El Paso

Reubican a primeros refugiados afganos

42 se despidieron de la base

Ivanna Leos/El Diario de El Paso

martes, 28 septiembre 2021 | 06:00

 Un grupo de 42 afganos se despidió de la base de Fort Bliss en Doña Ana, Nuevo México el pasado 24 de septiembre, luego de pasar las últimas semanas como parte de la Operación Allies Welcome, un esfuerzo de varias agencias para reasentar a los evacuados afganos en los Estados Unidos.

“Inicialmente, la atención se centró en recibir a los invitados y hacer que ingresaran en las bases de datos”, dijo Leo Olivarez, jefe de la sección del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para las operaciones en el sitio del Complejo Doña Ana.

Olivarez agregó que el DHS trabaja para trasladar a los evacuados afganos del Complejo Doña Ana a nuevos hogares en Estados Unidos.

Eric Perales, el jefe de planificación del personal del DHS en el sitio, habló sobre cómo varias agencias están trabajando para garantizar un proceso sin problemas.

“Nos aseguramos de que la población aquí tenga los documentos de viaje necesarios y cumpla con los requisitos de viaje para que puedan seguir adelante”, dijo Perales.

El proceso de identificación consiste en el reconocimiento facial de todos los adultos afganos y verificar que los documentos necesarios estén completos y presentes. Si un afgano no puede ser incluido en la base de datos del DHS, se implementa un proceso de verificación secundario para confirmar sus identidades.

El día antes del viaje, los evacuados afganos son transportados al centro de tránsito donde pasan la noche. Reciben información sobre su viaje desde el aeropuerto hasta su destino final.

“Se les da un resumen de 60 minutos previo a la salida en su propia lengua materna”, dijo Olivarez.

 “Habla de lo que les sucederá en los próximos días y de las costumbres y normas que experimentarán una vez que se vayan y se dirijan a su destino final”, añadió.

La mañana de la partida, las identidades de todos los adultos afganos se confirman por última vez antes de que aseguren sus maletas y suban a un autobús que se dirige al Aeropuerto Internacional de El Paso.

Olivarez ha visto de primera mano la emoción de los evacuados afganos durante su tiempo en Doña Ana y cómo todo culmina con un procesamiento externo exitoso.

Cuando los evacuados afganos bajan del autobús en el aeropuerto, se escuchan risas mientras las familias hablan rápidamente entre sí. Con sus maletas en la mano, caminan hacia el aeropuerto y dan el primer paso hacia su vida en los Estados Unidos.

“Creo que cada uno de los individuos del grupo está emocionado de haber llegado a este punto”, finalizó Olivarez. 

close
search