El Paso

Sentencian a expolicía en Midland por pornografía infantil

Lacy Hobbs, se declaró culpable

Tomada de Internet / Foto ilustrativa

Ivanna Leos/El Diario de El Paso

jueves, 14 mayo 2020 | 11:59

Un juez federal sentenció hoy en Midland a un exoficial de la policía de Monahans, a 87 meses de prisión federal por un cargo de pornografía infantil, así lo anunciaron el fiscal federal John F. Bash y el director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw.

El exoficial Lacy Hobbs, se declaró culpable de recibir un recuento de pornografía infantil por una víctima menor de 18 años.

 Los registros judiciales revelan que, en noviembre de 2019, Hobbs participó en la actividad ilícita a sabiendas de que la mujer con la que mantenía comunicación, era menor de 18 años. Hobbs, recibió múltiples videos e imágenes de la víctima involucrada en ‘actividad sexualmente explícita’, según los registros. 

De acuerdo a un comunicado del Departamento de Justicia de la Oficina del Fiscal del Distrito Oeste de Texas, además del período de prisión, el juez de distrito de los Estados Unidos, David Counts, ordenó que Hobbs, pagar una multa de 30 mil dólares, una evaluación 5 mil dólares bajo la Ley de Mejora de Restitución de Víctimas de Pornografía Infantil Amy y Vicky; y una evaluación de 5 mil dólares bajo la Ley de Justicia para Víctimas del Tráfico.

El Juez Counts también ordenó que Hobbs fuera puesto en libertad supervisada por un período de cinco años después de completar su prisión.  

Hobbs, quien había estado bajo fianza durante este litigio, fue puesto bajo custodia del Servicio de Alguaciles de Estados Unidos, después de la audiencia de hoy para comenzar a cumplir su condena en prisión, informaron. 

“Cuando un oficial que ha jurado proteger a su comunidad decide en cambio atacar a un menor para su explotación, seremos implacables en la búsqueda de justicia. Estoy satisfecho con la sentencia impuesta hoy ", declaró el Fiscal Federal Bash.

Los Rangers de Texas investigaron este caso junto con el Departamento de Policía de Andrews. El fiscal federal adjunto Shane Chriesman procesó este caso en nombre del gobierno. Este caso fue presentado como parte del Proyecto Safe Childhood, una iniciativa nacional para combatir la explotación y abuso sexual infantil, lanzada en mayo de 2006 por el Departamento de Justicia.