Recuerdan a oficiales caídos

Instan a mantener vivo el recuerdo de los policías fallecidos en cumplimiento de su deber

Karla Valdez / El Diario de El Paso
miércoles, 15 mayo 2019 | 06:00
| La emotiva ceremonia se llevó a cabo ayer martes en el monumento a los oficiales caídos que se encuentra afuera de las oficinas de EPCSO

Con tiros al aire y el toque de silencio de fondo, la Oficina del Sheriff del Condado de El Paso (EPCSO) conmemoró a sus oficiales caídos en el cumplimiento de su deber, siendo el más reciente el oficial Peter Herrera. 

La emotiva ceremonia se llevó a cabo ayer martes en el monumento a los oficiales caídos que se encuentra afuera de las oficinas de EPCSO.

Para el Sheriff Richard Wiles, este monumento es de suma importancia ya que ayuda a mantener vivo el recuerdo de todos esos hombres y mujeres que son capaces de sacrificar sus propias vidas con tal de cumplir con su deber. 

Por lo que dicho monumento se convirtió en uno de los proyectos más anhelados de Wiles, ya que antes de que él asumiera el puesto como Sheriff del Condado no había un lugar donde familiares y la comunidad en general pudieran rendirle tributo a los oficiales. 

En la también conocida como “Memorial Wall” o “Muro Conmemorativo”  se tienen los nombres de todos los agentes que murieron en la línea del deber desde los años 1800. 


Agregan el nombre del oficial Herrera


Como parte de la ceremonia se agregó al muro el nombre del Oficial Herrera, quien murió tras haber sido brutalmente atacado a balzos la madrugada del 22 marzo en San Elizario, mientras realizaba una inspección de tráfico. 

La cámara corporal y la de la patrulla de Herrera captaron el momento en que Herrera se acerca a un automóvil BMW 325i en color blanco y al pedirle al conductor identificado como Facundo Chávez, éste le disparó al oficial sin darle tiempo de repeler la agresión. 

Los reportes del caso indican que Herrera recibió 15 disparos, uno de ellos en la cabeza, lo cual lo tuvo durante dos días en la unidad de Cuidados Intensivos donde finalmente murió. 

Chávez y su novia Arlene Piña, trataron de huir luego de dejar al oficial en un charco de sangre, pero fueron detenidos horas después gracias a un operativo que involucró a agencias de los tres niveles de gobierno. 

Ambos fueron recluidos en el Centro de Detenciones del Condado de El Paso un cargo de homicidio capital, el cual tiene una condena automática de cadena perpetua y en ocasiones se castiga con la pena de muerte. 

Desde 1881 a 2019  han fallecido un total de 15 oficiales del condado en cumplimiento de su deber.