El Paso

Restituirán $65 millones por fraude al U.S. Army

Afectaron a familias militares

Roberto Carrillo/El Diario de El Paso

miércoles, 05 enero 2022 | 06:00

Uno de los mayores proveedores de viviendas privadas a personal militar, incluido el de Fort Bliss de El Paso, Texas, pagará más de 65 millones de dólares en multas y restitución de daños para resolver un caso de fraude federal, informaron funcionarios del Departamento de Justicia.

El contratista militar Balfour Beatty Communities LLC (BBC),se declaró culpable el pasado 23 de diciembre ante un cargo de fraude, de acuerdo a un comunicado de prensa del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

 BBC admitió su culpa de defraudar al Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina de los Estados Unidos en relación con un plan fraudulento para obtener bonificaciones por desempeño al enviar información falsa a las Fuerzas Armadas.

El Gobierno federal acusó a la empresa con sede en Malvern, Pennsylvania, de mentir sobre si había realizado de forma rápida las reparaciones solicitadas por los miembros del Servicio para poder “embolsarse millones de dólares en bonificaciones por desempeño”.

A la fecha BBC opera comunidades de viviendas militares en 21 bases de la Fuerza Aérea, 18 de la Marina y 16 del Ejército en todo el país.

De acuerdo a la demanda, el contratista de viviendas sometió a familias de militares en todo el país a moho tóxico, plagas de insectos, fugas de agua, tuberías reventadas y otros problemas, por lo que se declaró culpable de un fraude importante contra los Estados Unidos.

Documentos legales relatan cómo una familia involucrada en la demanda alegó que desarrollaron asma y migrañas después de mudarse a su casa mantenida por Balfour Beatty en la Base de la Fuerza Aérea Sheppard.

Otra familia en Fort Bliss dijo que una tubería de agua caliente se rompió en el dormitorio de sus hijos en medio de la noche, “quemándolos con agua caliente [hirviendo]”, señala la demanda.

A principios de este año, dos de esos empleados, la ex gerente de la comunidad Stacy Cabrera y el ex gerente regional Rick Cunefare, se declararon culpables de los cargos relacionados con esas presentaciones fraudulentas de tarifas de incentivos.

A la vez BBC presentó una declaración de culpabilidad ante el juez federal de Distrito Emmet G. Sullivan en el Distrito de Columbia.

 Según los términos del acuerdo de culpabilidad, la BBC acordó pagar más de 33.6 millones de dólares en multas penales y más de 31.8 millones de dólares en restitución al Ejército de los Estados Unidos.

En dichos términos se incluye que los empleados señalados deberán de cumplir tres años de libertad condicional y contratar a un supervisor de cumplimiento independiente por un período de tres años.

“En lugar de reparar rápidamente las viviendas para los miembros del Servicio de los Estados Unidos, según lo requerido, la BBC mintió sobre las reparaciones para embolsarse millones de dólares en bonificaciones por desempeño”, dijo la fiscal general adjunta Lisa O. Monaco. “Este fraude generalizado fue una consecuencia de la cultura corporativa rota de la BBC, que valoraba las ganancias por encima del bienestar de los miembros del Servicio”, afirmó la fiscal.

La resolución global de hoy envía un mensaje claro a las empresas de que si no mantienen programas de cumplimiento adecuados, no revelan voluntariamente la mala conducta y cooperan plenamente con el Gobierno, pagarán un precio que superará las ganancias que alguna vez obtuvieron”.

Según documentos judiciales, desde alrededor de 2013 hasta alrededor de 2019, los empleados de la BBC falsificaron información para que las solicitudes de tarifas de incentivos de la BBC reflejaran falsamente que la BBC había cumplido con los objetivos de rendimiento. 

En el proceso judicial se pudo establecer que en realidad, la BBC no cumplió legítimamente con esos objetivos durante ese tiempo, principalmente los objetivos relacionados con el mantenimiento y la satisfacción de los residentes, en varios proyectos de viviendas militares.

Específicamente, los empleados de la BBC alteraron o manipularon datos en el software de administración de propiedades y destruyeron y falsificaron las tarjetas de comentarios de los residentes para inflar falsamente las métricas y, en última instancia, para inducir fraudulentamente a las sucursales de servicios a pagar tarifas de incentivos por desempeño que la BBC no había ganado.

“Al defraudar a los servicios militares de nuestro país, la BBC se aprovechó de su posición única como proveedor de viviendas militares y puso la codicia y las ganancias personales por encima de nuestros miembros en servicio”, dijo el subdirector del FBI, Paul M. Abbate, en el comunicado del Departamento de Justicia. 

close
search