El Paso

Rememorarán a las víctimas del tiroteo

La Diócesis y el Gobierno local realizarán eventos por el primer aniversario de la tragedia del 3 de agosto

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

domingo, 02 agosto 2020 | 06:00

La Diócesis de El Paso, la Ciudad y el Condado anunciaron ayer sábado una serie de eventos que realizarán hoy domingo y el lunes con motivo del primer aniversario del ataque terrorista registrado en el supermercado Walmart, ubicado en Cielo Vista, que dejó como saldo 23 personas fallecidas y 23 heridas.

El juez del Condado, Ricardo Samaniego, dijo que hoy se llevará a cabo una ceremonia que incluirá reflexiones en lo que será el Jardín de Sanación, que se ubicará a la entrada del Parque Ascárate, del 6900 Delta Drive y al cual asistirán familiares de las víctimas del atentado.

El servicio titulado “Juntos recordamos, juntos sanamos”, está programado para iniciar a las 7:00 p.m. y será restringido al público en general pero será transmitido a través de la televisión (KVIA TV) y las redes sociales de la Diócesis y el Gobierno, dijo Samaniego, que señaló que al final del memorial habrá un recorrido por los alrededores del parque en donde se colocarán cientos de luminarias.

Asimismo el obispo Mark J. Seitz comentó que mañana lunes 3 de agosto a las 6 de la tarde se oficiará una misa especial en la iglesia St. Raphael, ubicada en 2301 Zanzibar Rd, en la que se recordará a cada uno de los que perecieron en el lugar. Al igual que el evento anterior, será cerrado al público pero podrá ser visto en transmisión directa. 

En conferencia de prensa celebrada en uno de los jardines de la parroquia el obispo Seitz, el juez Samaniego, el alcalde Dee Margo y el pastor Michael Grady, un defensor nacional de la justicia racial y padre de uno de los sobrevivientes de la tragedia del 3 de agosto, coincidieron en la importancia de conmemorar el acontecimiento que enlutó a toda una comunidad y la necesidad de fortalecerla.

“Nosotros recordamos los aniversarios de algo importante y esta es una ocasión que necesitamos revivir, necesitamos rezar, necesitamos ofrecer consuelo a los que están sufriendo a un año del evento que cambió la vida de esta comunidad”, dijo el obispo Seitz.

Expresó que es un tiempo emocional para ellos y para él personalmente, “vamos a tratar de ofrecer la oportunidad para reconocer que no hemos olvidado su partida y pérdida, que estamos dispuestos a caminar con ellos y no vamos a olvidar a las personas fallecidas ni a sus familias.

Indicó que no hay nada más importante que recordar y celebrar las vidas de otros, pero sólo con la oración pueden estar unidos con los fallecidos porque las oraciones tienen un efecto en su jornada hacia Dios, entonces hay una gran consolación en estas oraciones y al mismo tiempo rezar para todos aquellos que aún están caminando por la vida sin sus seres queridos amados. Nuestra oración, nuestra consolación tiene un gran impacto en ellos y estoy muy feliz que podamos ofrecer este servicio”, apuntó.

Teniendo como marco los rostros de las personas que murieron en el atentado y la Virgen María, el líder de los católicos destacó que el actuar del presunto asesino Patrick Crusius no fue algo inmediato, del momento, sino que fue influenciado por la lectura de grupos supremacistas blancos. 

Lamentó que desafortunadamente esa ideología está presente lastimosamente en nuestro país y hay personas que aunque no llegan a ese extremo piensan que es el modo correcto de actuar sólo por el color de su piel, tener poder sobre otro y que las oportunidades sean para otros.

“Hay gente que piensa así y que sólo algunos pueden venir a nuestro país y que otros no lo merecen por tener otro color de piel. Esos fueron los pensamientos de este muchacho y debemos asegurarnos que nunca más queremos confrontar esta manera de pensar”.

Sin abundar en detalles el obispo Seitz también anunció la formación de una nueva iniciativa comunitaria para abordar el racismo y la equidad en El Paso en el marco de la conmemoración de los eventos del 3 de agosto de 2019. 

Resaltó que la oración es primero y que sea la que nos guíe hacia acciones de trabajo conjunto, en la que estén presentes líderes comunitarios, para cambiar las cosas que se necesiten cambiar y podamos crecer como una comunidad en la que cada persona, sin importar el color de su piel, pueda encontrar el amor y la oportunidad de vivir en dignidad que Dios quiere para todos nosotros.

En la conferencia estuvo presente Joey Rosales, propietario de la compañía JAR Construction, quien donó 250 mil dólares para la edificación del Jardín de Sanación en el parque del Condado, la cual construye su empresa.

Explicó que el monumento, que será entregado a principios del mes de noviembre en su totalidad, es una obra que siente orgullo de llevar a cabo porque será un espacio abierto para toda la comunidad donde se invite a la pacificación, la reflexión y la espiritualidad.