El Paso

Quitan al Condado un distrito en la Legislatura estatal

Persiste plan republicano tras sesión maratónica en la Cámara

Molly Smith / El Paso Matters

jueves, 14 octubre 2021 | 06:00

La delegación de El Paso en la Cámara de Representantes de Texas no logró convencer a sus colegas republicanos el martes de revisar la propuesta de un plan de redistribución de distritos que enfrenta a los demócratas de El Paso en el poder en las elecciones del próximo año.

La Cámara de Representantes de Texas votó 83-63 conforme a las líneas del partido el miércoles temprano después de un debate maratónico de 18 horas para aprobar nuevos límites legislativos estatales que sobreponen a las representantes estatales Evelina “Lina” Ortega y Claudia Ordaz Pérez en el rediseñado Distrito 77 de la Cámara.

El representante estatal Joe Moody, demócrata por El Paso, intentó mantener a Ortega y Ordaz Pérez en sus escaños actuales, los distritos 77 y 76 respectivamente, rediseñando el Distrito 75 de la Cámara para que incluyera el extremo este del condado de El Paso y ocho condados del oeste de Texas. Esa enmienda fracasó en la línea del partido. Tanto Ortega como Ordaz Pérez han dicho que planean postularse para la reelección en 2022.

La delegación pudo hacer que la mayoría de Fort Bliss regresara al Distrito 79 de la Cámara, del representante Art Fierro, y Hueco Tanks regresó al Distrito 75, de la representante Mary González. Esos puntos de referencia se habían rediseñado inicialmente en el Distrito 74 de la Cámara, un asiento expansivo actualmente en poder del representante estatal Eddie Morales, demócrata de Eagle Pass.

Debido a que el condado de El Paso carece del crecimiento de la población para mantener cinco escaños de la Cámara dentro de los límites del condado, el representante estatal Todd Hunter, republicano por Corpus Christi, dio a conocer un plan de redistribución de distritos el mes pasado que colocó parte del condado en el Distrito 74. Hunter preside el Comité de Redistribución de Distritos de la Cámara estatal.

Los demócratas de Texas han criticado la propuesta de Hunter por beneficiar a los legisladores republicanos blancos a expensas de los votantes negros e hispanos. Los texanos de minorías impulsaron el 95 por ciento del crecimiento de la población del estado durante la última década, pero el mapa aprobado el martes reduce el número de distritos de la Cámara de mayoría minoritaria. Los distritos se vuelven a definir cada diez años después del censo de Estados Unidos.

“La unión de los distritos 76 y 77 tenía como objetivo garantizar que una latina menos representara a El Paso en Austin. Este grupo demográfico, que ya está subrepresentado en el Capitolio, merece más voces, no menos”, dijo Ortega en un comunicado después de la votación.

Durante el debate, presionó a Hunter sobre por qué un quinto escaño mayoritario de El Paso no podía ser incluido en parte del territorio cubierto por el Distrito 74, que abarca 11 condados.

“Quiero saber si hay algún otro elector que tendrá que conducir ocho horas para reunirse cara a cara con su representante si el mapa sigue así”, preguntó respecto a la inclusión de habitantes de El Paso en el distrito con sede en Eagle Pass.

Hunter dijo que no podía responder eso.

Según el mapa enmendado que la Cámara aprobó el miércoles, 56 mil 66 residentes del condado de El Paso comprenderían el Distrito 74 de la Cámara, el 28 por ciento de la población total de ese distrito, según cifras del Consejo Legislativo de Texas.

Fort Bliss, aun fuera del distrito federal

Aunque los demócratas de Texas mantuvieron con éxito Fort Bliss bajo un representante estatal con sede en El Paso, no han tenido éxito, hasta ahora, en conservarlo dentro de un escaño del Congreso con sede en El Paso.

Según el plan de redistribución de distritos del Congreso que el Senado de Texas aprobó el 8 de octubre, Fort Bliss y el Aeropuerto Internacional de El Paso pasarían a formar parte del Distrito 23 del Congreso, actualmente representado por Tony Gonzales, republicano por San Antonio.

“Los miembros de Fort Bliss van a cambiar a un representante que vive a cinco millas del aeropuerto y a cinco millas de Fort Bliss por un miembro del Congreso que vive a 550 millas de distancia”, dijo el senador estatal César Blanco, demócrata de El Paso, cuando introdujo una enmienda para mantener la instalación militar en el Distrito 16 del Congreso de la representante demócrata Verónica Escobar.

Fort Bliss ha sido parte del Distrito 16 del Congreso de Texas desde que se creó el distrito de la Cámara de Representantes de Estados Unidos hace más de 100 años.

Fort Bliss emplea a 47 mil personas, incluidos 29 mil miembros en servicio activo, según estimaciones de la Contraloría de Texas para 2019. Es el empleador más grande del condado y uno de cada cinco trabajos de los paseños está asociado con la instalación militar en expansión, dijo Blanco.

Es imperativo que un ciudadano de El Paso represente a Fort Bliss en el Congreso durante el próximo proceso de Realineamiento y Cierre de Bases del Departamento de Defensa, dijo a sus colegas en la Cámara alta. Una reducción de 3 mil en la población de soldados de Fort Bliss daría como resultado una caída del empleo del 16 por ciento y una disminución de la población del 11 por ciento en El Paso, lo que reduciría las ventas locales y los ingresos por impuestos a la propiedad, dijo.

“Cuando están cerrando bases en todo el país, la voz más fuerte (en contra del cierre) es el miembro del Congreso que normalmente vive justo al lado de la base”, dijo.

La senadora estatal Joan Huffman, republicana por Houston, quien preside el Comité de Redistribución de Distritos del Senado y redactó los nuevos límites del Congreso, rechazó la idea de que Gonzales, un veterano de la Marina, no representaría adecuadamente la instalación militar de El Paso.

Pero la inclusión de Fort Bliss, la Base de la Fuerza Aérea Lackland de San Antonio y la Base de la Fuerza Aérea Laughlin cerca de Del Rio en el Distrito 23 rediseñado, preocupa a la delegación legislativa estatal de El Paso y a su congresista.

“Cuando tienes un representante que es responsabilizado por los votantes y esos votantes viven principalmente en San Antonio, cuando hay una competencia por los recursos, ese representante probablemente priorizará esos activos en su área de origen”, dijo Escobar en una entrevista el 13 de octubre. “Es una amenaza real para nuestra capacidad de llevar recursos federales a nuestra comunidad”.

Los habitantes de El Paso comprenderían el 13 por ciento de la población rediseñada del Distrito 23, mientras que los residentes del condado de Bexar constituirían el 45 por ciento, según estimaciones del Consejo Legislativo de Texas.

La oficina de Gonzales no respondió a múltiples solicitudes de comentarios sobre su distrito rediseñado.

Varios mapas rediseñados en espera de aprobación antes del final de la sesión

Un plan de redistribución de distritos que incluye agregar Fort Bliss y sus áreas circundantes al Distrito 23 del Congreso lo haría más fácil de ganar para los republicanos, según un análisis de FiveThirtyEight. Pasaría de una ventaja republicana de 5 puntos porcentuales a una inclinación republicana de 13 puntos según el plan aprobado por el Senado de Texas.

“Realmente no hay razón para hacer esto en El Paso, excepto que la Legislatura (de Texas) controlada por los republicanos está tratando de apuntalar Texas 23”, dijo Escobar.

Gonzales derrotó a la demócrata Gina Ortiz Jones en 2020 con poco más del 50 por ciento de los votos.

El Distrito 23, que actualmente se extiende desde el extremo este del condado de El Paso hasta San Antonio, se encuentra entre los más competitivos del estado, alternando entre republicanos y demócratas. Desde 2015, ha estado en manos de los republicanos, aunque Ortiz Jones perdió por poco el escaño en 2018 por menos de mil votos.

El Comité de Redistribución de Distritos de la Cámara de Representantes de Texas tendría una audiencia sobre el Proyecto de Ley del Senado 6, el mapa del Congreso propuesto más tarde el miércoles. Una vez que pasara el comité, se trasladaría al Pleno de la Cámara para su votación.

Los legisladores de ambas cámaras de la Legislatura estatal tienen hasta el 19 de octubre para aprobar los planes de redistribución de distritos para el Senado de Texas, la Cámara de Representantes y la Cámara de Representantes de Estados Unidos.

El gobernador Greg Abbott ha dicho que convocará una cuarta sesión legislativa especial de 30 días, si es necesario, para finalizar el proceso de redistribución de distritos.

Durante el maratón de debate del martes, varios demócratas indicaron que no importa cómo avance la Legislatura de Texas, habrá litigios en los tribunales federales sobre los nuevos mapas. Eso significa que el problema no se resolverá incluso después de que la Legislatura termine el proceso.

Esta es la primera vez en décadas que los legisladores de Texas pueden volver a dibujar los mapas políticos del estado sin necesidad de aprobación federal. Ese requisito estuvo vigente hasta 2013 para garantizar que el proceso de redistribución de distritos de Texas no violara la Ley Federal de Derecho al Voto, que protege a los votantes de minorías. La Corte Suprema derogó esa disposición de la Ley de Derechos Electorales. 

close
search