El Paso

Señalan a pediatras por exigir copia de visa

Amagan con denunciarlas con CBP si no acuden a citas para aplicar vacunas, aseguran

Sabrina Zuniga
El Diario de El Paso

miércoles, 07 octubre 2020 | 06:00

Debido a las actuales restricciones en los puentes internacionales, vacunar a un bebé estadounidense en El Paso, se ha convertido en una cuestión de estrés e incertidumbre para las madres mexicanas que residen al otro lado de la frontera.

Ahora señalan que las oficinas de algunos pediatras de esta ciudad les exigen copia de su visa láser para proporcionarles una carta en la que justifican que cruzan a El Paso como un viaje esencial.

 De no acudir a la cita médica para aplicar vacunas, aseguran las madres que los galenos amagan con denunciarlas con Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Y es que algunas, luego de obtener la carta del doctor, optan por vacunar a sus hijos en servicios públicos de la Ciudad, donde el costo es mínimo.

“Es pagar poco más de cien dólares con un pediatra o arriesgarte a no poder cruzar”, dijo Jessica Tovar, quien tuvo a su bebé en El Paso.

“Yo fui en junio y sí me dejaron cruzar, iba sola con mi bebé pero creo que estaban más accesibles que ahora porque muchas han mentido por cruzar y ni a las vacunas iban, incluso el pediatra ya no me quiere dar carta sin mandar foto de mi visa. Y según esto te reportan a CBP si no llegas a la cita”, agregó.

La agencia informó que el Registro Federal, el diario oficial, establece que las restricciones en cruces internacionales se limitan exclusivamente al tráfico no esencial, siendo la aplicación de vacunas parte de un viaje con propósitos médicos y de salud.

Por lo tanto, asegura CBP, no debe haber ningún inconveniente en que una madre o un padre extranjero ingrese al país por un puerto de entrada terrestre comprobando una cita previa con un profesional de salud, o incluso la cartilla de vacunación de un bebé o un niño estadounidense.

El Diario de El Paso se intentó contactar con la Sociedad Médica del Condado de El Paso, sin embargo, al cierre de edición, no se obtuvo respuesta.

‘Mentira y controversia’

En cuanto a que los oficiales en las garitas de entrada se comunican con las oficinas de los doctores para cerciorar la veracidad de una cita médica, es, de acuerdo con un oficial federal “mentira y controversia”.

“Los oficiales no tienen tiempo de hacer llamadas, si acaso se menciona algo sería para asegurar que realmente las personas cruzan a lo que están diciendo”, dijo en entrevista con El Diario de El Paso.

Sin embargo, la preocupación y los testimonios continúan en redes sociales, en donde se señalan las experiencias a las que se han enfrentado durante estos meses de restricciones para acreedores a visa de turista.

“Yo fui hace un mes y se me hizo muy estresante, sí nos dejaron cruzar pero tuvimos que hacer todo”, dijo Cecilia Díaz, quien reside en Ciudad Juárez.

“Desde mandar la foto de la visa al pediatra, y el oficial nos dijo que si no salíamos del país en dos horas, la siguiente vez no nos dejaría cruzar, pero antes nos hicieron mil preguntas y no querían dejarnos pasar. El próximo mes le tocan vacunas a mi bebé y optaré por aplicárselas aquí; espero y en verdad luego se hagan válidas”, señaló.

Diferencias monetarias

Según testimonios, surge la necesidad de que algunos pediatras en El Paso aseguran sus citas exigiendo a las madres copia de su identificación, en este caso, visa de turista para garantizar que las citas se lleven a cabo.

Aproximadamente una cita en una clínica pediátrica en El Paso ronda de los 80 a los 100 dólares, a esto se le suma la cantidad de 25 o 30 dólares por vacuna que sea necesaria aplicar.

Contrario a esto, las clínicas públicas como Immunize El Paso –que cuenta con varias sucursales en la ciudad–, ofrecen todo tipo de inmunizaciones dentro del cuadro de vacunación demandado por los Departamentos de Salud de los EU, por la módica cantidad de 10 dólares.

“Es por eso que las mamás sacan una cita con un pediatra para comprobar en el puente que se acude a una cita médica y poder cruzar. Pero en realidad, los bebés son llevados a las clínicas públicas, ahorrándose el cobro excesivo”, expresó Tovar.

Dijo que, en la última ocasión, la oficina del pediatra no requirió que se enviara mediante correo electrónico una copia de su identificación, que en la mayoría de los casos suele ser la visa de turista, pero que no fue emitida una carta como se hizo la primera vez, cuando su bebé tenía 6 meses y las restricciones recién fueron anunciadas.

“Creo que yo fui así como de la primeras. Yo le dije que había escuchado que con una carta o una cita me iban a dejar pasar, y esa fue la carta, la primera vez sí me exigieron una cita, y ya”, comentó.

Desde marzo, se dieron a conocer las restricciones de cruce terrestres entre la frontera de México con EU, dejando libre el paso únicamente para tráfico esencial, incluyendo ciudadanos y residentes permanentes de los Estados Unidos. Mes tras mes, estas medidas se han ido extendiendo en plazos de 30 días, con la última a vencer el próximo 21 de octubre.