El Paso

Reembolsarán hasta $9 mil en funerales por Covid

Sólo hay que presentar facturas

Archivo

The Washington Post

jueves, 08 abril 2021 | 06:00

Washington‒ El Gobierno de Biden lanzará la próxima semana un programa de asistencia funeraria que otorgará 9 mil dólares para cubrir los costos de entierro de cada estadounidense que muera de Covid-19: el apoyo más grande de este tipo jamás ofrecido por el Gobierno federal.

El programa está abierto a familias, independientemente de sus ingresos, siempre que presenten documentación y no hayan obtenido beneficios similares a través de otro programa.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) ha reembolsado los costos de entierro antes, pero nunca ha ofrecido un pago tan grande a tanta gente. En 2017, por ejemplo, FEMA pagó $2.6 millones a 976 personas por los costos funerarios de las víctimas de tres huracanes, un promedio de 2 mil 664 dólares por solicitante.

Pero el inmenso número de víctimas del nuevo coronavirus significa que ahora se está preparando un programa de asistencia para el entierro de una escala sin precedentes. Más de 557 mil estadounidenses han muerto de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

Debido a que se desconoce la cantidad de personas que serán elegibles, tampoco se conoce el costo final del programa, pero fácilmente será de varios miles de millones de dólares. FEMA está estableciendo una línea directa gratuita dedicada, 1 (844) 684-6333, y un centro de llamadas para responder preguntas sobre el programa y recibir solicitudes a partir del lunes.

“Aunque no podemos cambiar lo que ha sucedido, afirmamos nuestro compromiso de ayudar con los gastos de funeral y entierro que muchas familias no anticiparon”, dijo el administrador interino de FEMA, Bob Fenton, en un comunicado.

El líder de la mayoría en el Senado, Chuck Schumer, y la representante Alexandria Ocasio-Cortez, ambos demócratas de Nueva York, han estado presionando para ayudar a las familias a pagar los entierros desde la primavera pasada, cuando el Covid-19 estaba devastando su estado y se necesitaban morgues móviles para manejar el aumento de muertes. 

“No poder ofrecer un funeral y entierro decentes a alguien cercano y querido es indignante”, dijo Schumer en ese momento. Dijo que la gente estaba perdiendo sus trabajos y sin suficiente dinero para comer, al mismo tiempo que necesitaba pagar los funerales de sus seres queridos.

Ocasio-Cortez dijo que la pandemia que afectó desproporcionadamente a latinos y afroamericanos estaba “diezmando una comunidad ya vulnerable […] Lo mínimo que podemos hacer es ayudar a estas familias a enterrar a sus seres queridos. Dignidad”.

La ayuda funeraria se retrasó durante lo peor de la crisis el año pasado hasta que el entonces presidente Donald Trump firmó un proyecto de ley de estímulo del Covid de casi un billón de dólares en las últimas semanas de su administración. Los detalles nunca se aclararon, pero el beneficio máximo discutido en ese momento era de 7 mil dólares y el programa de asistencia funeraria debía tener un tope de $2 mil millones.

Después de que el presidente Joe Biden asumió el cargo y firmó el Plan de Rescate Estadounidense de $1.9 billones el mes pasado, el programa se expandió. La ayuda funeraria, incluso si se duplica de los $2 mil millones en la medida firmada por Trump, sigue siendo una pequeña fracción del proyecto de ley de alivio del coronavirus de $1.9 billones, al que se opusieron todos los republicanos del Congreso excepto unos pocos.

Existen importantes desafíos en la administración de un programa de este tipo. El sitio web de FEMA que describe el programa de asistencia funeraria ya está alertando a las personas sobre posibles estafas: “Alerta de fraude: hemos recibido informes de estafadores que se comunican con personas que se ofrecen a registrarlas para asistencia funeraria. FEMA no ha enviado ninguna notificación de este tipo y no póngase en contacto con las personas antes de que se registren para recibir asistencia”.

Según FEMA, los solicitantes deben ser “un ciudadano estadounidense, nacional no ciudadano o extranjero calificado” que pagó los gastos del funeral después del 20 de enero de 2020. Además, el solicitante debe mostrar un certificado de defunción que indique que la muerte ocurrió en los Estados Unidos, y “puede haber sido causado o probablemente el resultado de Covid-19”.

Si ya se recibió alguna otra ayuda, desde dinero disponible para veteranos, seguro de entierro o algún otro programa, la ayuda “se reducirá en la cantidad de otra ayuda que el solicitante recibió por los mismos gastos”.

Durante la pandemia, algunas personas abrieron cuentas de recaudación de fondos de GoFundMe en línea pidiendo a extraños que ayudaran a pagar los funerales. Los gobiernos locales, las organizaciones sin fines de lucro y las iglesias han estado colaborando para ayudar a las familias a pagar las facturas del funeral en muchas partes del país, y muchos recibirán con agrado la ayuda del Gobierno federal.

“Es un programa bien intencionado que beneficiará a muchos”, dijo Bryant Hightower, director de funerarias de Georgia y vocero de la Asociación Nacional de Directores de Funerarias.

Pero Hightower también dijo que pensaba que sería un programa difícil de administrar. Por ejemplo, cuando un solicitante presenta una factura de funeral con el sello “pagado”, no estaba seguro de cómo sabrían los funcionarios de FEMA si se había utilizado un seguro de entierro para pagarla.