El Paso

Siempre sí: extienden el Censo todo octubre

Gobierno federal acata decisión de juez

Archivo / Pie de foto: Gobierno federal acata decisión de juez

The Texas Tribune

domingo, 04 octubre 2020 | 06:00

El conteo para el Censo 2020 continuará todo octubre, ordenó una jueza de Distrito federal el jueves por la noche, en una decisión que requiere que los trabajadores del Censo continúen sus operaciones en Texas y el país después de la fecha límite del lunes autoimpuesta por la Oficina del Censo.

La Oficina del Censo ya había comenzado a concluir su trabajo de campo a pesar de una orden judicial la semana pasada para continuar contando el lunes pasado. En su orden de esta semana, la jueza Lucy Koh dijo que hacer cumplir la fecha límite anterior “corre el riesgo de socavar aún más la confianza en la Oficina y sus socios, sembrando más confusión y deprimiendo la participación en el censo”.

La magistrada requirió que la Oficina del Censo enviara un mensaje a los censistas, lo que hizo el viernes, confirmando que seguiría contando residentes hasta la nueva fecha límite.

“Los empleados deben continuar trabajando con diligencia y enumerar a la mayor cantidad de personas posible”, escribió la agencia a los encargados del censo.

Incluso con el fallo, existe la preocupación de que la orden sea demasiado pequeña, demasiado tarde. Algunos censistas de Texas habían sido despedidos antes de la fecha límite anterior, y cambiar las fechas límite puede ser confuso para los texanos que ya responden por sí mismos al censo a una tasa más baja, 62.4 por ciento, que el promedio nacional de 66.6 por ciento, una diferencia que significaría que más de un millón de texanos más completarían la forma.

“Esto proporciona un respiro adicional muy importante que marcará una diferencia absoluta”, dijo Ann Beeson, directora ejecutiva de Every Texan, un grupo de expertos de izquierda. “Pero no hay duda de que todavía existen serias preocupaciones sobre el conteo insuficiente final aquí en Texas”.

Un conteo preciso es clave por razones económicas y políticas en Texas. Cada persona perdida podría significar menos fondos federales para áreas como programas para la primera infancia, planificación y construcción de carreteras. El recuento de una vez por década también se usa para determinar cuántos escaños obtiene Texas en el Congreso y cómo dividir a los votantes en distritos políticos.

En agosto, la Oficina del Censo anunció abruptamente que estaba acortando el período de respuesta en un mes, lo que generó preocupaciones en Texas, un estado que históricamente ha sido subestimado en el censo. El cambio de fecha límite fue el último giro en meses de desafíos y retrasos que han obligado a los esfuerzos locales a reagruparse una y otra vez durante la pandemia de coronavirus.

Entre esos giros estaba un esfuerzo de la administración Trump para excluir a los inmigrantes indocumentados del conteo.

Para aquellos que esperan un recuento adecuado para garantizar que los texanos obtengan una representación proporcionada, las preocupaciones persisten a pesar del fallo de esta semana.

Cuando los residentes no envían respuestas, los trabajadores del Censo realizan un seguimiento a través de llamadas telefónicas y visitas domiciliarias, lo que incluye confiar en los vecinos para transmitir información sobre la cantidad de residentes en una unidad determinada o enumerar un hogar como vacante si nadie responde varias veces. Esta información a menudo puede ser inexacta y puede conducir a un recuento particular de comunidades de inmigrantes, comunidades de color y comunidades rurales.

“Cuanto menor sea la tasa de respuesta personal, mayor será el riesgo de un recuento insuficiente en general”, dijo Rob Santos del Urban Institute.

Texas, que actualmente tiene 36 escaños en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, podría obtener tres escaños más después del Censo 2020.

Con la pandemia que obliga a los trabajadores a contar a los residentes a un ritmo acelerado, ha habido menos tiempo en los últimos meses para que los trabajadores regresen a los hogares que no respondieron.

El mes adicional para el conteo podría permitir que los trabajadores del Censo regresen a esos hogares, lo que podría ayudar a producir un conteo más preciso, dijo Lloyd Potter, el demógrafo estatal.

“Me da la esperanza de que haremos un mejor trabajo del que hubiéramos hecho”, dijo Potter. “Aunque podría haber algún problema con la calidad de los datos”.

Desde el inicio del conteo en marzo, la tasa de respuesta en las comunidades de mayoría hispana en Texas ha sido sólo del 41 por ciento, según Santos, mientras que algunos vecindarios metropolitanos ricos y blancos tienen tasas de respuesta superiores al 70 por ciento.

A medida que se agotaba el tiempo, Texas lanzó una campaña publicitaria de $15 millones persiguiendo un conteo preciso. En ese momento, las últimas cifras mostraron que los hogares en áreas urbanas de Texas con tendencia demócrata habían completado el conteo en línea, por teléfono o por correo a tasas más altas que las de las áreas más rurales controladas por los republicanos y las comunidades del Sur de Texas.

Anteriormente, cuando otros estados invirtieron millones de dólares en campañas del Censo, los legisladores de Texas se negaron a destinar dólares estatales adicionales durante la sesión legislativa del año pasado, rechazando las propuestas de los legisladores demócratas para crear un comité de alcance estatal y reservar millones de dólares en subvenciones para esfuerzos de alcance local.

 Buena noticia, pero riesgosa: paseño

El representante estatal César Blanco, un demócrata de El Paso que buscó sin éxito dólares estatales para el censo, dijo que la decisión de Koh es una “buena noticia”.

“Da más tiempo para que se cuente a los texanos”, dijo Blanco en un comunicado. “Sin embargo, sin un comité estatal de conteo completo, Texas todavía corre el peligro de perder su parte justa de los fondos federales para proyectos de salud, educación e infraestructura”.

Y con los líderes locales enfocados en mantener con vida a sus residentes en lugar de contarlos, el trabajo de base ha surgido como un componente aún más significativo de los esfuerzos de divulgación del censo.

“Involucrar a los estadounidenses en el conteo va más allá de la Oficina”, dijo Beeson sobre los esfuerzos de base para garantizar un conteo adecuado, especialmente en regiones históricamente subestimadas como el Valle del Río Grande y el Este de Texas.

Potter reiteró que no es demasiado tarde para que los texanos llenen su censo. Para asegurarse de que estén representados en su Gobierno y tengan los recursos adecuados en su comunidad, recomendó a los residentes completar el censo en línea o llamar a la Oficina al 844-330-2020 antes de la fecha límite del 31 de octubre. (Dan Rosenzweig-Ziff/The Texas Tribune