PUBLICIDAD

El Paso

Se prepara El Paso para fin de Título 42

Autoridades locales se coordinan con federales ante expectativa de que crucen miles de migrantes

El Diario de El Paso

jueves, 17 noviembre 2022 | 06:00

Associated Press | Cubano tras ingresar al país

PUBLICIDAD

Autoridades locales de El Paso se preparan para recibir una avalancha humana en cuanto el Gobierno federal de Estados Unidos deje de aplicar el denominado Título 42: una política de la era de Trump que expulsaba en automático a miles de migrantes por temor a contagios del Covid-19.

Y aunque a petición de la administración Biden el Título 42 se mantendrá en vigor durante cinco semanas más –mientras se organiza la logística– la Ciudad y el Condado se coordinan con agencias federales en busca del mejor interés para los paseños.

PUBLICIDAD

Mientras tanto, cientos de venezolanos y extranjeros de otras nacionalidades aguardan en Ciudad Juárez la conclusión de esta política migratoria para poder entrar a Estados Unidos.

“Nos hemos mantenido en conversaciones diarias con la Patrulla Fronteriza, CBP y todos nuestros socios sobre la afluencia de inmigrantes desde que comenzó la oleada más reciente”, señaló el alcalde Oscar Leeser. 

Precisó que, ante la decisión sobre el Título 42, buscan una respuesta coordinada para tratar bien a las personas dentro del marco de la ley.

El juez del Condado, Ricardo Samaniego, expresó su compromiso para atender a más personas que crucen la frontera en lo que calificó como “una crisis federal sobre los hombros de una comunidad local”.

“Nos hemos estado preparando para (el levantamiento del Título 42)”, dijo Samaniego. “Estamos haciendo todo lo posible para que sea manejable”.

Agregó que el Condado está buscando comprar un edificio vacante para ayudar en el procesamiento de potencialmente 3 mil 500 detenciones por día de migrantes. El centro de procesamiento existente que opera el Condado puede procesar hasta 600 migrantes por día, precisó.

Samaniego dijo que al Condado le gustaría tener más tiempo para prepararse y obtener fondos de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA) antes de que 

se levante el Título 42.

La congresista demócrata por El Paso Verónica Escobar celebró el fin de la aplicación del Título 42, pero insistió en que sólo fue una solución temporal a los desafíos que enfrenta la frontera sur. 

“La única forma de reformar lo que está sucediendo en la frontera es crear un sistema donde realmente haya vías legales, y sólo el Congreso puede hacer eso. En ausencia de legislación, seguiremos viendo a migrantes haciendo el peligroso viaje”, señaló la legisladora. 

Con reticencia

El juez federal Emmet Sullivan aprobó el miércoles el pedido del Gobierno de una demora de cinco semanas para el fin de severas restricciones al asilo, escribiendo en mayúsculas que lo hacía “CON GRAN RETICENCIA”.

El juez Emmet Sullivan reconoció en su orden que los abogados de las familias que solicitan asilo no objetaron el retraso y que el Gobierno no estaba cuestionando su decisión, sino simplemente pidiendo tiempo para prepararse.

La política de la era Trump que niega a los migrantes derechos de asilo bajo las leyes estadounidenses e internacionales, con el argumento de prevenir la diseminación del Covid-19, va a expirar ahora el 21 de diciembre.

El martes, Sullivan falló en Washington que la implementación de la ley debe cesar inmediatamente para familias y adultos solos, diciendo que la suspensión es “arbitraria y caprichosa”.

En unas pocas horas, el Departamento de Justicia le pidió al juez que aplazase la entrada en vigor de su orden hasta el 21 de diciembre, lo que le daría cinco semanas para prepararse. Los demandantes, que incluyen a la Unión Americana de Libertades Civiles, no se opusieron a la demora.

“Este período de transición es clave para garantizar que (el Departamento de Seguridad Nacional) pueda continuar cumpliendo su misión de proteger las fronteras de la nación y realizar sus operaciones fronterizas en una manera organizada”, escribieron los abogados del Gobierno en su pedido.

El juez Sullivan, que fue nombrado por el presidente Bill Clinton, escribió en su decisión que las autoridades no consideraron el impacto sobre los migrantes ni las posibles alternativas.

El fallo parece estar en conflicto con otro emitido en mayo por un juez federal en Luisiana que mantuvo las restricciones. El abogado de la ACLU Lee Gelernt dijo que las órdenes de Sullivan hacen irrelevante el fallo en Luisiana.

Si la decisión de Sullivan se mantiene, alteraría drásticamente las tareas de protección de la frontera. Los migrantes han sido expulsados de Estados Unidos más de 2.4 millones de veces desde que las restricciones al asilo entraron en vigor en marzo del 2020.

La práctica fue autorizada bajo una regla llamada Título 42 de una ley de 1944 de salud pública.

Antes que el juez en Luisiana mantuviese en vigor la suspensión, las autoridades estadounidenses estaban planeando para hasta 18 mil migrantes al día, un total abrumador. En mayo, migrantes fueron detenidos como promedio 7 mil 800 veces al día, el mayor total en la presidencia de Joe Biden. (Staff / El Diario de El Paso. Con información de Associated Press)

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search