PUBLICIDAD

El Paso

Se entregan extranjeros a la Patrulla Fronteriza

Cruzan muro e ingresan frente a Ascárate; son procesados y autoridad definirá su futuro

Jaime Torres / El Diario de El Paso

jueves, 30 marzo 2023 | 06:00

Foto tomada de video/Cortesía | Asustados tras la muerte de 39 personas y con la versión de que EU estaba dando asilo

PUBLICIDAD

En su desesperación por ingresar a Estados Unidos un día después de la catástrofe en el Instituto Nacional de Migración (INM) en Juárez, un contingente de alrededor de 800 migrantes de diversas nacionalidades irrumpió en las márgenes del río Grande con la intención de pedir asilo en Estados Unidos.

No obstante, muchos de ellos fueron detenidos por elementos de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos (USBP), a la altura del numeral 36 frente al Parque Ascarate, en el cruce de Fonseca y Loop 375, en El Valle Bajo, para ser expulsados hacia México.

PUBLICIDAD

Los cruces se producen después de que estallara un incendio el lunes en un centro de detención de migrantes administrado por el Gobierno mexicano en Juárez, que mató a 39 migrantes e hirió a otros 27. Las protestas por las muertes continúan frente al Instituto Nacional de Migración de México, que se encuentra al pie del puente internacional de Stanton Street que conecta Juárez y El Paso.

De acuerdo con las autoridades federales, al menos 200 personas se habían entregado en un lapso de dos horas, pero el número iba aumentando conforme pasaban los minutos.

“Los resultados que tenemos son preliminares y aún no sabemos con exactitud el número de personas que se han entregado a la Patrulla Fronteriza, el número seguramente va a crecer”, dijo Claudio Herrera, portavoz de la agencia federal.

Herrera dijo que al momento la agencia continúa aplicando el Título 42, una regulación sanitaria impuesta por los Centros de control de enfermedades (CDC). 

“Todas aquellas personas que no tengan un fundamento legal para permanecer en los Estados Unidos van a ser puestas en remoción bajo el Título 8. Seguimos aplicando la ley y procesando a cada una de las personas de manera individual, rápida y eficaz”, expresó el agente de USBP.

El miércoles por la tarde, cientos de migrantes cruzaron el río Grande en busca de entregarse a la Patrulla Fronteriza del Sector El Paso, luego del falso rumor de que el Gobierno de Estados Unidos los recibiría después del incendio en el Instituto Nacional de Migración (INM), el cual suma al menos 39 víctimas mortales.

‘Vamos a la 36’

“Dicen que en la 36, vamos a la 36”, explicaron algunos migrantes sobre la puerta fronteriza ubicada a la altura del Centro de Convenciones Cuatro Siglos, en donde se reunieron cientos de ellos con la esperanza de poder iniciar un proceso de solicitud de asilo. De ahí caminaron hacia el marcador número 36.

Los extranjeros dijeron haberse enterado a través de redes sociales de que Estados Unidos les abriría las puertas tras el incendio ocurrido como una forma de parole o acción humanitaria. 

Al parecer confundieron el anuncio de que EU ofrecería libertad bajo palabra (parole) a los migrantes heridos en el incendio para que reciban atención médica, con un permiso generalizado para todos los aspirantes a asilo.

Alrededor de las 2 de la tarde decenas de migrantes originarios de diversas nacionalidades, entre éstas Venezuela, Nicaragua y Ecuador, fueron escoltados y transportados en camionetas tipo van y autobuses a los centros de procesamiento establecidos en la ciudad para dar continuidad al trámite de ley.

En el operativo también participaron agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas (“troopers”), quienes auxiliaron en la vigilancia mientras que los custodios de la frontera atendían la demanda de los solicitantes.

Y aunque casi la totalidad de los refugiados se entregaron de manera pacífica, hubo algunos que aprovecharon la ocasión para burlar la vigilancia y brincar la malla para luego cruzar la carretera César Chávez Border Highway, que por fortuna llevaba un tráfico pesado pero lento ante la presencia de las agencias policiales.

Los automovilistas vieron con asombro cómo un migrante joven atravesó corriendo la vialidad y se internó en el vecindario contiguo al bordo. Y para sorpresa, un agente estatal lo perseguía saltando alambrados y corriendo por las calles. “Es muy peligroso cruzar por esta vialidad, pueden ser atropellados y perder la vida en un instante”.

La situación se mantuvo en evolución durante varias horas, ya entrada la noche, por la gran cantidad de personas que se concentraron en el lado mexicano y posteriormente cruzaron el río, lo que mantuvo ocupados a los agentes de la patrulla fronteriza que los esperaban en la valla metálica. 

“Debido a eso están sujetos a arresto, están bajo nuestra custodia. Nuestra misión aquí es sacarlos de aquí, procesarlos de manera expedita y rápida. Todos aquí serán trasladados en autobús a una de nuestras instalaciones”, dijo el agente Herrera.

Resaltó que todavía están operando bajo el Título 42, por lo que aquellos que estén sujetos al mismo serán expulsados del país. 

Al preguntarle las razones que orillaron a los migrantes a seguir ese camino dijo desconocer los particulares, las razones específicas, sin embargo agregó: “hemos conocido en ocasiones previas que muchas de estas personas escuchan a través de las redes sociales de que la frontera está abierta”.

Expresó que es importante recalcar a estas personas de la existencia de fuentes oficiales de información, entre ellas Facebook, Instagram y Twitter, en donde pueden verificar la veracidad de esta información.

“Todas estas personas que son encontradas aquí en la frontera están infringiendo la ley porque automáticamente están cruzando entre los puertos de entrada. Nadie está exento si encontramos a cualquier persona, incluyendo a un ciudadano norteamericano, tratando de cruzar la frontera entre estos puertos de entrada también será detenido y también va a ser procesado para empezar”.

Explicó que en lo que respecta al Sector de El Paso, la línea divisoria no es la malla que erige el muro sino la mitad del río. 

A manera de recordatorio recalcó que la frontera no está abierta y si las personas quieren cruzar de manera legal deben hacerlo a través de uno de los puertos internacionales de entrada, pero si quieren solicitar asilo político se debe hacer a través de la aplicación CBP One, que permite pedir asilo político de manera legal.

Al mismo tiempo, el Consulado americano con sede en Cd. Juárez dijo en Twitter que los rumores de apertura de la frontera tras la tragedia del incendio en Juárez son falsos. La frontera permanece cerrada por migración irregular, estableció. 

El portavoz de la Patrulla Fronteriza dijo que en lo que va del mes se han tenido hasta mil 50 encuentros diarios con migrantes, y en lo que va del presente año fiscal que inició en octubre, se tienen contabilizados 244 encuentros, lo que significa un 156 por ciento más que en años anteriores.

newsroom@diariousa.com

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search