El Paso

Recibe vacuna personal del Centro de Salud Familiar San Vicente

El producto administrado es del laboratorio Moderna, de fácil manejo ya que requiere un refrigerador doméstico que alcance -20 grados centígrados

Jaime Torres / El Diario de El Paso

Jaime Torres Valadez / El Diario de El Paso

domingo, 27 diciembre 2020 | 06:00

El Centro de Salud Familiar San Vicente (SVC) aplicó ayer sábado las primeras vacunas a su personal médico dentro de la primera fase de distribución de la vacuna contra el Covid-19 a las sedes hospitalarias y clínicas comunitarias.

Linda Luján, enfermera certificada de la Clínica San Vicente, fue una de las 213 trabajadoras esenciales que laboran en ese lugar a quienes se les aplicó la inyección, luego de que el Estado de Texas autorizara la entrega de vacunas a este tipo de instituciones de servicio de atención a la salud de las familias.

“Es algo muy especial porque creo que desde que comenzó todo esto todos hemos estado estresados, preocupados y el hecho de ver que finalmente vemos esa luz al final del túnel pues es una  esperanza para todos”, comentó la enfermera, luego de recibir un aplauso de sus compañeras.

Ella, al igual que doctores, enfermeras y asistentes médicos, fue una de las privilegiadas al formar parte del primer grupo de personas en la ciudad de haber sido inmunizada contra el virus.

De acuerdo con la doctora y directora del Centro San Vicente, Christina Paz, la institución recibió el pasado miércoles un total de mil 500 dosis para su personal, mismas que compartirán con la Clínica Familiar La Fe y la organización Project Vida. 

Indicó que una vez inmunizada la población médica y previa indicación del Estado procederán a extender la vacunación a la comunidad en general, comenzando con los adultos mayores de 65 años y pacientes con enfermedades crónicas, como alta presión, entre otras subyacentes.  

“Es el primer día y todos estamos ansiosos de recibirla, hay mucha esperanza y esperemos que pronto nos llegue una segunda entrega para ampliarla a la población”, dijo tras enfatizar que no importa si cuentan o no con aseguranza médica.

Agregó que la vacuna que administran es la del laboratorio Moderna, de fácil manejo ya que requiere un refrigerador doméstico que alcance -20 grados centígrados y no de costosos refrigeradores especiales para su almacenaje como la del laboratorio Pfizer que demanda de temperaturas de entre -60 y -80 grados.

Externó que la jornada de vacunación contra el coronavirus empezó ayer sábado en un horario de 8 de la mañana a 12 del mediodía y continuará este domingo a la misma hora. La primera persona en aplicársela fue Ricardo López.

“La primera persona que recibió la vacuna, así como el resto de los profesionistas médicos, esperó 30 minutos bajo observación para asegurarnos que no tuviera un efecto secundario, aunque el requisito son 15 minutos”, dijo tras asentar que afortunadamente no hubo inconvenientes.

“Con esta vacuna ya estamos saliendo de este Covid tan feo y tan terrible que ha costado muchas vidas y que aún hay muchos enfermos contagiados. Estamos seguros que esta vacuna va a salvar muchas vidas”, dijo la titular del centro SV, ubicado en el Valle Bajo.

De acuerdo a Cintia Acosta, gerente de SVC, la vacuna debe mantenerse refrigerada pero una vez retirada del congelador e insertada la aguja de la jeringa debe aplicarse en las próximas 6 horas, de no ser así tiene una vida útil de 12 horas. 

Cada frasco alcanza para entre 10 y 11 dosis y hay que dejarlo reposar 15 minutos, antes de su uso debe agitarse un poco, aunque el líquido ya viene listo y diluido para administrarse, contrario al del laboratorio Pfizer.

Explicó que como política del centro no se puede obligar a nadie a administrársela como ocurre con la de la influenza, pero quien se oponga debe firmar un documento en el que exponga sus razones. “Hay muchas opiniones encontradas, aquí mismo hay personas que no quieren ponérsela y se respeta su decisión”.

Para Luján el haberse puesto la inyección le trajo una satisfacción enorme. “La verdad que muy contenta porque todos estábamos esperando dar el siguiente paso para poder sentirnos más cómodos al salir de casa, creo que este es un momento que va a cambiar la historia de cómo se está viviendo todo esto”.

Resaltó que esto tendrá un gran impacto, especialmente aquí en El Paso en donde ha pegado duro la pandemia, “vamos a poder ver una reducción en la cantidad de casos que hemos estado teniendo, va a mejorar en gran parte de todo lo que está pasando”.

Sin embargo alertó a no bajar la guardia y seguirse cuidando, tomar todas las precauciones tal y como al inicio ya que incluso con la vacuna existe un porcentaje, aunque pequeño, de contraer la infección. Recomendamos la vacuna al 100 por ciento, dijo la experimentada enfermera graduada en la ciudad de Dallas, Texas.

“Sé que muchos tienen miedo porque es una vacuna nueva pero va a mejorar la salud de la comunidad. Pronto estará al alcance de la población en general y les diremos cuándo se administrará”.

Luján, al igual que sus compañeras, dijo que la llegada de la vacuna fue una sorpresa enorme ya que regularmente tardan entre 5 y 10 años en procesarse, sin embargo el que se haya desarrollado en menos de un año fue algo grandioso y demuestra el gran avance médico.

“Sí nos sorprendió bastante y el hecho de que fuera algo tan rápido y se hayan realizado todas las pruebas y fases requeridas por los especialistas es toda una garantía de su eficacia. Finalmente está aquí”.

Para la comunidad médica su llegada a la ciudad es algo muy especial porque desde que comenzó la pesadilla de la pandemia ha mantenido a todos estresados y preocupados, y el hecho de tenerla en casa traerá tranquilidad y una luz de esperanza.