El Paso

Se prepara líder interino de EPISD para nuevos desafíos

Vince Sheffield necesitará implementar estrategias para hacer el regreso a las aulas seguro

El Paso Matters

Molly Smith / El Paso Matters

sábado, 23 enero 2021 | 06:00

El enfoque de Vince Sheffield desde que asumió el mando del distrito escolar más grande del condado a fines del año pasado ha consistido en implementar estrategias para que los estudiantes y el personal regresen al aula de manera segura. La mayoría de los alumnos del Distrito Escolar Independiente de El Paso (EPISD) han estado en clases desde casa desde marzo pasado, pero a partir del 1 de febrero, el estado requiere que el distrito abra los campus a cualquiera que desee recibir instrucción presencial.

También está en su mente averiguar cuánto terreno han perdido los estudiantes durante el aprendizaje remoto e idear formas de volver a encarrilarlos académicamente.

Es un momento abrumador para ser un educador, pero Sheffield, de 57 años, no dudó cuando se le ofreció servir como superintendente interino a raíz de la repentina renuncia de Juan Cabrera.

“Creo que El Paso ISD, sin importar el escándalo o las tribulaciones que hayamos pasado, siempre hemos tenido gente excelente. En este momento, el equipo de liderazgo en El Paso es excelente, es de primera categoría “, dijo Sheffield. “Así que no lo dudé porque creo que nuestro distrito necesita avanzar.

“… Sé que tengo las habilidades para seguir avanzando y las habilidades para llevar a nuestro equipo y mantenernos enfocados y no volver al pasado, porque cuando hacemos eso no estamos ayudando a nuestros estudiantes, y nosotros estamos aquí para apoyarlos”.

Sheffield se incorporó a EPISD en 1993 como maestro de quinto grado en la ahora cerrada Alamo Elementary School en el sur de El Paso. En ese momento, pocos maestros querían enseñar en el Segundo Barrio, dijo, pero fue la escuela que él escogió primero.

“Elegí esa escuela porque pensé que podía hacer una diferencia allí”, dijo. “Se pasaba por alto a los niños, por así decirlo”.

Más de dos décadas después, Sheffield dijo que los cinco años que pasó en Alamo fueron lo más destacado de su carrera.

Criado en una familia numerosa donde los recursos eran escasos, el nativo de Michigan pudo identificarse con los estudiantes mexicoamericanos a los que enseñaba. Cuando sugirió durante una reunión de planificación del personal que los estudiantes visitaran el zoológico de El Paso para su próxima excursión, la propuesta de salir a algún lugar “a la vuelta de la esquina” fue recibida con risas, recuerda.

Pero insistió y encuestó a los estudiantes. Tal como lo esperaba, el 90 por ciento de ellos nunca había estado en el zoológico del vecindario porque no tenían 50 centavos para pagar la entrada. Al final, su idea ganó y los estudiantes fueron al zoológico.

Hoy, a los 33 años, Arlene Baeza todavía recuerda el año escolar 1996-97 cuando Sheffield era su maestro de quinto grado.

“Fue un maestro increíble”, dijo Baeza. “Tuvimos una gran clase y él sólo se esforzaba para que todos recibiéramos educación. Tenía un gran carisma y estaba muy entusiasmado con su trabajo”.

“Cuando tienes maestros así que te apoyan, que quieren el mejor resultado para ti, te hace querer ser mejor”, dijo. “Ves que hay un futuro para ti”.

Sheffield pasó a trabajar como subdirector en la escuela primaria Newman y luego como director de la escuela primaria Hillside antes de dejar el entorno escolar en 2004 para Se transferido a la oficina central del distrito, donde pasó la mayor parte de su carrera en recursos humanos. Fue nombrado superintendente adjunto de administración y académicos en 2016, un cargo que sigue desempeñando como superintendente interino.

Esa experiencia variada es útil en su nuevo rol, dijo, porque dirigir un distrito requiere una comprensión de “cómo encajan todos los diferentes departamentos y roles” para formar un sistema.

La presidenta de la Asociación de Maestros de El Paso, Norma De La Rosa, conoció a Sheffield mientras trabajaban juntos en los comités distritales y durante las consultas, cuando los representantes sindicales se reúnen con los administradores para discutir los salarios de los empleados y las condiciones laborales. A ella le gustó que él fuera receptivo a las opiniones y preocupaciones de los demás e instó a la junta escolar a que lo nombrara para el puesto interino.

“El hecho de que se tome el tiempo para escuchar, hacer preguntas, tener ese tipo de diálogo, hoy en día ya no se encuentra mucho de eso, lamentablemente, en la educación”, dijo De La Rosa.

Sheffield describió su estilo de liderazgo como uno que es transparente, transformador e involucra a otros.

“Creo firmemente que los maestros son parte del equipo, y también lo son todos los empleados, y esas personas deben tener voz en cómo enfocamos las actividades diarias”, dijo. “Soy una persona de equipo. No estoy aquí para dar decretos, por así decirlo. Eso no está en ninguna parte del camino que yo dirijo”.

Sheffield ha vivido en El Paso durante las últimas tres décadas desde que se retiró del Ejército de los Estados Unidos como oficial comisionado. Fueron los militares los que lo llevaron a El Paso para entrenar y, mientras estaba destinado en Fort Bliss, se ofreció como voluntario en las escuelas y conoció a su esposa Michelle, la hija de la fallecida estrella del basquetbol de Texas Western College –ahora UTEP–, Tyrone “Bobby Joe” Hill.

“Me enamoré de la cultura y el medio ambiente”, dijo sobre su primera visita a El Paso, y agregó: “El Paso es mi hogar. Aquí es donde estaré hasta que ya no esté en esta Tierra “.

Con una licenciatura en educación de la Universidad George Mason de Virginia y una maestría en administración educativa de la Universidad de Texas en El Paso, es el primer superintendente afroamericano en los más de 130 años de historia de EPISD, y uno de las casi tres docenas de superintendentes de este grupo étnico en el estado, según la Alianza de Educadores Escolares Afroamericanos de Texas.

Sheffield dijo que inicialmente no se le pasó por la cabeza la naturaleza histórica de su nombramiento, pero que es emocionante y significativo, particularmente para la comunidad afroamericana de El Paso, que dijo que está “realmente entusiasmada”.

“Soy el primero y espero no ser el último”, dijo.

Sheffield ha expresado interés en conseguir el puesto permanente y la junta escolar ha dicho que lo considerarán para la vacante. No está claro cuánto tiempo podrá servir como interino, ya que el proceso de búsqueda aún está en su etapa inicial, pero es poco probable que se realice una contratación hasta al menos el verano.