PUBLICIDAD

El Paso

Suspenden vacunación de Johnson & Johnson

Impacto será mínimo a nivel local; tenían programadas 2 mil dosis esta semana

Ivanna Leos / El Diario de El Paso

miércoles, 14 abril 2021 | 06:00

The New York Times

PUBLICIDAD

El Paso anunció el martes que dejará de administrar la vacuna Johnson & Johnson contra el Covid-19, siguiendo la recomendación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (HHSC).

De acuerdo con las autoridades de Salud, se recomienda la “pausa” debido a seis casos de “una condición muy rara” que involucra coágulos de sangre.

PUBLICIDAD

El Departamento de Salud Pública (DPH) de El Paso dijo que las medidas tomadas y las recomendaciones federales no son infrecuentes y se toman con mucha precaución para revisar los datos disponibles y determinar si la vacuna es la responsable de esta rara condición.

La Ciudad dijo que ninguno de los casos de coágulos de sangre reportados hasta este momento ha ocurrido en El Paso o en el estado de Texas.

Hasta la fecha, la Ciudad ha administrado mil 244 dosis de las vacunas Johnson & Johnson. Esta semana estaban programadas unas dos mil, según datos estatales.

“Para aquellos que han recibido la vacuna Johnson & Johnson, no hay razón para alarmarse. Continuaremos informando al público sobre cualquier desarrollo nuevo con respecto a esta vacuna y si se necesitan más acciones”, dijo el doctor Héctor Ocaranza, Autoridad de Salud de la Ciudad y el Condado.

“La Ciudad y el Condado no usarán la vacuna Johnson & Johnson por ahora siguiendo las recomendaciones de los CDC y la FDA, pero continuarán administrando otras vacunas aprobadas”, precisó.

“Es importante enfatizar que las vacunas son efectivas y seguras”, añadió Ocaranza.

Esta semana, más de 2 mil vacunas de Johnson & Johnson –distribuidas bajo la marca Janssen– se habían programado para administrar en diferentes sitios de vacunación en el Condado de El Paso, entre ellos en El Paso Community College (EPCC).

James Heiney, portavoz de la institución educativa, dijo que dentro del plan para la semana del 12 al 18 de abril se administrarían alrededor de 600 dosis, sin embargo, EPCC confirmó que no administrará ninguna debido a la “pausa”.

“El Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas está pidiendo a los proveedores de vacunas de Texas que pausen toda la administración de la vacuna Covid-19 de Johnson & Johnson hasta nuevo aviso. EPCC está siguiendo esa guía y no ha administrado ni administrará ninguna vacuna”, dijo el portavoz de EPCC.

El doctor Edward Michelson, presidente de Medicina de Emergencia en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad Tecnológica de Texas en El Paso (TTUHSC) dijo, por su parte, que la suspensión de la vacuna J&J es “una prueba de que el programa de vigilancia nacional que busca posibles reacciones y efectos secundarios del programa de vacunación contra Covid-19 está funcionando”. 

“Creo que el número de pacientes identificados es muy pequeño y la incidencia de este efecto secundario potencial grave de un coágulo de sangre en la cabeza es muy baja. Según los informes que hemos visto, esto ocurre en menos de uno en cada millón de personas tratadas. Por supuesto, no se administrarán dosis de la vacuna J&J hasta que la FDA revise los resultados de un comité encargado de analizar todos los resultados”, dijo Michelson.

“Seguimos recibiendo muchas más dosis de las vacunas Pfizer y Moderna que de J&J. Por lo tanto, temporalmente tendremos menos dosis totales disponibles, y esto ralentizará nuestra tasa de vacunación. Espero que, después de la revisión, la FDA permita que se administre J&J nuevamente”, añadió.

Michelson explicó que, en El Paso, aunque la cantidad de pacientes con efectos secundarios ha sido poca, se han registrado después de una semana de recibir la inmunización.

“Hemos visto muy pocos pacientes con efectos secundarios graves por recibir alguna de las vacunas. La mayoría de los efectos secundarios son leves y limitados. Hemos visto algunos pacientes que realmente desarrollaron síntomas de Covid-19, aproximadamente una semana después de recibir su primera vacuna. Se trataba de personas que probablemente estuvieron expuestas a una persona con Covid-19 en los días antes o después de recibir su primera inyección”, precisó.

“La vacuna simplemente no había tenido tiempo de funcionar, en la mayoría de estos casos. Si alguien desarrolla síntomas de Covid-19 en las primeras dos semanas después de recibir una dosis de vacuna, lo animo a que se aísle y se someta a una prueba”, añadió.

Por su parte, Patricia Chaires, quien obtuvo su dosis de la vacuna de Johnson & Johnson el pasado lunes en la clínica de inmunización local, es una de docenas de personas que han sufrido reacciones secundarias tras ser vacunadas.

Sin saber que las autoridades de Salud suspenderían la aplicación de esta vacuna horas después, ella y sus compañeras de trabajo recibieron su única dosis conforme a lo programado.

Y aunque mentalmente estaba preparada para lo que viniera, ella y sus amigas tuvieron reacciones adversas distintas. Chaires expresó que su sentido de alivio tras haberse protegido contra Covid-19, pronto cambió a preocupación después de presentar lo que ella considera anormalidades.

“Cuando me la pusieron me sentí mareada y de regreso al trabajo, que no fue más de 20 minutos, empecé a sentir que me ardía la piel del lado izquierdo de mi hombro y cuello”, declaró Chaires.

También dijo que horas después, sintió mucha picazón y le salió como un salpullido. “Se me puso la piel roja y me daba mucha comezón,” dijo la empleada de Salud, quien aseguró que después de varias horas se empezó a sentir un poco mejor.

Los funcionarios de Salud alientan a la comunidad a que cuando se vacunen, independientemente de la vacuna que se administre, deben revisar sus síntomas utilizando la herramienta V-Safe de los CDC.

“Se proporcionan instrucciones sobre la herramienta V-Safe al recibir una vacuna con la Ciudad. Esta herramienta permite a las personas informar rápidamente a los CDC de cualquier efecto secundario y es una forma en que los CDC hacen un seguimiento de los efectos secundarios de la vacuna más allá de los períodos de prueba. Dependiendo de las respuestas, alguien de los CDC puede comunicarse con las personas que informan los efectos secundarios”, se lee en un comunicado de la Ciudad.

Autoridades pidieron a las personas que hayan recibido la vacuna Johnson & Johnson y que desarrollen dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar, dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación, comunicarse con su proveedor de atención médica.

La Ciudad de El Paso proporcionará actualizaciones a medida que estén disponibles. 

Se solicita a los proveedores de atención médica que notifiquen los eventos adversos al sistema de notificación de eventos adversos de las vacunas en https://vaers.hhs.gov/reportevent.html.   

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search