El Paso

Sin cambios, cierre parcial de frontera

CBP no ha recibido instrucciones para reactivar mañana cruces no esenciales

Ari Goldstein/El Diario de El Paso

martes, 19 mayo 2020 | 06:00

Funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) señalaron que hasta el momento no han recibido órdenes para reactivar, a partir de mañana miércoles 20 de mayo, los cruces no esenciales a Estados Unidos por vía terrestre.

Actualmente está en vigor una restricción de 30 días –que vence el 19 de mayo a las 10 pm tiempo local– a todos los cruces de turismo a este país desde México y Canadá. 

La orden original fue activada el 21 de marzo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), para evitar la propagación del nuevo coronavirus a través de la frontera.

El 20 de abril, justo antes de que venciera la orden, fue extendida por 30 días, los cuales concluyen el 19 de mayo, pero pueden ser expandidos por otro mes, o incluso de manera indefinida mientras permanece la amenaza sanitaria de Covid-19, tal como lo analiza la administración del presidente Trump.

Al expirar la ordenanza el martes, algunos medios han inferido –sin fundamento– que a partir del 20 de mayo retornarán a la normalidad los cruces fronterizos en El Paso, permitiéndose la entrada de viajeros no esenciales, en su mayoría mexicanos que atraviesan la frontera para compras, diversión o visitar familiares.

No obstante, funcionarios de CBP señalaron que hasta el momento no han recibido la orden de reactivar la entrada de turistas por los puertos de entrada del Sector El Paso, que cubre parte del Oeste de Texas y el todo el estado de Nuevo México.

Hasta el momento, sólo se permite el cruce a Estados Unidos de ciudadanos norteamericanos y residentes legales, quienes deben justificar la razón de su visita al exterior. Ciudadanos de otros países pueden cruzar a este país debido a actividades esenciales como el comercio, obtener atención médica o educación en EU, así como diplomáticos.

La razón por la cual se buscaría extender la orden es porque ha impedido el ingreso a Estados Unidos de migrantes que buscan protección contra la persecución en sus países. Al invocar la emergencia de salud, Estados Unidos no sólo cerró los puntos legales de entrada al turismo, sino que estableció el retorno inmediato a México, o a sus países de origen, de los inmigrantes que cruzan la frontera de manera ilegal.

Desde el 21 de marzo, sólo dos migrantes han podido permanecer en EU para solicitar asilo, según un alto funcionario del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

El bloque forma parte de un amplio esfuerzo liderado por Stephen Miller, el arquitecto de la agenda migratoria del presidente Donald Trump, con el fin de utilizar agresivamente las leyes de salud pública para reducir la inmigración mientras el Gobierno lucha contra el virus, según reportó The New York Times.

A nivel nacional, organizaciones civiles han manifestado que la restricción en los cruces internacionales no contaban con la intención de detener el virus, sino detener la migración y la seguridad que se interponen en la atención médica en los Estados Unidos.

“Esta prohibición nunca fue por la pandemia, nunca se trató de la salud pública”, dijo Charanya Krishnaswami, directora de incidencia en las Américas de Amnistía Internacional. “Como lo dejan en claro las noticias de hoy, el gobierno de Trump está usando el Covid-19 para imponer las políticas que quería implementar desde su primer día en el poder: cerrar las fronteras a las personas que buscan seguridad”, declaró.