El Paso

Repican campanas para clamar que termine la pandemia

Diócesis católica de El Paso se une al Papa y líderes religiosos de todo el mundo en una plegaria para detener el coronavirus

Archivo

Jaime Torres / El Diario de El Paso

viernes, 15 mayo 2020 | 06:00

Millones de creyentes de todas las religiones se unieron espiritualmente ayer jueves ante el llamado enviado por el Papa Francisco para rezar por el fin de la pandemia del coronavirus que ha cobrado la muerte de cientos de miles de personas en el mundo.

Con un día de oración, ayuno y obras de caridad los obispos extendieron la convocatoria del Santo Padre a la vez que instruyeron a los capellanes a repicar las campanas en sus parroquias.

Hago un llamado a todos los católicos de la Diócesis para que se unan en todo el mundo para rezar por el fin del coronavirus”, dijo el obispo Mark Seitz, líder espiritual de la Diócesis de El Paso. 

Y es que al igual que los obispos, Seitz se unió al Papa Francisco en un día de oración y ayuno para juntos rezar por el fin de la pandemia mortal de Covid-19. 

A las 12 del mediodía los sacristanes de todos los templos de la ciudad sonaron sus campanas al unísono para así sumarse a esta iniciativa del Pontífice, quien, desde su sede en el Vaticano, en Roma, hizo el llamado.

Hablando ante la Regina Coeli el 3 de mayo, el Papa Francisco dijo: “Dado que la oración es un valor universal, he aceptado la propuesta del Comité Superior para la Fraternidad Humana para que los creyentes de todas las religiones se unan espiritualmente este 14 de mayo para un día de oración, ayuno y obras de caridad, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar la pandemia de coronavirus”.

Ante ello el obispo Seitz pidió a la Diócesis de El Paso que se uniera al Papa Francisco y a todas las personas de fe de todo el mundo para rezar por el fin de la mortal enfermedad.

En solidaridad y oración por el fin del padecimiento, el líder de los católicos llamó al toque de campanas.

El obispo Seitz ha llamado a todas las parroquias con campana a tocarlas a las 12:00 del mediodía en atención al llamado papal y extender la participación a todos los creyentes juntos, creyentes de diferentes tradiciones, para rezar, ayunar y realizar obras de caridad.

“Hago un llamado a todos los católicos de la Diócesis para que se unan a todos en todo el mundo para rezar por el fin del coronavirus”, dijo el obispo Seitz. 

“Espero que todos podamos unirnos en un día de oración y ayuno y en solidaridad con todos nuestros hermanos y hermanas de todas las religiones”, dijo previo al anuncio.

En un comunicado emitido por el Vaticano resalta la invitación del Alto Comité para la Fraternidad Humana a todos los creyentes del mundo, independientemente de la religión que profesen, en una jornada de oración, ayuno y súplica pidiendo a Dios que proteja a la humanidad contra el coronavirus.

De esta manera, el Comité establecido el pasado mes de agosto con el fin de lograr los objetivos del “Documento sobre la Fraternidad Humana” firmado el 4 de febrero de 2019 por el Papa Francisco y el gran imán de Al-Azhar, Ahmed al-Tayyeb; animó a todos los líderes religiosos y creyentes a unirse en una súplica común para invocar, con una sola voz, la ayuda de Dios para que preserve la humanidad. 

Y agrega: “La ayude a superar la pandemia, le restituya la seguridad, la estabilidad, la salud y la prosperidad, y haga que nuestro mundo, una vez eliminada esta pandemia, sea “más humano y fraterno”.