PUBLICIDAD

El Paso

Sostiene juez 2 semanas restricciones al asilo

Cuestionan líderes paseños ‘enfermiza’ obstinación de republicanos por mantener vigente el Título 42

Ivanna Leos/El Diario de El Paso

jueves, 28 abril 2022 | 06:00

Associated Press | La administración Biden tendrá que esperar a una audiencia en Corte federal, programada para el 13 de mayo

PUBLICIDAD

Un juez federal de Nueva Orleans ordenó el miércoles suspender por dos semanas el desfasamiento de las restricciones al asilo implementadas por la pandemia, y planteó dudas sobre el plan del Gobierno de Joe Biden de levantar totalmente esas restricciones el 23 de mayo. 

Y aunque la decisión es sólo un revés temporal para el Gobierno, activistas y líderes religiosos en El Paso cuestionaron la “enfermiza” postura de los políticos republicanos –incluyendo al gobernador y al fiscal general de Texas– para mantener las restricciones de la era Trump a los solicitantes de asilo.

PUBLICIDAD

El juez adoptó una postura muy favorable a Luisiana, Arizona y otros 19 estados que demandaron para preservar la denominada autoridad del Título 42, que niega a los inmigrantes la posibilidad de solicitar asilo con el argumento de evitar la propagación del Covid-19.

“(Los estados) han establecido que existe una amenaza sustancial de daños inmediatos e irreparables resultantes” del levantamiento del Título 42, incluyendo costos irrecuperables en atención médica, aplicación de la ley, detención, educación y otros servicios para los migrantes, escribió el juez de distrito Robert Summerhays en Lafayette, Luisiana.

Summerhays, quien fue nombrado por el ex presidente Donald Trump, dijo que es probable que los estados tengan éxito con su argumento de que el Gobierno no se adhirió a los procedimientos federales cuando anunció el 1 de abril que daría fin a la autoridad del Título 42.

El juez ha programado una audiencia para el 13 de mayo para escuchar los argumentos sobre si debe impedir que el Título 42 termine como está previsto 10 días después.

Texas presentó una demanda similar el viernes en el tribunal federal de Victoria, Texas.

Los estados demandantes le habían pedido al juez la semana pasada que emitiera una orden que impidiera al Gobierno procesar a más migrantes bajo la ley de inmigración en lugar de la norma de salud pública. Alrededor del 14 por ciento de los adultos solos procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador fue procesado bajo las leyes de inmigración durante un período de siete días que finalizó el pasado jueves, había reconocido el Gobierno federal. Esta cifra es superior a la del 5 por ciento de marzo, según las cifras del Gobierno.

“Bajo esta orden de restricción temporal, los acusados están obligados a volver a las políticas y prácticas en vigor antes de la emisión de la orden de terminación, lo que debería tener como resultado (en igualdad de condiciones) volver a las prácticas históricas en línea con los puntos de referencia históricos”, escribió Summerhays.

Un sistema injusto

 El obispo Mark Seitz, de la Diócesis Católica de El Paso, dijo que pensar en una frontera cerrada y que impida a los seres humanos migrar es “enfermizo y poco saludable”.

“Nos quedamos ahorita con un sistema inhumano injusto y contradictorio que no se presta a una nación sana. No hay respeto por la dignidad de las personas que buscan cruzar”, dijo Seitz.

Fernando García, director de la Red Fronteriza por los Derechos Humanos (BNHR), enfatizó que la frontera debe ser diferente y debe recibir a inmigrantes con todas sus necesidades.

“Todo el mundo está hablando de esto, pero nadie se está preguntando qué experiencias tienen, qué necesitan, cómo se están organizando y cómo están enfrentando los retos que ocurren con las políticas del Gobierno”, dijo García. 

La congresista Verónica Escobar dijo que la región enfrenta desafíos diferentes de los que enfrentamos hace 25 años.

“Todos los republicanos quieren hablar es de la frontera abierta de Biden y de los precios en la frontera y de las invasiones y todos los términos horribles que se puedan imaginar para describir a las almas vulnerables que buscan refugio en nuestra nación”, dijo Escobar.

Se defiende Mayorkas

Se han hecho más de 1.8 millones de expulsiones de migrantes bajo la norma sanitaria invocada en marzo de 2020.

Los defensores de los solicitantes de asilo dicen que las restricciones ponen en peligro a las personas que huyen de la persecución en su país y viola el derecho a solicitar protección consagrado en la legislación estadounidense y en los tratados internacionales.

En dos audiencias el miércoles, el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, defendió el manejo que ha dado el Gobierno a un aumento de los migrantes en la frontera suroeste, así como sus planes para hacer frente a la posibilidad de más con el potencial fin del Título 42.

Mayorkas trató de rebatir las acusaciones de los republicanos de que el Gobierno de Biden ha fomentado la migración irregular al permitir que algunas personas soliciten asilo, y culpó a la agitación económica y política y a la violencia en toda América Latina y el mundo.

“Algunas de las causas de la migración irregular no han hecho más que aumentar por los años de sufrimiento que preceden a esta administración”, dijo. (Con información de Associated Press)

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search