El Paso

Recorre 2,300 millas para traer fe y consuelo

El pastor Adam Bowles, manejó desde Norwich, Connecticut, para orar por las 22 víctimas de la masacre

Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso
Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres
El Diario de El Paso

sábado, 24 agosto 2019 | 06:00

Para dar un mensaje de paz, esperanza y amor, el pastor Adam Bowles, de la iglesia Castle, ubicada en Norwich, Connecticut, visitó ayer el memorial improvisado en el Walmart donde ocurrió la matanza de 22 personas, y que dejó 24 heridos. 

“El amor va mucho más lejos”, fueron sus palabras de aliento a las personas que lo esperaban en el memorial para juntos orar por las víctimas de la tragedia del pasado 3 de agosto.

Después de viajar más de 2 mil 300 millas –3 mil 701 kilómetros– y ver el altar levantado en honor a las víctimas, el ministro dijo sentir un gran dolor y tristeza pero a la vez una alegría al ver a una comunidad unida. 

“Me sentí muy triste al bajar de mi auto junto con mis dos amigos y ver todas las cruces. En cada paso que daba sentía un gran dolor”, expresó el también ex periodista y meteorólogo de una televisora en New Orleans.

Después de realizar un recorrido por el memorial y platicar con varias personas que compartieron el espacio a su lado, indicó que lo sucedido en esta ciudad fue algo muy trágico, sobre todo, porque el tirador dirigió su objetivo en contra de la comunidad hispana y mexicana.

“Cuando supe que el tirador había manejado 10 horas yo sentí la necesidad de hacer algo y manejar también pero para traer un mensaje de amor”, expresó tras sostener que el amor es más fuerte y grande que el odio.

En su mensaje ante la comunidad fronteriza expresó: “Es muy simple, Dios ama a la ciudad de El Paso, yo amo a la gente de El Paso. Estoy admirado e inspirado por esta unidad comunitaria que es ejemplo, en especial la comunidad hispana y mexicana”, y que nos da una gran lección a todo el país.

“Cuando regrese a Connecticut, le diré a los fieles de la iglesia que pastoreo que los hermanos de El Paso están llenos de amor y fortaleza y que luchan día a día para salir adelante”.

Formando una cadena humana y tomándose de las manos con sus hermanos fronterizos, el pastor elevó una oración por cada una de las víctimas justo enfrente donde se encuentran las 22 cruces blancas con los nombres de cada uno de los caídos en el tiroteo perpetrado por Patrick Crusius, motivado por sus ideales raciales contra los mexicanos.

“Esas palabras que traen ellos son muy necesarias para nosotros porque podemos estar atravesando una dificultad, un gran dolor o una enfermedad y están intercediendo por nosotros”, dijo Alicia Martínez, quien se unió a la cadena de oración del ministro de la iglesia Castle.

Parafraseando el capítulo 16 , versículo 16 del Evangelio de San Marcos, “El que creyere y fuere bautizado será salvo; mas el que no creyere sería condenado”, la evangelista resaltó que la oración es una forma de restaurar y sanar el alma.

Iván Rodríguez, quien asistió junto con su familia a la visita de los mensajeros de la paz, manifestó que su presencia vino a traer paz y tranquilidad.

“Esto es una demostración de que El Paso es fuerte y estamos agradecidos de que hayan venido de tan lejos a traernos ese mensaje de paz y solidaridad”, expresó luego de que por separado pidió una oración para él, su esposa y sus hijos.

Para él, al igual que para otros asistentes, su visita fue algo increíble y aunque lo ideal hubiera sido que vinieran en otras circunstancias para conocer la ciudad, se les agradece y se les da la bienvenida.

A tres semanas de la tragedia y referente al anuncio de la cadena Walmart de que reabrirá sus puertas al público en breve, Rodríguez manifestó que es algo controversial porque unos estarán a favor y otros en contra.

“En mi caso estoy a favor porque se abra, igual seguirán conservándose las plazas laborales y habrá mayor seguridad, además que será un lugar muy visitado por el memorial que se levante para honrar a las víctimas”.

Brenda Guillermina Olivas, de profesión enfermera y en su primera visita al memorial, comentó “qué bueno porque siempre sin olvidar hay que seguir adelante y no dejar que gane el odio”.

Añadió que lo sucedido en Walmart le dejó un gran aprendizaje y aunque su corazón le estalló al ver el dolor de las familias, al mismo tiempo observó la mano de Dios y eso la llena de esperanza para salir adelante como comunidad.

Otros entrevistados consideraron que la idea de abrir el supermercado les traería mucho dolor por lo que pidieron se convirtiera en un parque y al centro un monumento.

“Creo que es una mala decisión abrirlo porque traerá un recuerdo negativo y tormentoso. Yo definitivamente no vuelvo”, aseguró Fidel Prado, quien acudió con sus dos hijas a visitar el memorial.

“Se me destroza el corazón al recordar la tragedia y el mantenerlo abierto siempre traerá a la memoria ese día negro”, dijo Lucila Estrada, residente de Ciudad Juárez, quien al igual que Fidel afirmó que nunca regresará.  

Randy Hargrove, vocero de la tienda Walmart East, afirmó a través de un comunicado de prensa que la empresa tiene programado abrir a finales de este año.

“Nada borrará el dolor del 3 de agosto y esperamos que la reapertura de la tienda sea otro testimonio de la fuerza y la resistencia que ha caracterizado a la comunidad de El Paso a raíz de esta tragedia”.

Agregó que el objetivo es edificar un monumento en el interior de la tienda que honre a las víctimas, reconozca la relación binacional entre El Paso y Ciudad Juárez y celebre la fortaleza de la comunidad de El Paso.

Con la camiseta negra con la leyenda El Paso Strong, Bowles y sus amigos manifestaron que otro de los objetivos de su viaje es recaudar un dólar por cada milla recorrida en una primera etapa para donarlos a los familiares de las víctimas, sin embargo, agregó que la meta es recaudar 10 mil dólares. jtorres@diariousa.com