un porcentaje significativo de las visitas al consultorio médico a nivel nacional debe a enfermedades similares a la influenza. Eso ya sucedió, dijeron los funcionarios de los CDC esta semana.

La agencia estimó el viernes que ya ha habido 1.7 millones de enfermedades causadas por la influenza, 16 mil hospitalizaciones y 900 muertes relacionadas con la influenza a nivel nacional.

El tráfico de pacientes más intenso se había producido en seis estados que se extendían desde Texas hasta Georgia. Pero en las nuevas cifras publicadas el viernes, los funcionarios de los CDC dijeron que la cantidad de estados con actividad intensa aumentó la semana pasada a 12. La influenza está muy extendida en 16 estados, aunque no necesariamente en niveles intensos en cada uno, dijeron los CDC.

La última temporada de influenza comenzó como leve pero resultó ser la más larga en diez años. Terminó con alrededor de 49 mil muertes relacionadas con la influenza y 590 mil hospitalizaciones, según estimaciones preliminares.

Fue malo, pero no tan malo como el anterior, cuando la influenza causó aproximadamente 61 mil muertes y 810 mil hospitalizaciones. Esas estimaciones para 2017-2018 son nuevas: los CDC el mes pasado las revisaron a la baja de las estimaciones anteriores a medida que ingresaron más datos, incluidos certificados de defunción reales.

En las dos temporadas anteriores de influenza, la vacuna tuvo un desempeño deficiente contra el virus predominante desagradable. Es demasiado pronto para decir qué tan bien está funcionando la vacuna en este momento, dijo Epperson.

Epperson dijo que existe la posibilidad de que la temporada de influenza llegue a su punto máximo este mes, que sería inusualmente temprano. La temporada de influenza generalmente no llega al tope hasta alrededor de febrero.

El comienzo temprano sugiere que muchos estadounidenses pueden estar enfermos al mismo tiempo, dijo Dave Osthus, un estadístico que hace pronósticos de influenza en el Laboratorio Nacional de Los Alamos. “Esto podría ser un precursor de algo bastante malo. Pero no lo sabemos”, dijo.

Gross es pesimista. “Yo, personalmente, me estoy preparando para lo peor”, dijo.