El Paso

Sube 60% venta de autos usados aquí

Disfrutan loteros boom comercial ante escasez de chips en plantas de producción de vehículos

Roberto Carrillo Arteaga / El Diario de El Paso

lunes, 06 septiembre 2021 | 06:00

Cortesía | con una gran sonrisa, esta compradora muestra el título de su vehículo

A causa de la escasez de chips de computadora, que detuvo la producción en plantas ensambladoras de autos nuevos, la venta de usados se ha disparado casi al doble a nivel local, estimaron dueños de lotes de la comunidad.

“Agosto fue un mes muy malo para las ventas, pero septiembre nos ha mostrado un aumento inusual, alrededor de un 60 por ciento”, dijo Mario Gutiérrez, gerente general de Top Notch Autogroup.

De acuerdo a Gutiérrez, esta tendencia al alza muestra que más personas necesitan desplazarse tras meses en pandemia, y por lo pronto la falta de autos nuevos en las agencias automotrices ha motivado a que la comunidad busque autos usados.

“Después de un mes muy malo ahora estamos vendiendo a muy buen ritmo, lo mejor de todo es que aún no termina el mes y ya hemos superado nuestras metas mensuales de ventas”, sostuvo el empresario automotriz.

Un aumento en los casos de la variante Delta del Covid-19 en varios países asiáticos, que son los principales productores de chips de grado automático, está empeorando la escasez de suministro. 

En consecuencia la falta de chips está retrasando el regreso a la producción normal de automóviles en plantas ensambladoras alrededor del mundo, y a la vez deteniendo el suministro de vehículos para venta.

“Aquí los carros nuevos no duran en inventario”, dijo Gerardo Ornelas, ejecutivo de ventas de Dick Poe Toyota de El Paso, sobre la alta demanda de vehículos.

“En verdad que hay mucho tráfico de compradores”, afirmó Ornelas.

De acuerdo a análisis de Cargurus.com, esta demanda de vehículos traerá en consecuencia un aumento de precios, tanto en vehículos, nuevos y usados, como en el uso de autos de alquiler.

Esta tendencia se afirma que se podría extender hasta el próximo año, esto con la posibilidad de no retroceder hasta el año 2023.

En agosto, las ventas de vehículos nuevos en Estados Unidos cayeron casi un 18 por ciento, principalmente debido a la escasez de suministro. 

Al momento que compañías automotrices como General Motors y Ford se vieron forzadas a cerrar temporalmente sus plantas, la escasez mundial de los chips microprocesadores se mantuvo, así como la de otros insumos.

General Motors dio a conocer que detuvo la producción en ocho plantas en territorio estadounidense por espacio de dos semanas, incluidas las que fabrican la camioneta de trabajo ligero Chevrolet Silverado, la más vendida de la compañía. Ford también dejará de fabricar camionetas en su planta de Kansas City durante dos semanas. Además de que se reducirán turnos en plantas de camiones en Dearborn, Michigan y Louisville, Kentucky. 

Los fabricantes informaron que los concesionarios estadounidenses tenían poco menos de 1 millón de vehículos nuevos en sus lotes el pasado mes de agosto, lo que representa un 72 por ciento menos que los 3.58 millones con que se contaban a la venta en agosto del 2019.

Industria detenida

La escasez global de partes y repuestos no sólo se limita a los chips microprocesadores de las computadoras automotrices, ya que los fabricantes de automóviles también están registrando escasez de arneses, plásticos y vidrio.

De forma similar que a la industria automotriz, los efectos de escasez de partes y refacciones se percibe en equipos agrícolas y maquinaria industrial, así como en la fabricación de ropa, artículos deportivos y accesorios de cocina.

A medida que la demanda supera la oferta frente a un virus resurgente, la población busca reactivar sus jornadas y actividades en medio de una pandemia.

Alza de precios

La tendencia de falta de vehículos dio como resultado que los compradores de vehículos se enfrenten a precios altos en el mercado automotriz, ya que el precio promedio de un vehículo nuevo vendido en los Estados Unidos en el mes de agosto alcanzó un récord de poco más de 41 mil dólares, es decir, casi 8 mil 200 dólares más que hace sólo dos años, de acuerdo a un análisis de Cargurus.com.

La demanda de camionetas, SUVs y otros automóviles se mantiene fuerte, pero los compradores están cada vez más frustrados debido a la falta de inventario y los altos precios, de ahí se origina parte del auge en venta de los autos usados.

close
search