PUBLICIDAD

El Paso

¿Quién recibirá a los migrantes?

Activista exige apoyo gubernamental para albergarlos; Fort Bliss no es opción: congresista

De la Redacción/El Diario de El Paso

jueves, 19 mayo 2022 | 06:00

Archivo | Casa Anunciación

PUBLICIDAD

La administración de Biden anunció planes para poner fin a la disposición el 23 de mayo, pero esa acción está ligada a desafíos judiciales.

Pero Rubén García —director de Casa Anunciación— sostiene que el Título 42 es una “historia colateral” del panorama general. Desde un principio no se podía expulsar a personas de determinadas nacionalidades. México generalmente no aceptará expulsiones del Título 42 que no sean mexicanos y personas de Guatemala, Honduras y El Salvador. Otras nacionalidades pueden ser expulsadas a sus países de origen, pero eso es mucho más difícil.

PUBLICIDAD

Ahora, personas de países a los que no pueden ser expulsadas, incluidos algunos haitianos, están llegando en números cada vez mayores, dijo García.

Muchos de ellos terminan en El Paso después de ser liberados de la custodia federal antes de dirigirse a sus familias patrocinadoras en otros lugares del país.

“Están aquí, en nuestra puerta”, dijo García, quien anticipa más lanzamientos en las calles en los próximos días y semanas como refugios para satisfacer la demanda.

Ahora, dice García, sólo está tratando de “alcanzar el equilibrio” y reunir sitios de hospitalidad con números a la par con los lanzamientos antes del levantamiento del Título 42.

“Si se levanta el Título 42, esto es lo que digo: la Ciudad de El Paso y el Condado de El Paso necesitan abrir sitios de hospitalidad por sí mismos. Necesitan encontrar edificios que se puedan usar y la necesidad de encontrar personas que los atiendan”.

García dijo que evitar una crisis requiere un enfoque de tres frentes: organizaciones sin fines de lucro e iglesias, la ciudad y el condado, y el Gobierno federal.

“No podemos seguir dependiendo sólo de los grupos comunitarios”, dijo García. “Lo que necesita es que el Gobierno federal abra la capacidad de hospitalidad. Pero eso por sí solo no exime a la ciudad y al condado de su responsabilidad de hacer lo mismo”.

El destino de miles de migrantes durante su travesía por El Paso está en juego ante la eventual cancelación del Título 42, la previsión federal que permite a Estados Unidos rechazar solicitudes de asilo bajo el argumento de evitar la propagación de la pandemia de Covid-19.

Funcionarios federales han rechazado utilizar los terrenos de Fort Bliss, en tanto que la Ciudad no ha firmado ningún decreto de emergencia ante una situación que empeora cada día.

Luego de que el domingo fueran liberados en pleno Centro de El Paso 119 migrantes que solicitan asilo político en el país, García reiteró el miércoles la urgencia de que autoridades locales, federales y estatales abran refugios para que los extranjeros duerman en su travesía por esta frontera.

De lo contrario, expresó, la capacidad de organizaciones no lucrativas, como la que él fundó y dirige, se verá rebasada.

“Trabajamos muy duro para tener espacios disponibles para darles cabida”, dijo García en conferencia de prensa. “La verdad es que cada vez es más difícil reclutar voluntarios para operar estos sitios de hospedaje”.

La situación se complica para los migrantes, toda vez que uno de los espacios más amplios para establecer un campamento temporal, la base militar de Fort Bliss, no está disponible, según indicó el miércoles la congresista Verónica Escobar en conferencia de prensa.

“Le dejamos saber a la Ciudad este fin de semana que Fort Bliss no es una opción. Cuando el país albergaba afganos, lo manejaban los militares y simplemente no están disponibles ahora ni tampoco es el sitio”, dijo la representante demócrata por El Paso en conferencia de prensa.

“Fort Bliss no está disponible ni es una opción, y la jefa de la Patrulla Fronteriza, Gloria Chávez, se lo dijo a la Ciudad”, agregó.

Escobar dijo que el Gobierno federal podría reembolsar fondos gastados en migrantes a organizaciones no lucrativas, como Anunciación, y a gobiernos locales y estatales.

Para García la situación no es tan simple, toda vez que falta personal en sus instalaciones, razón por la cual pide que el Gobierno municipal se haga cargo de manejar la Casa del Refugiado, que albergaba a 380 migrantes el martes.

La semana pasada, 2 mil 700 migrantes fueron liberados y enviados a la red de albergues de Casa Anunciación, dijo García. El domingo 119 fueron llevados a la calles por personal del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) porque simplemente no había espacio en sus refugios para ellos.

Fue la primera vez, desde la crisis migratoria de 2019, en que se dejaron a su suerte a decenas de migrantes, quienes tuvieron que encontrar transporte foráneo, en autobús y en avión, para reencontrarse con su familia en Estados Unidos.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search