Sin respuestas sobre autopsia de menor migrante

‘Nos preocupa la demora porque estos resultados son claves y determinantes para el caso’, asegura cónsul de Guatemala

Karla Valdez / El Diario de El Paso
sábado, 09 marzo 2019 | 06:00

 Tres meses han pasado desde el fallecimiento de Jakelin Caal, la niña guatemalteca que murió en custodia de la Patrulla Fronteriza (USBP), y la oficina del Médico Forense de El Paso aún no tiene listos los resultados de la autopsia. 

Conforme pasan los días aumenta la incertidumbre y la preocupación tanto de familiares de Jakelin como del cónsul de Guatemala en Del Río, ya que no logran explicarse a qué se debe la demora. 

“Sabemos y entendemos que tienen otros casos que atender, pero estamos preocupados por la tardanza porque necesitamos esos resultados lo más pronto posible”, dijo el cónsul Tekandi Paniagua. 

Jakelin de tan solo 7 años y su padre Nery Gilberto Caal, de 29, cruzaron la frontera junto con un grupo de 163 migrantes por una zona desértica al sur de Lordsburg, Nuevo México, donde fueron detenidos por agentes de USBP la noche del 6 de diciembre de 2018. 

Debido al número de migrantes, tuvieron que ser trasladados en pequeños grupos a la estación de USBP en Lordsburg, a unas tres horas de distancia de donde se detuvo al grupo. 

Durante la madrugada del 7 de diciembre cuando Jakelin y su padre eran trasladados a la estación, la menor comenzó a vomitar y convulsionarse. 

Al arribar a las instalaciones de USBP un agente/paramédico le brindó los primeros auxilios a la niña, quien fue resucitada dos veces antes de ser trasladada al Hospital Infantil Providence, donde sufrió un paro cardiaco y murió al día siguiente. 

Aun sin contar con los resultados de la autopsia, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), emitió un reporte indicando que una serie de estudios revelaron que Jakelin presentaba insuficiencia hepática e inflamación cerebral. 

Pero esto no ha podido ser confirmado o desmentido, debido a que el médico forense aún no cuenta con los resultados de la autopsia, a pesar de que el cuerpo de Jakelin fue repatriado a Guatemala dos semanas después de su muerte. 

Sin conclusiones 

Paniagua aseguró que confía en que la Oficina del Médico Forense esta haciendo todo lo necesario para obtener los resultados lo antes posible, ya que eso determinará a dónde irá el caso. 

“No estamos en posición de exigir al médico examinador, ni estamos diciendo que están haciendo un mal trabajo, al contrario estamos agradecidos con ellos por permitirnos sacar una carta de defunción con la causa de muerte pendiente, pero estamos en nuestro derecho de mostrar nuestra preocupación”, aseguró. 

El cónsul agregó que no dejará de seguir muy de cerca este caso, ya que mientras no se tengan los resultados no sabrán qué fue lo que en verdad pasó con Jakelin. 

“Esos resultados van a determinar las causas de la muerte de la niña Jakelin Caal y probablemente las condiciones en las que este lamentable hecho se produjo. Nos preocupa la demora porque estos resultados son claves y determinantes para el caso”, enfatizó. 

El Diario de El Paso trató de obtener una entrevista con la Oficina del Médico Forense, pero hasta el cierre de esta edición no se tuvo respuesta. 

Por otro lado el cónsul agregó que el padre de Jakelin sigue con su proceso para solicitar asilo político y se encuentra en espera de su entrevista de miedo creíble. 

“El señor Nery Caal tienen representación legal por medio de una organización de abogados y tienen el respaldo de dos consulados de Guatemala y se está preparando para su entrevista”, concluyó.