Rompe récord número de familias migrantes que cruza la frontera

Más de 76 mil personas se entregaron recientemente a las autoridades

Sabrina Zuniga/El Diario de El Paso
miércoles, 06 marzo 2019 | 06:00
Archivo

Por cuarta vez en cinco meses, el número de familias migrantes que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México ha roto récords, dijeron el martes las autoridades de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, (CBP).

De acuerdo con los datos, más de 76 mil migrantes se entregaron a agentes fronterizos, más del doble que en el mismo período del año pasado y acercándose al número más alto de los últimos 12 años.

Y es que más de 2 mil extranjeros son aprehendidos cada día en la frontera sur, según detalló Kevin K. McAleenan, comisionado de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos, (CBP).

La Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 268 mil personas desde el inicio del año fiscal 2018-2019, lo que representa un aumento del 97 por ciento respecto al año fiscal anterior.

“Nuestra nación está experimentando un aumento sin precedentes de familias de extranjeros indocumentados que llegan a nuestra frontera, con más de 40 mil detenidos y considerados inadmisibles en febrero”, detalló el comisionado.

Agregó que en este año fiscal a la fecha, ha habido un aumento de más del 300 por ciento en el número de unidades familiares detenidas en comparación con el mismo período del año fiscal anterior.

Las detenciones de extranjeros de unidades familiares y niños extranjeros no acompañados (UAC) aumentaron un 338 por ciento y en un 54 por ciento respectivamente.

"Lo que provoca que el sistema está mucho más allá de la capacidad y permanece en el punto de ruptura", dijo McAleenan.


Llegan en ‘hordas’


Desviados por las nuevas restricciones en muchos de los principales puertos de entrada, las familias migrantes continúan llegando en grupos cada vez más grandes en zonas de Arizona, Nuevo México y Texas.

McAleenan señaló que se ha presentado una ola de grupos de migrantes llegando a la frontera.

Más de 70 grupos se han entregado a las autoridades fronterizas, lo cuales son conformados por 100 o más individuos en lo que va de este año fiscal, en comparación con solo 13 el año anterior.

“Muchos de los migrantes que llegan a nuestra frontera requieren asistencia médica, lo que hace que se eleven los gastos en recursos y personal en el campo”, dijo McAleenan.

Más del 90 por ciento de los recién llegados fueron de Guatemala, dijeron los funcionarios, con un cambio significativo en la dinámica de la migración.

Mientras que los migrantes centroamericanos tomaron semanas para viajar de México a los Estados Unidos, muchas familias guatemaltecas ahora están abordando autobuses y llegan a la frontera en tan solo cuatro o siete días ‘de manera muy consistente’, dijo McAleenan.


Atención médica y seguridad


Además se declararon cambios radicales en los procedimientos de la agencia para garantizar la atención médica adecuada para los migrantes.

Se estima que esta medida proviene provocada por la muerte de dos niños migrantes bajo la custodia de la agencia fronteriza en diciembre, aquí en El Paso.

Las medidas, que incluyen exámenes de salud integrales para todos los niños migrantes y un nuevo Centro de Procesamiento en El Paso, ayudarán a proporcionar refugio y atención médica a las familias, en un intento de arreglar años de insuficiencia médica que han dejado a muchos vulnerables en riesgo.

Y es que Casa Anunciación recibió a poco más de 3 mil 600 migrantes hace una semana, por lo que la organización se presentó ante las autoridades locales para presentar la realidad en El Paso.

El año pasado, CBP remitió a 12 mil personas que cruzaron la frontera a las salas de emergencia para recibir atención, cada una de las cuales requiere que un agente los espere en el hospital y se asegure de que sean devueltos a la custodia federal inmediatamente después de su liberación.

La tasa de derivaciones hospitalarias está aumentando, según la agencia, con aproximadamente 145 agentes por día que actúan como escoltas hospitalarios.

Mientras tanto, las incautaciones de cocaína para el año fiscal en curso ya han excedido al anterior, y las incautaciones de metanfetamina también han aumentado, según la agencia, una situación que también exige recursos de personal.


No hay recursos


Las multitudes de nuevas familias también están afectando a las comunidades en el lado estadounidense de la frontera.

Aquí en El Paso, por ejemplo, donde la mayoría de las familias están siendo procesadas después de presentar sus solicitudes de asilo, Casa Anunciación, -que alberga temporalmente a los migrantes después de que son liberados, - ha tenido que ampliarse a 20 instalaciones, en comparación con solo tres en el año pasado.

Las familias migrantes, en particular, tienden a llegar con una urgente necesidad de atención médica, dijo la agencia, que ha agotado los recursos y ha hecho que los agentes se alejen de sus deberes de cumplimiento de la ley.

La Patrulla Fronteriza expresó que uno de los mayores "factores de atracción" que alentaban a las familias migrantes a llegar a los Estados Unidos eran las leyes federales y los acuerdos judiciales que prohíben a las autoridades deportar a los centroamericanos y detener a las familias migrantes por más de 20 días.

Hasta el 3 de marzo, 237 mil 327 migrantes habían sido detenidos a lo largo de la frontera suroeste desde que comenzó el año fiscal en octubre, un 97 por ciento más que el año anterior, según cifras del gobierno.