Resurge amenaza sobre otro cierre de Gobierno

Tema migratorio estanca negociaciones en Washington

The Washington Post
domingo, 10 febrero 2019 | 06:00

Washington— La nación enfrenta la posibilidad de otro cierre gubernamental al final de la semana, luego que las pláticas bipartidistas que tienen la intención de evitarlo quedaran truncadas en una disputa en torno a la aplicación de las leyes de inmigración, según dijeron legisladores y auxiliares el domingo.

Las exigencias para la construcción de un muro fronterizo del presidente Donald Trump, las cuales precipitaron el cierre de 35 días que terminó el mes pasado, fueron un tema secundario en el estancamiento que se vino desarrollando durante el transcurso del fin de semana, de acuerdo con funcionarios de ambos partidos.

Luego de que parecieron prometedoras por varios días, las delicadas negociaciones se colapsaron en torno a la insistencia de los demócratas en limitar el número de inmigrantes ilegales que pueden ser detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE). 

El desplome de las pláticas deja muy pocas posibilidades de que los legisladores puedan finalizar un acuerdo para hoy lunes, tal como esperan lograrlo y que pueda ser aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado antes de la fecha límite del viernes por la noche.

“Creo que las pláticas se han estancado por ahora”, dijo ayer el director de Apropiaciones del Senado Richard Shelby, de Alabama, el negociador principal republicano, para Fox News. “No estoy seguro de que vayamos a lograr nuestro objetivo”.

El estancamiento dejó un camino incierto para la posibilidad de mantener el Gobierno abierto.

Hubo algunos esfuerzos tras bambalinas para salvaguardar las pláticas el domingo por la tarde, pero no se sabe si éstos tuvieron algún éxito.

El Departamento de Seguridad Nacional y las agencias estatales de Agricultura, Comercio y otras dependencias federales están actualmente operando en base a un proyecto de ley temporal que Trump firmó el 25 de enero. Hay muy poco apetito por conseguir otra extensión financiera a corto plazo, pero sin acción alguna para la medianoche del 15 de febrero, dichas agencias se quedarán sin dinero y comenzarán a ser cerradas otra vez.

Otro lapso financiero podría afectar a muchos estadounidenses dentro de algunos días, debido a que una de las agencias que se quedará sin fondos durante el cierre es el IRS, que está procesando las declaraciones fiscales de millones de personas. Durante el cierre de 35 días que comenzó a finales de diciembre, miles de funcionarios del IRS se rehusaron a presentarse a trabajar sin goce de sueldo, atrasando aún más el proceso fiscal.

El presidente, quien está programado para realizar un mitin en El Paso, Texas –hoy por la noche– y que muy probablemente se enfocará en sus demandas para una mayor seguridad en la frontera, referenció el desacuerdo en un tuit el domingo.

“No creo que sus líderes les tengan permitido a los demócratas en el Comité Fronterizo entablar un acuerdo. ¡Están ofreciendo muy poco dinero para el tan necesitado muro fronterizo y ahora, de la nada, quieren un límite en la detención de delincuentes convictos!”, escribió el presidente.

Los legisladores en el comité de 17 miembros habían estado intercambiando propuestas sobre cuánto dinero podía ser destinado a las barreras a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México, y estaban considerando entre mil 300 y 2 mil millones de dólares –mucho menos de los 5 mil 700 millones que Trump exigió. La Casa Blanca comenzó a mostrar señales de flexibilidad en el asunto, a pesar de que Trump recibiría mucho menos dinero del que buscaba, y las mejoradas cercas y otras barreras acordadas por el Congreso no alcanzarán siquiera las más de 200 millas de muros metálicos que él quería.

Pero durante las pláticas, los demócratas también se habían estado enfocando en la habilidad de ICE para detener a inmigrantes indocumentados, lo cual se ha convertido en un asunto de suma importancia para el partido debido a su oposición a las agresivas tácticas de detención de la administración de Trump. La propuesta de los demócratas incluía un nuevo límite en el número de camas de detención para inmigrantes que no son detenidos en la frontera sino en el interior del país.

Los demócratas querían limitar el número de camas en 16 mil 500, cantidad que dijeron se acerca al nivel de detenciones realizadas en el interior del país en los últimos años de la administración de Obama, a pesar de que es una cifra menor a la actual cantidad de detenidos en apego a las políticas de la administración de Trump. Los republicanos quieren excluir una gama de inmigrantes de dicho límite. Estas serían personas condenadas por, o acusadas de una variedad de delitos, que van desde delitos violentos hasta delitos menores por posesión de drogas.

Pero los demócratas dijeron que eso haría que el límite fuera inservible, debido a que le permitirá a ICE aprehender a un gran número de personas que no tienen un historial delictivo y detener a un ilimitado número de inmigrantes que, en algunos casos, han sido acusados de delitos menores.

La representante Lucille Roybal-Allard, demócrata de California, miembro del comité, defendió la posición de los demócratas sobre el límite de camas.

“Un límite en el número de camas de detención de ICE obligará a la administración de Trump a priorizar la deportación de delincuentes y personas que representan una verdadera amenaza a la seguridad, y no a los inmigrantes que respetan la ley y que contribuyen a nuestro país”, según dijo Roybal-Allard en una declaración.