El Paso
Mantiene dominio republicano

Se alza Tony Gonzales con el Distrito 23 del Congreso

Demarcación abarca desde San Antonio hasta el Este del Condado de El Paso

Archivo / El Diario

De la Redacción
El Diario de El Paso

jueves, 05 noviembre 2020 | 17:51

El Paso— Tony Gonzales, republicano y ex criptólogo de la Armada, derrotó a primera hora del miércoles a Gina Ortiz Jones, demócrata y veterana de la guerra de Irak, en una contienda que estuvo bajo la lupa, en un distrito congresional vigilado en la frontera suroeste de Texas, que abarca desde el Oeste de San Antonio hasta el Este del Condado de El Paso, con una gran extensión territorial.

El triunfo de Gonzales anula los esfuerzos de los demócratas por hacerse de este escaño en el Congreso, mientras presionaban para construir su mayoría en la Cámara de Representantes.

El éxito del Sr. Gonzales, que fue respaldado por el representante Will Hurd, el titular republicano que se retira y no buscó la reelección, fue un revés para los esfuerzos de los demócratas por poner azul a Texas al cambiar varios escaños en el bastión conservador.

La derrota del demócrata, según The Associated Press, fue la segunda derrota consecutiva para Jones, quien habría sido la primera mujer gay de una minoría –su madre es filipina– en representar a Texas en el Congreso, y quien se quedó corta en su candidatura por el mismo distrito en 2018. En ese año recibió aproximadamente mil 100 votos menos que Hurd.

El extenso distrito de Texas, que atraviesa partes de San Antonio y áreas rurales a lo largo de la frontera, ha sido durante mucho tiempo un campo de batalla política, habiendo alternado cinco veces entre las dos partes desde principios de la década de 1990. La proximidad de Jones a la victoria en 2018, tan cerca que asistió a la orientación para nuevos miembros antes de reconocer su derrota, hizo de la carrera un objetivo principal para los demócratas, particularmente después de que Hurd, el único republicano afroamericano en la Cámara, anunció su intención de dimitir.

Ambos partidos habían inyectado millones de dólares en el distrito, incluso en las últimas semanas, cuando los republicanos enfatizaron que la carrera aún no estaba fuera de su alcance y trabajaron para contrarrestar el enorme capital que la Jones construyó después de ganar cómodamente la elección primaria.

"La gente realmente inteligente sigue diciendo que TX23 es una conclusión inevitable", dijo Parker Polling, director ejecutivo del brazo de campaña republicano de la Cámara de Representantes en Twitter a fines de octubre. “Pero los grupos externos demócratas han caído casi $ 4.5 millones solo en la televisión aquí, además de los $ 2 millones de Gina Jones, quien reside en DC. Así que nadie debería sorprenderse por los datos que muestran que esta es una carrera extremadamente competitiva".

Gonzales había prevalecido en unas primarias amargas, una segunda vuelta y un recuento posterior, en el que contrastó el haber recibido el respaldo del presidente Trump, mientras que el senador Ted Cruz, republicano de Texas, prefirió apoyar al rival de Gonzales: Raúl Reyes, un veterano retirado de la Fuerza Aérea. Con sus credenciales conservadoras, Gonzales trató de posicionar a Jones como una persona con información privilegiada de Washington, aliada con la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi de California y los demócratas más liberales del Congreso.

Durante la campaña, Gonzales enfatizó sus llamados a aumentar la inversión en seguridad nacional y fronteriza, así como su oposición a la decisión histórica en el caso Roe versus Wade, que estableció el derecho al aborto a nivel nacional.