PUBLICIDAD

El Paso

Salvan por ahora la vida de Crusius

Fiscalía federal no pedirá pena de muerte; Estado de Texas exigirá llevarlo a inyección letal

Robert Moore, Ramón Bracamontes y Cindy Ramírez/El Paso Matters

martes, 17 enero 2023 | 06:00

Archivo | Familiares de víctimas letales del tiroteo del 3 de agosto de 2019 manifestaron su desengaño ante el anuncio del Gobierno Federal

PUBLICIDAD

El Gobierno federal no buscará la pena de muerte para el hombre acusado de masacrar a 23 personas en un crimen de odio en un Walmart de El Paso en 2019, anunció el martes el Departamento de Justicia.

“Estados Unidos de América por la presente notifica al tribunal y al acusado PATRICK WOOD CRUSIUS que el Gobierno no buscará la pena de muerte en el presente caso”, dijeron los fiscales en una presentación de una oración. 

PUBLICIDAD

El Departamento de Justicia se negó a comentar sobre los motivos de la decisión de no solicitar la pena de muerte.

El Departamento de Justicia no ha buscado la pena de muerte en un caso nuevo desde que el fiscal general Merrick Garland asumió el cargo en 2021. Tanto Garland como el presidente Joe Biden se han pronunciado en contra de la pena de muerte federal, y Garland ha impuesto una moratoria sobre su uso en espera de una revisión de políticas y procedimientos.

Patrick Crusius, de 24 años, de Allen, Texas, está acusado de 22 cargos de crimen de odio con resultado de muerte, 22 cargos de uso de un arma de fuego para cometer asesinato en un delito violento, 23 cargos de delitos de odio en un intento de matar y 23 cargos de uso de un arma de fuego durante un crimen de violencia.

Con la pena de muerte fuera de la mesa, la sentencia federal máxima que enfrenta es cadena perpetua. (Robert Moore/Ramón Bracamontes/Cindy Ramírez)

Crusius presuntamente mató a 22 personas e hirió a otras 24 en el ataque del 3 de agosto de 2019 en la tienda Walmart de Cielo Vista; uno de los heridos falleció después lo que empató la cifra a 23 muertos y 23 heridos.

Un artículo al parecer publicado por Crusius momentos antes del ataque en un sitio web que suelen utilizar los supremacistas blancos decía que el ataque era “una respuesta a la invasión hispana de Texas”.

En audiencias judiciales anteriores, el equipo de defensa de Crusius dijo que la pena de muerte era inapropiada en este caso. Dijeron que han presentado 750 páginas de pruebas atenuantes de expertos, incluida información sobre la salud mental de Crusius, que lo harían inelegible para la ejecución.

Los abogados defensores se negaron a comentar el martes, citando una orden de mordaza del juez que supervisa el caso estatal contra Crusius.

El juicio por cargos federales está programado para enero de 2024. Crusius también enfrenta 23 cargos de asesinato capital en un tribunal estatal que podrían conllevar la pena de muerte, pero aún no se ha fijado una fecha para el juicio por esos cargos.

El fiscal de Distrito Bill Hicks, hablando en una conferencia de prensa el martes por la tarde, reiteró que su oficina continuaría persiguiendo la pena de muerte por los cargos estatales de asesinato capital, al mismo tiempo que monitorea los desarrollos en el caso federal.

Sin embargo, agregó Hicks, “el acusado está bajo custodia federal y el Estado no puede procesarlo hasta que esté fuera de la custodia federal y bajo la custodia estatal”.

Hicks dijo que no sabía cuándo, o si, el Gobierno federal lo liberará al Estado.

“Hay demasiados ‘si’, y no tengo las respuestas a eso en este momento”, dijo.

Reacciones de El Paso

Chris Antcliff, ex juez del Octavo Tribunal de Apelaciones, dijo que es un gran error que los federales no busquen la pena de muerte.

“Este tipo mató a 23 habitantes de El Paso, y vino a la ciudad intencionalmente sólo para matar hispanos”, dijo Antcliff, “y que nuestro Gobierno no busque la pena de muerte, cuando está disponible para ellos, eso es una farsa”.

Sin embargo, Antcliff dijo que confía en que Hicks, el nuevo fiscal de Distrito de El Paso, buscará la pena de muerte.

“Él está volviendo a armar esa oficina y traer de regreso a fiscales competentes y experimentados para procesar el caso Crusius. Confío en que la Oficina del Fiscal de Distrito buscará la pena de muerte y no renunciará a eso”, dijo.

Hicks fue nombrado fiscal de Distrito por el gobernador Greg Abbott el mes pasado luego de la renuncia de Yvonne Rosales, quien enfrentó críticas por múltiples acciones durante sus dos años en el cargo, incluido su manejo del caso del tiroteo en Walmart.

La Corte de Distrito 409, que está a cargo del caso Crusius en el lado estatal, programó una audiencia con los fiscales y los abogados defensores para la 1:30 p.m. del 25 de enero. La audiencia de status se fijó en diciembre y dependía de la decisión final del fiscal federal.

“La decisión del fiscal federal ahora hace que el caso del Estado sea considerablemente más importante”, dijo Antcliff.

Al escuchar la noticia el martes de que no se buscaría la pena de muerte, Jamie, una cajera de banco que estaba dentro del Walmart el 3 de agosto de 2019, se angustió.

“Espero que sufra mucho y pase el resto de su vida pudriéndose en la cárcel”, dijo. El Paso Matters no identifica a Jamie por sus nombres reales por razones de seguridad. Ella no quiso comentar más.

La familia de una de las víctimas de Walmart, que no quería que se usara su nombre debido a una orden de mordaza emitida por un juez de la Corte estatal de Distrito, dijo que Crusius merece la pena de muerte, incluso si proviene del juicio estatal.

La pena de muerte federal

Aunque el Departamento de Justicia no ha buscado la pena de muerte desde que Biden y Garland asumieron el cargo, una decisión a fines del año pasado sugirió que el Departamento de Justicia podría continuar buscando la pena de muerte en los ataques terroristas.

Ese caso involucra un ataque de 2017 en el que Sayfullo Saipov mató a ocho personas e hirió a más de una docena al impactar una camioneta alquilada en un carril para bicicletas lleno de gente en la ciudad de Nueva York.

El Departamento de Justicia bajo la presidencia de Donald Trump buscó la pena de muerte contra Saipov, un inmigrante uzbeko que, según los fiscales, quería “promover los objetivos ideológicos” del Estado Islámico.

Sus abogados defensores pidieron al Departamento de Justicia que retirara la pena de muerte en el caso, como lo ha hecho la oficina 25 veces desde que Garland asumió el cargo, informó el New York Times.

El Departamento de Justicia decidió en septiembre de 2022 continuar buscando la pena de muerte. El juicio de Saipov comenzó la semana pasada en la ciudad de Nueva York.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search