PUBLICIDAD

El Paso

Renunciará director de DPS si su equipo tiene culpa en tiroteo

Expertos cuestionan por qué la agencia no asumió un papel de liderazgo durante los eventos en Uvalde

Zach Despart/The Texas Tribune

lunes, 12 septiembre 2022 | 06:00

The Texas Tribune | El director del Departamento de Seguridad Pública de Texas

PUBLICIDAD

El director del Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas, Steve McCraw, dijo que renunciaría si sus soldados tuvieran “alguna culpabilidad” en la fallida respuesta policial al tiroteo en la escuela Uvalde en mayo.

McCraw hizo el comentario después de ser confrontado por un reportero de CNN en Brownsville, donde asistía a una audiencia legislativa. La entrevista improvisada presentó los primeros comentarios públicos extensos de McCraw sobre la masacre en la Escuela Primaria Robb desde junio, cuando testificó durante horas en una audiencia del Senado de Texas en Austin y culpó en gran medida a la policía local por la respuesta fallida.

PUBLICIDAD

Después de ser rechazado inicialmente por los disparos del tirador, los agentes esperaron más de una hora para volver a atacar, contrario al entrenamiento de tirador activo. De los casi 400 oficiales que respondieron, 91 eran de la policía estatal. Un equipo de agentes de la Patrulla Fronteriza y oficiales locales, que no incluían a ningún oficial estatal, finalmente llegaron al salón de clases en que se encontraba tirador y lo mataron.

Una investigación realizada por The Texas Tribune y ProPublica encontró que McCraw y DPS han evitado en gran medida el escrutinio sobre su respuesta al tiroteo, en parte porque la agencia ha controlado qué registros se publican y ha dado forma a una narrativa que considera a la policía local como incompetente. Horas antes de que se publicara la historia, y después de negarse a responder preguntas de las organizaciones de noticias durante tres meses, DPS anunció que investigaría formalmente a cinco miembros del equipo por su conducta durante el tiroteo y dijo que dos de ellos fueron suspendidos sin goce de sueldo.

Los expertos en tácticas policiales cuestionaron por qué DPS no asumió un papel de liderazgo en la respuesta al ataque como lo había hecho durante eventos críticos anteriores, incluida la masacre de 1991 en el Luby’s de Killeen, la explosión de la planta de fertilizantes en 2013 en West y el tiroteo en 2018 en la Santa Fe High School.

Dijeron que los agentes estatales perdieron la oportunidad de arrebatarle el control al jefe de Policía del distrito escolar de Uvalde, el comandante del incidente, cuando quedó claro que no estaba actuando con decisión.

McCraw dijo durante su testimonio en el Senado que no creía que fuera factible que los soldados asumieran el mando. El viernes, el líder del DPS le dijo a CNN que la agencia está comprometida a hacerse responsable.

McCraw cuestionó el contenido de las actas de una reunión de capitanes de la policía estatal a mediados de agosto, publicada el jueves por KXAN-TV, que establece que “nadie va a perder su trabajo” por su conducta durante el tiroteo.

“Todo lo contrario, todos los líderes de la Región 3 hicieron lo que se suponía que debían hacer y se han esforzado para cumplir con el momento”, cita el acta que dijo McCraw.

McCraw le dijo a CNN que su comentario “despedido” se refería únicamente al director de la Región 3, Víctor Escalón. McCraw dijo que revisó las acciones de Escalón ese día y determinó que eran apropiadas.

Sin embargo, durante más de dos meses, DPS se ha negado a responder preguntas sobre cómo Escalón y McCraw respondieron al tiroteo y se comunicaron entre sí el 24 de mayo.

El senador estatal demócrata Roland Gutiérrez, uno de los críticos más acérrimos de cómo la policía estatal manejó el ataque de Uvalde, pidió a McCraw que renunciara.

“Hace sólo unos días, cuando se hizo pública la investigación del inspector general sobre los policías del DPS, las familias tenían un rayo de esperanza de que al menos habría algo de rendición de cuentas, si se demoraba”, dijo Gutiérrez en un comunicado. “Ahora, descubrimos que todo puede ser una farsa. Planificado y ejecutado por el director del DPS del gobernador Greg Abbott, Steve McCraw. Es hora de que el director McCraw renuncie”.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search