Recién nacido, víctima fatal de accidente automovilístico

La conductora cambió de carril, sin percatarse de que otro vehículo se aproximaba

Jaime Torres / El Diario de El Paso
miércoles, 04 diciembre 2019 | 06:00

Un recién nacido, de tan solo dos días de edad, se convirtió en la víctima número 63 en lo que va del presente año informó El Departamento de Policía de El Paso (EPPD).

De acuerdo a las autoridades el miércoles 27 de noviembre, en la víspera del Día de Acción de Gracias, su madre, identificada como Wendy Sandoval, de 42 años, y que se encontraba embarazada se impactó contra otro vehículo cuando manejaba sobre la calle Dyer en dirección Norte, a la altura de la cuadra 8700, en el noreste de la ciudad.

Investigaciones preliminares de EPPD, arrojaron que Sandoval conductora de un vehículo Nissan Sentra cambió de carril, sin percatarse de que otro vehículo se aproximaba justo en ese camino chocando de frente con un automóvil de la línea KIA Optima, que era manejado por Antoinette Littlejohn , quien resultó ilesa.

El sargento Enrique Carrillo, portavoz del Departamento de Policía, dio a conocer ven un comunidad de prensa que en el percance Wendy Sandoval resultó lesionada lo que fue necesario internarla en un hospital. Aunque no se dijo del número de semanas del embarazo, la madre logró dar a luz exitosamente, sin embargo el bebé murió dos días después del nacimiento, convirtiéndose en la fatalidad 63 en accidentes de trafico.

Tal y como suele darse en este tipo d casos doctores del nosocomio no dieron a conocer los pormenores de las causas de muerte pero trascendió que fueron producto de los golpes que recibió su madre a la hora del accidente.

Al mismo tiempo se informó que los agentes investigadores continuar con la investigaciones del caso para esclarecer responsabilidades.

El choque ocurrió alrededor de las 6:30 de la tarde, un horario en el cual la calle se encontraba prácticamente semi vacía y los negocios ya habían cerrado sus puertas al público por lo que no había testigos oculares en la escena. EPPD instó a los automovilistas a extremar precauciones al conducir y respetar los límites de velocidad para evitar accidentes.

En este caso el recién nacido murió como consecuencia del choque en el que participó su propia madre lo que motivó una  consternación tanto a su progenitora como al resto de los miembros de la familia.

Las autoridades no tenían registro de un resultado fatal automovilístico en esta categoría en los últimos años en el que un recién nacido haya muerto a causa de los golpes sufridos en el accidente mientras estaba en el vientre de la madre.