El Paso

¿Qué sabemos sobre los hoteles de retención familiar de ICE?

Albergan a cientos en secrecía

René Kladzyk / El Paso Matters

domingo, 05 septiembre 2021 | 06:00

El Paso Matters | Un miembro del personal de las instalaciones de Endeavors en El Paso

Justo al lado de la salida de la I-10 para Airway Boulevard, entre un Starbucks y un Hampton Inn and Suites, se encuentra una de las instalaciones de detención más nuevas del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de El Paso.

Hasta hace un par de meses, era el Best Western Plus El Paso Airport Hotel & Conference Center, que figura como “temporalmente cerrado” en Google Maps. Ahora, personas que visten camisetas de “Servicios de emergencia” salen periódicamente de la parte trasera del hotel, arrojando bolsas de basura en un contenedor desbordado. Los guardias de seguridad caminan por el área hablando discretamente por walkie-talkies.

De lo contrario, hay poco que indique que el edificio se esté utilizando para los detenidos de ICE.

“Cuando puse la dirección en mi GPS, estaba un poco, no sé si la palabra sea sorprendida o desconcertada: ¡Oh!, paso por este lugar todo el tiempo”, dijo Mariana Sarmiento Riaño, asistente ejecutiva del Centro de Educación y Servicios Legales para Refugiados e Inmigrantes (RAICES). Visitó dos hoteles de El Paso la semana pasada que se utilizan para detener a familias migrantes, incluido el antiguo Best Western. “Pasas conduciendo y nunca pensarías que algo está sucediendo allí”, dijo.

Los hoteles ahora son administrados por Endeavors, una empresa con sede en San Antonio que ganó un contrato sin licitación por valor de 87 millones de dólares para administrar “Centros de emergencia para familias migrantes”.

Endeavors comenzó a administrar la detención de migrantes en seis hoteles en Texas y Arizona (incluidos los dos en El Paso) en abril, dijo Benjamín Miranda, director de impacto operativo y alcance de la compañía. Una hoja informativa de Endeavors indica que el Departamento de Seguridad Nacional le otorgó el contrato para ayudar a hacer frente a un mayor número de familias migrantes que llegaban a la frontera Sur de los Estados Unidos a principios de 2021.

Miranda se negó a responder preguntas específicas sobre el número total de migrantes actualmente retenidos en las instalaciones de El Paso, pero dijo que “en promedio, cada sitio de preparación puede acomodar hasta 200 miembros individuales de la familia”.

Sarmiento Riaño fue informada la semana pasada que había 142 migrantes retenidos en la antigua ubicación de Best Western y en la antigua ubicación del Comfort Suites. También se le informó sobre los casos actuales de Covid-19 en uno de los sitios, cifras que contradicen los reportados por ICE.

Según el sitio web de ICE, había 59 migrantes con Covid-19 dentro del antiguo hotel Best Western al 24 de agosto y ningún caso en un hotel Comfort Suites de El Paso.

Pero Sarmiento Riaño dijo que los funcionarios en el sitio le dijeron que había 64 casos positivos de coronavirus allí al 19 de agosto: 27 entre menores y 37 entre adultos. En el sitio web de ICE, el recuento actual de casos en el Comfort Suites nunca cambió de cero desde la fecha de la visita de Sarmiento Riaño hasta el 24 de agosto, aunque el recuento acumulativo de casos aumentó en 20.

La portavoz de ICE, Leticia Zamarripa, dijo que “los números publicados en el sitio web no se publican en tiempo real”. ICE no respondió a una pregunta sobre si los hoteles se están utilizando específicamente para poner en cuarentena a familias con el virus a medida que aumenta el número de casos.

Sarmiento Riaño describió la apariencia del interior de los hoteles como “intacta” y “muy tranquila”. Durante sus visitas, no vio ni escuchó a un solo migrante y dijo que sólo le mostraron una sala de exhibición de cómo son las habitaciones.

“Pregunté dónde estaban todos y me dijeron que les gusta quedarse en sus habitaciones”, dijo. Se alejó de las visitas al sitio sin estar segura de cómo funcionan realmente las cosas allí. “De lo que me mostraron, lo entendí, no sé cuánto no me mostraron”, dijo Sarmiento Riaño.

Javier Hidalgo, director interino de servicios de detención familiar de RAICES, también visitó un hotel Endeavors la semana pasada en Pearsall, Texas. Dijo que el manto de misterio que rodea a estos sitios no es un accidente.

“Cuando funciona según lo previsto, básicamente puedes mover a las personas a través de esos sitios sin ser vistas, y cómo se está violando el debido proceso de estas familias”, dijo, y especificó que no hay espacio ni sistema para facilitar las visitas legales confidenciales en los hoteles. “Es más fácil ocultar muchas de esas violaciones en los hoteles Endeavors, con el auspicio de hacer que parezca una alternativa brillante más cómoda a las prisiones de ICE”.

Miranda dijo que recibir visitas de organizaciones no gubernamentales como RAICES es parte de los esfuerzos continuos de Endeavors para promover la transparencia.

“Los centros de emergencia ofrecen un procesamiento migratorio humano y holístico para familias e individuos vulnerables en un entorno protector de Covid”, dijo.

ICE no respondió a las preguntas sobre las acusaciones de que la agencia no está siendo transparente sobre las operaciones en los hoteles de Endeavors.

Contrato de detención de hotel contencioso de Endeavors

El contrato de Endeavors se enfrentó de inmediato a un escrutinio tras su anuncio, debido a un posible conflicto de intereses por parte de Andrew Lorenzen-Strait, un ex funcionario de ICE y funcionario de la administración de Biden que negoció el contrato mientras trabajaba en calidad de asesor de la compañía.

La senadora estadounidense Marsha Blackburn, republicana por Tennessee, escribió al secretario Alejandro Mayorkas, del Departamento de Seguridad Nacional, y a Tae Johnson, director interino de ICE, con inquietudes sobre el contrato de Endeavors, y en abril, dos comités de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, enviaron una carta que planteaba los mismos problemas. En mayo, la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional anunció que iniciaría una investigación sobre el contrato de Endeavors.

“La Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional tiene razón al iniciar una investigación sobre el contrato sospechoso sin licitación otorgado por la administración de Biden a Endeavors Inc”, dijo el representante estadounidense James Comer, republicano por Kentucky. “Existen serias preocupaciones sobre el proceso de adjudicación, la capacidad de la organización sin fines de lucro para satisfacer las necesidades del contrato y el vínculo con el equipo de transición de Biden y Harris”.

Miranda describió la investigación sobre Endeavors como “una investigación de rutina” y dijo que Lorenzen-Strait es un miembro valioso del equipo de la empresa.

“Endeavors está comprometido con la transparencia y apoyará plenamente cualquier solicitud de información del Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos”, dijo.

ICE no respondió a una solicitud de comentarios sobre las preocupaciones planteadas por Blackburn y otros legisladores, y la investigación del DHS OIG. En cambio, un funcionario local de ICE refirió a El Paso Matters a la oficina nacional de ICE, quien luego refirió a El Paso Matters al funcionario local.

Hidalgo dijo que otras organizaciones no gubernamentales estarían mejor equipadas para trabajar con familias migrantes que Endeavors.

“La comunidad ONG quedó muy sorprendida por estos contratos sin licitación que se otorgaron a ex miembros del ICE para establecer estas extensiones en la detención de familias”, dijo.

Más de 100 ONG firmaron una carta conjunta a Mayorkas y Johnson para expresar sus preocupaciones sobre la implementación del contrato de Endeavors para la detención en hoteles y las preocupaciones por la falta de transparencia en torno al contrato en sí.

“Hacemos un llamado a la administración de Biden y Harris para que se involucre de inmediato en una mayor transparencia con respecto a los programas de gestión y procesamiento de la frontera, y que recurra a las ONG locales de confianza que estén listas para ayudar a apoyar a los liberados de la frontera en lugar de alojarlos en hoteles”, decía la carta.

Blackburn y las 100 ONG solicitaron el texto completo del contrato en sí, que aún no se ha compartido con el público. ICE no respondió a la pregunta de si proporcionaron el contrato a Blackburn y las ONG a raíz de sus solicitudes.

“No puedo enfatizar lo suficiente que ninguna de estas formas de detención debería existir”, dijo Hidalgo. “Y hay alternativas que pueden haber y que no se ven tan diferentes, puede tener centros de bienvenida administrados por ONG que tienen una gran cantidad de servicios sociales, servicios de salud mental y que funcionan para llevar a las familias a donde necesitan ir”.

Diferencias entre la detención en un hotel y la detención en “una prisión”

Aunque existen numerosas diferencias entre la detención en un hotel y un centro de detención, Hidalgo dijo que uno no es mejor que el otro.

“No hay ventajas, sólo diferentes desventajas”, comentó Hidalgo, quien también ha visitado centros de detención familiares más grandes como el Centro Residencial Familiar del Condado de Karnes, cerca de San Antonio y el Centro Residencial Familiar del Sur de Texas, en Dilley, Texas.

“Si lo pones en un espectro, tienes los dos centros de detención de ICE, que son como un entorno de prisión. Vas de un ambiente de cárcel a un campo de concentración a una cómoda habitación de hotel de la que no puedes salir”, dijo.

Hidalgo mencionó que la detención en un hotel incluye condiciones para dormir más cómodas, las unidades familiares enteras pueden permanecer juntas, los migrantes pueden llevar consigo sus pertenencias personales y un mayor acceso a algunos suministros como productos de higiene y productos para bebés.

Pero dijo que las desventajas importantes de la detención en un hotel incluyen un acceso deficiente a los servicios legales, la falta de acceso a la recreación al aire libre, los servicios médicos mínimos en el lugar y la supervisión o los recursos limitados si algo sale mal.

“Está claro que no contemplan que las personas que están detenidas en estos lugares se reúnan con los abogados en un espacio confidencial, que es algo que se prevé en los otros lugares de detención de ICE”, dijo.

Miranda informó que Endeavors proporciona a los migrantes un buen acceso a los abogados. “Endeavors ofrece una lista de servicios legales disponibles para las familias y tienen la disponibilidad para hacer llamadas telefónicas desde sus habitaciones”, dijo.

También mencionó que los migrantes tienen la posibilidad de salir de sus habitaciones, aunque a Sarmiento Riaño le dijeron durante su visita que sólo podían salir con una escolta.

Hidalgo dijo que el problema de la supervisión mínima en las instalaciones del hotel se ve agravado por el escaso acceso a los servicios legales.

“Entonces, cualquier malversación, cualquier irregularidad por parte de los empleados de Endeavors, incluso sólo errores y malentendidos, es mucho más difícil de rastrear, controlar y corregir”, dijo. “Especialmente si no tienes acceso a un abogado, si no tienes acceso a proveedores de servicios legales”.

La cantidad de tiempo que las familias permanecen en hoteles en comparación con las instalaciones de detención de ICE también es una diferencia clave.

“Parece que la duración promedio de la estadía en estos hoteles es bastante corta, aproximadamente cuatro días”, dijo Peter Schey, presidente de la Centro de Derechos Humanos y Derecho Constitucional, y abogado principal en el histórico caso Flores. La decisión de la Corte Suprema en el caso Flores contra Reno resultó en el establecimiento de estándares para la detención de niños migrantes bajo custodia de Estados Unidos, conocido como el acuerdo de Flores.

Se requiere que el ICE presente información sobre la detención de migrantes a Schey y su co-abogado, y están encargados de supervisar si el gobierno federal cumple con los estándares del acuerdo Flores.

“Las condiciones en los hoteles claramente no cumplen con los estándares incluidos en el acuerdo de Flores”, dijo Schey, y especificó que los hoteles Endeavors no tienen licencia de ningún condado o estado para el cuidado de niños dependientes y carecen de recreación al aire libre, ambas violaciones de las normas.

Miranda dijo que no existe un requisito para que los hoteles Endeavors tengan licencia porque atienden a familias, aunque Schey dijo que los estándares del acuerdo de Flores se aplican tanto a menores acompañados como no acompañados.

“Las restricciones de Covid-19, la seguridad para las familias y la ubicación de los centros de estadificación familiar de emergencia hacen que sea difícil proporcionar espacios de recreación al aire libre para las familias”, comentó Miranda.

Pero Schey expresó su renuencia a ejercer presión adicional sobre la administración sobre las condiciones en los hoteles Endeavors mientras haya violaciones más atroces en los sitios de admisión de emergencia para niños menores no acompañados, como el de Fort Bliss.

Schey y sus colegas demandaron a la administración de Biden en agosto por condiciones deficientes en los sitios de admisión de emergencia por violar el acuerdo de Flores.

“Si ejercemos demasiada presión, y estamos causando una gran presión, la administración podría simplemente responder diciendo 'Está bien, intentamos hacer lo correcto, pero vamos a modificar nuestra política, y solo vamos admitir familias con niños de 3 años o menos”, dijo Schey.

close
search