El Paso

Reparten despensas para apoyar a los paseños

La entrega se llevó a cabo en las instalaciones de Abundant Living Faith Center

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

domingo, 17 mayo 2020 | 06:00

Para ayudar a las personas que enfrentan una crisis en su economía a raíz de la pandemia del coronavirus, miembros de Abundant Living Faith Center, El Pasoans Fighting Hunger y Hands of Hope distribuyeron alimentos, papel higiénico y mascarillas a 2 mil 500 familias dentro del programa de apoyo comunitario.

Con la participación de más de 300 voluntarios de las diversas organizaciones la entrega se desarrolló de manera ordenada en las instalaciones del centro religioso, ubicado sobre la calle Valley Crest, en el Valle Bajo de la ciudad. 

A pesar de que la dotación de alimentos estaba programada a las 4 de la tarde, cientos de automovilistas se alinearon sobre las dos rutas trazadas de entrada horas antes para poder alcanzar una despensa. 

Desde temprana hora los voluntarios empacaron comida, máscaras, toallas de papel, papel higiénico y pelotas de baloncesto, futbol americano y balones de futbol.

“Sabemos que hay personas en nuestra ciudad que están luchando por sobrevivir y estamos contentos de poder darles estos alimentos con la ayuda de todos estos voluntarios”, dijo el pastor Charles Nieman, luego de agradecer el apoyo de todas estas organizaciones.

Los organizadores comentaron que la distribución comenzó esta semana y continuará durante la próxima semana.

“Es de mucha ayuda esta despensa, la cual está muy bien surtida, por lo que estamos muy agradecidas de que organizaciones de nuestra comunidad nos volteen a ver”, dijo Marina Torres, quien permaneció en línea durante tres horas y media, acompañada de su cuñada.

Para ser merecedores de la entrega de alimentos los beneficiarios sólo proporcionaron su nombre y dirección sin importar el código postal. En algunos vehículos viajaban integrantes de hasta tres familias con distinta dirección, mismos a quienes se les entregaron sus paquetes de comida.  

Durante más de tres horas y media los automovilistas fueron pasando de 10 en 10 por las dos rutas trazadas para la entrega al tiempo que los voluntarios depositaban los alimentos en la cajuela al paso de cada una de las estaciones montadas.  

Las familias pudieron llevarse frijol, arroz, leche, frutas y legumbres, papel sanitario y por primera vez mascarillas de protección.

El pastor Nieman dijo que la superdespensa del viernes fue una oportunidad para ayudar a los necesitados en una capacidad mayor, “el objetivo es que la organización funcione para impactar las vidas de las personas que realmente lo necesitan”.

“Somos más que una iglesia, construimos esperanza que marca la diferencia. Como otra forma de retribuir durante esta temporada única de cambio, estamos proporcionando decenas de miles de máscaras como símbolo del compromiso y el amor que tenemos por toda nuestra comunidad”, dijo el pastor principal de la congregación.